EL PAíS › REPSOL VENDERIA EN EL MERCADO UNA PARTE DE YPF

Un poco de aire por el efecto Evo

 Por Raúl Dellatorre

El titular de Repsol YPF admitió ayer que podría llegar a ofrecerse en el mercado bursátil entre el 15 y 20 por ciento del capital de su filial YPF Sociedad Anónima. “Sería bueno, siempre que el mercado esté en condiciones óptimas y la operación le dé valor a la compañía y a sus accionistas”, explicó Antonio Brufau durante una teleconferencia con analistas de mercado, ayer desde Madrid. El directivo catalán respondió además a los dichos del presidente de Bolivia, Evo Morales, quien desde Viena desestimó la posibilidad de indemnizar a las petroleras por la nacionalización de los hidrocarburos en su país. “Espero que alcancemos un buen acuerdo, si no iremos a los tribunales”, fue la respuesta de Brufau.

El motivo de la teleconferencia era dar a conocer los resultados de Repsol YPF a nivel mundial del primer trimestre, que arrojaron utilidades por 862 millones de euros, 8,2 por ciento superiores a las del mismo período del año pasado. Los números de la empresa se vieron fuertemente favorecidos por los elevados precios del petróleo, compensados parcialmente por el descenso en los márgenes de la refinación. La dirección de la petrolera hispano-argentina se ocupó de subrayar la notable mejora en los beneficios operativos en Exploración y producción (alcanzaron a 916 millones de euros), 44,6 por ciento superiores a los de 2005, de forma tal que quedara en un segundo plano la disminución del 2,6 por ciento en la producción total de hidrocarburos (petróleo y gas), apenas superior al 1,1 millón de barriles diarios.

Pese a los buenos resultados, Repsol YPF se ve acosada por comentarios bursátiles que le auguran un futuro entre sombras si no logra librarse de “la elevada dependencia de Latinoamérica”, de acuerdo con la estrecha versión de los analistas. Si la nacionalización de los hidrocarburos en Bolivia afectó las perspectivas de negocios de la compañía –mucho más que a otras petroleras que operan en ese país–, las declaraciones de Evo Morales de ayer, justo el día en que la empresa difundía sus resultados, no le cayeron mejor.

“No hay por qué pensar en indemnizar; si expropiáramos bienes o tecnología tendríamos que hacerlo, pero acá no estamos expropiando”, explicó Evo Morales en Viena, Austria, donde participa de la IV Cumbre Unión Europea-América Latina y el Caribe. “Tienen todo el derecho a recuperar sus inversiones y a tener utilidades, pero no ejercerán el derecho de propiedad”, agregó, en referencia a los yacimientos que tenían bajo explotación las petroleras en Bolivia.

Ante la consulta de los analistas sobre estas declaraciones, Brufau dejó abierto el camino de los tribunales como alternativa: una forma de responderles a los accionistas que defenderá sus derechos, mientras la relación con el gobierno de Bolivia intenta resolverse por vía política (ver en página 2).

El anuncio de la eventual operación sobre el capital de YPF SA apunta en el mismo sentido. Los directivos de Repsol aseguran que en ningún caso aceptarían perder el control de la filial argentina, ni propondrían una operación de la cual resulte una disminución de su valor bursátil, hoy calculado en unos 15.500 millones de euros. Para generar confianza, desde las oficinas madrileñas de la compañía se sugiere que lo que se pudiera obtener de la venta de las acciones (entre 2500 y 3000 millones de euros, supuestamente), se destinaría al desarrollo de nuevos proyectos de exploración y producción en diferentes regiones que le permitan diversificar su actual incidencia.

La jugada es claramente defensiva, buscando preservar a la compañía de ataques desde diferentes flancos. Uno es el bursátil, ámbito en el que la acción ya fue castigada en enero, cuando debió revisar a la baja sus reservas mundiales y a fines de abril por la nacionalización en Bolivia. El otro frente es el de un probable ataque de alguna otra petrolera grande, haciendo una oferta hostil por el control de Repsol. No es un escenario tan audaz como parece, y justamente por su debilitamiento bursátil hoy la petrolera aparece con un valor apetecible. Brufau está decidido a mover las piezas y la filial argentina ya se puso en juego.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.