EL PAIS › OPINION

Una nueva provocación

 Por Francisco “Tito” Nenna *

El gobierno de Mauricio Macri designó el último 18 de diciembre a la señora Nelly Arrieta de Blaquier como embajadora cultural de la ciudad. Dueña de la empresa Ledesma, la mujer se convirtió de ese modo en la primera persona honrada con ese nombramiento para la historia local.

Arrieta de Blaquier es titular de una firma que no solamente apoyó el genocidio durante la última dictadura militar, sino que fue partícipe prestando sus instalaciones, entregando listas negras y sustentando económicamente el terrorismo de Estado. Tanto es así que la ciudad de General Libertador San Martín, donde la fábrica se encuentra emplazada, pasó a ser tristemente conocida por los hechos ocurridos en la madrugada del 28 de julio de 1976 y recordados bajo el nombre de “La Noche del Apagón”.

En esa ocasión, las fuerzas de seguridad cortaron la luz, secuestraron a 400 trabajadores usando camionetas del ingenio y llevaron a muchos de ellos a un predio de la empresa. La mayoría sufrió graves secuelas por las torturas, pero 38 compañeros se encuentran, hasta el día de hoy, detenidosdesaparecidos.

A partir de entonces, fue otra mujer la que se puso al hombro la historia y dio un ejemplo de resistencia y coraje. Su nombre es Olga Aredez y fue esposa del militante Luis Aredez, médico de la empresa, criticado por los directivos a raíz de la comprometida atención que brindaba a los obreros y también desaparecido.

En soledad al principio y en compañía de cientos después, Olga apeló a las míticas rondas en la plaza de su pueblo todos los jueves para buscar justicia, pero falleció –a causa de un cáncer atribuido a los efectos del bagazo de la caña de azúcar– sin que se esclareciera el crimen de su marido. Mas su testimonio y su lucha siguen vivos porque, desde hace más de 20 años, cada 28 de julio se realiza la Marcha del Apagón, manifestación que parte de Calilegua y culmina en Ledesma para no olvidar las fatídicas jornadas en que una empresa ordenaba los secuestros y los militares los ejecutaban.

Obliga esta distinción que realizó el gobierno porteño a reflexionar sobre los valores que puede transmitir hacia el mundo una embajadora que encabeza una fábrica bañada en sangre. En consecuencia, resulta evidente que la designación de Arrieta de Blaquier redunda en una nueva provocación, que se suma a la de Fino Palacios en la policía y Abel Posse en Educación.

Entre tanto, el hijo del doctor desaparecido, Ricardo, es actualmente querellante en la causa que tramita en el Juzgado Nº 2 de Jujuy e investiga la desaparición de su padre. En ese marco, pidió la citación a indagatoria de los directivos de Ledesma. Tal vez asistamos en 2010 a los reiterados papelones de Mauricio Macri, compungiéndose en cámara, ratificando a un funcionario involucrado directa o indirectamente con el terrorismo de Estado o culpando al colectivo social de la intolerancia para con los que piensan diferente y desprecian la democracia.

* Legislador de Encuentro Popular para la Victoria y secretario adjunto de Ctera.

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
  • Una nueva provocación
    Por Francisco “Tito” Nenna *
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared