EL PAIS › LA CONSIGNA SE CONFORMA COMO UN COLECTIVO NACIONAL

NiUnaMenos se convirtió en red

 Por Florencia Minici

NiUnaMenos la consigna, a la vez que el nombre con que da en llamarse el Colectivo; a la vez rumor agenciado en decenas de miles de voces de mujeres y travas que en su par de años volvió a hacerse presente en el Encuentro Nacional de Mujeres. Rosario es la ciudad. Misma ciudad y bien distinta a aquella en la que, en 2003, un puñado de convencidas de que el Aborto Legal es una de las grandes deudas de la democracia, lanzó un taller que dos años después se convertiría en la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto; en otro Encuentro, en otro punto de inflexión de nuestra historia reciente, cuando nuevas imaginaciones políticas estaban a punto de trastornar el suelo de lo posible en la siguiente década.

Como si las casualidades existieran, la escena con que comenzó a cobrar forma desde ahora la Red Federal NiUnaMenos, a cobrar temporalidad política propia, este nuevo cuerpo de cuerpos; organización a la vez que conspiración intelectual y de periodistas, feminismo popular ya sin dudas en la inflexión radical de una nueva oleada en la historia del movimiento de mujeres de la Argentina: es la escena prestada por el Salón de Anatomía Patológica de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional de Rosario. Esto debe anotarse. Domingo 8 de Octubre de 2016. En un piso arriba y tras pasaje extrañísimo por una larga galería de cuerpos incompletos, raros, fetos en formol, rostros fragmentados y recuperados como historias de lo que puede la piel, la carne, lo humano. Los cuerpos ahí evidentes y al mismo tiempo la narrativa de una galería anatómica por la que hay que pasar en aquella Facultad de Medicina para llegar al Salón, fueron cuestión de azar, de destino. Pero algo señalan también de la genealogía con que el NiUnaMenos se emparenta y ramifica: si un pensamiento político se produce desde las bases, se produce también desde los cuerpos más evidentes. Continúa un camino a su manera y con sus tiempos, entonces, un actor social y actor de cuerpo que ya es imposible negar. Se pone el cuerpo, se escribe.

Del mismo modo que es ya imposible negarle a ninguna expresión colectiva opositora en estos tiempos demacrados y conservadores, la alarma del cuerpo evidente de Milagro Sala presa política en Jujuy. La Red que empezó a conformarse en este Encuentro deja en claro desde el comienzo este acuerdo fundamental. El otro acuerdo central con que la Red empieza a delinearse es la definición en torno a no permitir que las agendas estatales vigentes, cuya narrativa punitivista destinada al consumo social de la agenda de la inseguridad, sea la apropiadora principal de la disidencia y la colocación del movimiento en el ámbito de los derechos humanos. La inseguridad argentina, ese espectro que puede cobrar la forma de Corrupción o Pibe Chorro y que ascendentemente la sociedad argentina consume y traduce en consenso respecto al experimento de la suspensión de derechos democráticos fundamentales en el territorio de la provincia de Jujuy, no será el ámbito en el que esta Red se ubique ni mucho menos una transacción posible.

En este Encuentro de Mujeres empieza a cobrar forma la Red Federal y una Red Regional NiUnaMenos, solidaria de las luchas antigolpistas y feministas en el continente, convocada por el Colectivo, también desde las bases de los cuerpos evidentes de Layla, secuestrada dos veces por las redes de trata. De la espiral femicida en Mendoza hace días. Dígase, sin más ejemplos, que si la violencia punitiva de los nuevos tiempos de exaltación al odio social de clase impacta de manera directa en el incremento de la violencia femicida, será preciso hacer evidente lo que ya está ahí. Los cientos de grupos, mesas NiUnaMenos a lo ancho y largo del país, en nombre de las que ya no están ahí, pero son evidentes.

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared