EL PAíS › EL PARTICULAR NEGOCIO DE LA CARNE EN SANTIAGO DEL ESTERO

La conexión de Llugdar con Musa Azar

 Por Alejandra Dandan

Meses atrás, el jefe del D-6 de Investigaciones entró a la casa de Patricio Llugdar para hacerle una pregunta: “Si hacía trabajar a mujeres, si andaba en la droga”. El dato está en el expediente. Para entonces, Leyla Bshier Nazar llevaba días desaparecida, pero su cuerpo aún no había sido encontrado. Desde ese momento, la policía conocía las actividades de Llugdar. También las conocía cuando lo procesaron por el doble crimen, pero hasta ahora nadie sondeó en esa trama. Ni en la droga ni en la prostitución. ¿Y qué mas? Las carnicerías. Su familia integra el pool de carniceros de Santiago; junto a ella lo hace su abogado, candidato a diputado nacional por el menemismo en las últimas elecciones. Su abogado fue quien presentó a un testigo de identidad reservada que plantó una nueva hipótesis en la investigación. Esa línea desviaba el eje sobre Llugdar y las fiestas del poder durante este tiempo. Esa coartada ahora se descubrió y con el nombre de Llugdar aparecen líneas de investigación sobre las drogas, las prostitución y los negocios de la policía, en los que tendría fuerte presencia el ¿ex? todopoderoso secretario de Informaciones, Musa Azar.
La historia del encubrimiento de Llugdar comenzó a hacerse más clara ahora, pero los rastros aparecen en las primeras fojas del caso. Llugdar había estado con Leyla tres días antes de su desaparición, en una fiesta con un grupo de amigos. En el encuentro quedaron en verse y lo hicieron la noche de la desaparición. Ese testimonio levantó las primeras sospechas contra él y disparó las indagatorias en su casa. El comisario Luis Cejas, jefe del D-6, lo visitó –según el expediente– antes del 6 de febrero, cuando aparecieron los cuerpos. En esa visita le preguntó por Leyla y dio por sentado el resto: su vinculación con las drogas y la prostitución, una actividad de la que, por las preguntas, los policías estaban al tanto.
Ahora bien, con el supuesto asesino en sus manos, la investigación profundizó la conexión entre droga, prostitución, Llugdar y Leyla. Se encaminó hacia otro lado. El juez Mario Castillo Solá lo procesó con una hipótesis falsa: el sida. Usó una serie de testimonios lanzados por un rumor según el cual Llugdar mató a Leyla después de mantener una relación con ella y enterarse de que era seropositiva. El dato fue incorporado a la causa por los padres de Llugdar y hoy no tiene peso por falta de pruebas.
Sin embargo, Castillo Solá cerró el caso con ese argumento, apurado por las presiones del Tribunal Superior de Justicia, según pudo saber este diario. Para entonces, el Tribunal exigía un cierre para desactivar las protestas sociales que comenzaban en la calle.
Ese camino, como el de ahora, conducía a Llugdar pero eliminaba el sondeo sobre las actividades ilegales protegidas por la policía de Musa Azar y quitaba las fiestas y las relaciones con los hijos del poder, el rumor de la calle.
Bien o mal, lo cierto es que Llugdar fue procesado e inmediatamente y sin explicaciones cayó Musa Azar, mientras sus abogados presentaron a un nuevo testigo de identidad reservada suficientemente capaz de desbaratar todo los indicios sobre él. El relato fue alimentado por otros testigos, entre ellos Néstor Diganchi, a punto ahora de quedar detenido por falso testimonio y uno de los que busca asilo en el juzgado para retractarse. Diganchi se convirtió en la primera prueba del encubrimiento sobre Llugdar. Es parte de las familias carniceras de Santiago, primo de los socios del Francisco Cavallotti –abogado de Llugdar– en los negocios de la carne, dueño de la poderosa cadena Centauro de la Carne y ligado al poder político. Musa Azar tiene las mismas características: se lo vincula con la familia carnicera, pero no con la faena legal sino con el abigeato. Cuatro policías de la Secretaría de Informaciones están detenidos en este momento por homicidio y robo calificado en grado de tentativa de ganado en la causa Elio Seggiaro. Para los robos usaban una camioneta de la Secretaría y pagaban el combustible con boletas del organismo. Parte del expediente del caso está en manos de este diario.

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
  • La conexión de Llugdar con Musa Azar
    Por Alejandra Dandan
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.