EL PAIS › OPINION

El valor de la política

 Por Carlos “Chacho” Alvarez

La opinión de la mayoría de la sociedad argentina es unánime respecto de la valoración de la figura de Raúl Alfonsín.

Hay cuatro presupuestos básicos en su ideario, con los cuales coincido a pesar de haber tenido en la historia política contemporánea grandes diferencias con él. En primer lugar, la primacía y centralidad de la política como actividad para regular a los poderes y como la única garantía de construir el bien común. En segundo término, el tema de la democracia, por eso se dice de él que fue un gran demócrata, no sólo como régimen político, sino más bien vinculado a un modelo de sociedad. Tercero, la justicia social y la equidad. Y cuarto, la inserción de Argentina vinculada a los países de la región.

El ideario de Alfonsín puede resumirse en esos cuatro presupuestos, con los que uno puede coincidir o no, más allá de que no pudieron ser materializados en su gobierno, o sólo parcialmente. Para Alfonsín era fundamental fortalecer el poder político, ante las acechanzas de los militares e incluso del poder económico. Aunque en la acción no fue eficaz y terminó mal, esas son cuestiones que están vigentes y siguen gravitando para la vida de los argentinos.

Tomando como promedio la historia reciente, y puesta en contexto, nosotros como dirigencia política, para analizar a un dirigente político y hacer balance final, el saldo es lo que vemos: una reivindicación importante de la figura de Alfonsín, la gente lo veía como un hombre de la democracia, del diálogo, dispuesto a aceptar las verdades del otro, a disentir y a concertar. La gente valora eso, y que era austero y decente en su vida personal, que no tuvo excesos, sólo era apasionado por la política.

Reconocer a Alfonsín es reconocer el valor de la política, cuando muchas veces se toma una actitud peyorativa de la política. Si se hace un promedio, el balance da positivo. ¿Sus errores? ¿Quién no se equivoca? Habiendo participado en forma activa, su balance da positivo. Desde el llano se puede cuestionar todo, pero para quienes tuvieron niveles de responsabilidad es diferente. Hay que mirar los aciertos y los fallos antes de juzgar, ésa es la lógica de la democracia.

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
 
EL PAIS
 indice
  • LOS DIRIGENTES MAS IMPORTANTES DE LA POLITICA ARGENTINA Y MILES DE SIMPATIZANTES PASARON POR EL CONGRESO
    El día que desfilaron veinticinco años de historia
    Por Miguel Jorquera
  • MACRI NOMBRO UN CUERPO DE INVESTIGACIONES PARA ESCRUTAR LA CIUDAD
    Todo ordenado y limpito
    Por Gustavo Veiga
  • FUERON DETENIDOS AGENTES QUE ACTUARON COMO INTERROGADORES DEL PRIMER CUERPO DE EJERCITO
    Dos represores más tras las rejas
    Por Diego Martínez
  • Fogelman en la cárcel

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared