EL PAíS

La CGT removió a sus directores y Gaviola ya va por los gerentes

 Por Diego Schurman

El Gobierno comenzará a barrer hoy mismo a la línea gerencial del PAMI, desde donde se manejan los contratos y los fondos de la principal obra social del país. La medida se decidió tras confirmarse el desplazamiento de los dos influyentes directores barrrionuevistas, quienes venían ofreciendo resistencia a los cambios de fondo.
Las primeras cabezas que rodarán serán la de Gustavo Juliá y Néstor Sciam, ambos de estrecha relación con Luis Barrionuevo. El primero, familiar del brigadier José Juliá, está al frente de la gerencia económica financiera y hasta ingresar al PAMI tenía un cargo jerárquico en una empresa que facilitaba sus aviones para trasladar al polémico senador a su Catamarca natal. Un dato más: quien precedió a Juliá en el instituto hoy ocupa su puesto en esa empresa de aeronaves. Lo que en el ajedrez se llama enroque.
El caso de Sciam es igualmente grotesco. Hasta el día anterior a tomar los hilos del área de prestaciones médicas del PAMI encabezaba Abril, una de las principales prestadoras de la obra social de los jubilados.
Si bien la avanzada comenzará por estos dos hombres, es prácticamente un hecho que también contemplará a los otros seis gerentes. ¿Qué cambió para que el Gobierno pudiera hacer lo que hasta ahora le resultaba imposible? Básicamente un acuerdo con la CGT oficial, que desembocó ayer en el desplazamiento de sus dos representantes, los influyentes barrionuevistas Domingo Petrecca y Reynaldo Hermoso.
Así se allanó el camino para que el resto del directorio (siete representantes de los jubilados y dos del Estado) se subordinara sin miramientos al poder central. De hecho, ayer mismo el presidente del PAMI y, a la vez, uno de los delegados estatales, Juan González Gaviola, consiguió facultades extraordinarias del resto de los directores para efectuar las reformas de fondo que tanto anhelaba el Gobierno, entre las que se incluyen la remoción de toda la línea gerencial y la revisión de los contratos prestacionales que se hicieron sin licitación.
González Gaviola confirmó también lo que había anunciado la semana pasada: el tope de 3 mil pesos para los sueldos, lo que implicaría para los directores una reducción salarial de más del 50 por ciento. Dentro de ese paquete de medidas de austeridad, también se estableció que por cada director no debía haber más de dos asesores.
Se fijaron, además, prioridades en una serie de prestaciones, relacionadas con la provisión de medicamentos complementarios para el tratamiento de VIH y también de medicamentos oncológicos. Y se decidió confeccionar un reglamento de compras y acordar un procedimiento administrativo, algo que hoy no existe.
Semejantes modificaciones diluyeron la posibilidad de una intervención del PAMI, facultad que el Congreso terminó de otorgar ayer a Néstor Kirchner. El Presidente igualmente contará con esa daga en la mano para imponer los cambios que crea necesarios en caso de que se le presenten nuevas resistencias.
Con el gesto de la CGT de desplazar a sus directores, parece haber desaparecido el principal frente de tormenta para el Gobierno en el PAMI.
“Tenemos garantizada la gobernabilidad, y con eso sólo ya podemos trabajar”, aseguró a Página/12 una fuente oficial. Pero el conflicto ahora se trasladó hacia el seno de la central sindical, que terminó partida en dos grandes frentes.
Un grupo se alineó con los “gordos” Armando Cavalieri y Carlos West Ocampo. El otro sector, con Barrionuevo. Este último tuvo ayer su propio mitin en la sede del gremio gastronómico de Avenida de Mayo para delinear los pasos a seguir. Y hasta se dieron el lujo de ratificar por las suyas a Hermoso y Petrecca.
No es casual. Ambos son barrionuevistas de pura cepa. Hermoso siempre reconoció la vinculación con el polémico senador. Petrecca no. Pero sus antecedentes dicen lo que él calla: es cliente de Mordacci y Asociados, unestudio de abogados barrionuevista por excelencia. Además, ambos sindicalistas comparten un paquete de iniciativas en el instituto por las que han sido procesados, según reveló el martes un informe de la Oficina Anticorrupción.
Barrionuevo no se resignaba anoche a digerir la derrota. Y en vez de andar confrontando con los funcionarios oficiales, prefirió disparar contra Cavalieri, a quien habría calificado de “traidor”. La imputación, de la que también se hizo cargo Angel García, del gremio de seguridad, no hacía otra referencia que a las negociaciones del dirigente mercantil con el ministro de Salud, Ginés González García, con quien acordó los relevamientos de Hermoso y Petrecca.
Cavalieri fue uno de los que apareció ayer en los medios asegurando que si hay que “transparentar” el PAMI, la CGT no pondrá obstáculos y removerá a los dos dirigentes barrionuevistas. No hizo falta traductor para inferir que, con esas palabras, no hacía otra cosa que asociar a Hermoso y Petrecca con manejos “oscuros”.
Mucho más prudente resultó el comunicado difundido anoche por el secretariado de la CGT, donde se anunció el “revocamiento de los mandatos” de sus representantes en el PAMI ante la “situación planteada, que es de pública notoriedad”. Tal como se preveía, no hay en el texto confeccionado en el gremio de Sanidad de Carlos West Ocampo ni un atisbo de cuestionamiento a los barrionuevistas.
Estos dos ahora ex representantes de la CGT en el directorio del PAMI deberán ser reemplazados por otra pareja. La espinosa decisión se tomará la próxima semana. Y todo indica que en esa reunión, ya no del secretariado sino del consejo directivo, se reeditará la pugna entre Barrionuevo y Cavalieri.
Barrionuevo no es, de todos modos, el único que lleva las de perder. Lo mismo sucede con la CGT rebelde de Hugo Moyano, a quien Kirchner le había prometido una de las dos plazas sindicales en el PAMI. Todo indica que de no mediar una intervención o un acuerdo de cúpulas entre las dos CGT, el camionero no podrá poner un hombre propio en la dirección de la obra social.

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.