EL PAíS › SATISFACCION EN EL GOBIERNO POR LA DECISION

“Es el turno de las empresas”

 Por Diego Schurman

“Era imperioso este paso para que los presidentes pudieran sentarse a conversar. Lo estábamos esperando. Claro que ahora es el turno de las empresas.” Sin mostrar una alegría desmedida pero ciertamente satisfecho por la decisión de los asambleístas de levantar los cortes en Entre Ríos, el jefe de Gabinete, Alberto Fernández, salió anoche a celebrar lo que consideró “un momento de inflexión” en las negociaciones con Uruguay.

Como la mayoría de los entrerrianos, el gobierno nacional tenía expectativas sobre la posibilidad de que se produjera un giro en el conflicto por las papeleras. Fernández mantuvo una conversación con Pedro Guastavino para tener un panorama de la situación. El vicegobernador es un habitual interlocutor del jefe de Gabinete. El mensaje fue alentador pero aún faltaban varias horas para el desenlace.

Durante el fin de semana, Fernández también había mantenido contactos con Jorge Busti. El gobernador le dio su punto de vista sobre la actitud que, a su entender, adoptaría la asamblea. Esta vez no falló. En la Casa Rosada había un reclamo implícito para que Busti incidiera en la voluntad de los vecinos de Gualeguaychú y Colón.

Néstor Kirchner y Tabaré Vázquez habían alcanzado en Santiago de Chile un entendimiento que, según contaron los propios mandatarios argentino y uruguayo, prevé como próximo paso una cumbre en Colonia y otra en Mar del Plata para encontrar una solución diplomática.

En rigor, el discurso de los presidentes dio a suponer que esas instancias negociadoras sólo podrían hacerse efectivas en tanto que, simultáneamente, se levantaran los piquetes en la ruta de acceso a la ciudad uruguaya de Fray Bentos y se suspendiera la construcción de la papelera española ENCE y la finlandesa Botnia.

Intentando desactivar el intríngulis del huevo o la gallina, días después Vázquez manifestó que la construcción de las fábricas de celulosa sólo se detendría en la medida en que se desactiven los cortes y no al revés. Es decir: estableció el orden en el que se debía resolver el conflicto.

Alberto Fernández habló en las últimas horas con el secretario general de la Presidencia de Uruguay, Gonzalo Fernández. Se llevó la certeza de que si la Argentina ponía fin a la protesta sobre la ruta las empresas garantizarían la paralización de sus obras por 90 días.

A partir de hoy, a las 14, habrá una señal concreta, ya que los vecinos de Entre Ríos levantarán los cortes que se iniciaron el 3 de febrero y se quedarán apostados al costado de la ruta 136. Claro que los asambleístas prometieron estar atentos y mantener sus reuniones periódicas para ver si las empresas, primero, y los gobiernos, después, cumplen con sus promesas.

Compartir: 

Twitter
 

Un momento durante la votación en Gualeguaychú.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.