CULTURA / ESPECTáCULOS

Lucho González regresa a Rosario para reencontrarse con sus amigos

Esta noche junto a Fandermole, Perone y Tarabelli vuelven a rearmar Primer Toque, grupo vanguardista del folklore argentino.

 Por Edgardo Pérez Castillo

Lo suficientemente relajado como para dejar de lado su breve descanso --necesario luego de una extensa jornada de capacitación docente--, Lucho González se presta a dialogar con Rosario/12 visiblemente entusiasmado con esta nueva visita a la ciudad, a la que considera tan cercana a su corazón como a su Lima de la infancia, o el Buenos Aires que lo cobija en la actualidad. Alejada de la charlatanería de muchos de los que suelen pasear su arte por estas tierras, la explicación de González respecto a su idilio se convierte además en un adelanto del show que esta noche compartirá con Jorge Fandermole, Juancho Perone e Iván Tarabelli en el teatro La Comedia, el escenario que será testigo de la resurrección de Primer Toque, aquel grupo vanguardista que el cuarteto formara en 1987. Todo ello en el marco de una nueva función del Encuentro de Músicos Populares, que el miércoles le brindara un homenaje a Mercedes Sosa en el teatro El Círculo, y que esta noche volverá a la sala de Mitre y Ricardone en un show que desde las 21.30 incluirá las actuaciones de Virginia Piaggio, Franco Luciani Grupo, Alfredo Abalos y de la dupla que conforman Juan Quintero y Luna Monti.

"Rosario para mí es muy especial y esto no es demagógico, porque aquellos que me conocen saben que es verdad", dice Lucho en los primeros segundos de la entrevista. Aunque como si eso no fuera suficiente, de inmediato lanza una sucesión de ejemplos: "He tenido afectos de todo tipo, hasta una pareja rosarina que me trajo acá un tiempo. Y en ese tiempo aparte de disfrutar de una de las mujeres de Rosario, que te aseguro que es el lugar donde mujeres más lindas hay en el mundo y eso te lo firmo, disfruté también de nuevos amigos y de actividades musicales que me llevaron a tocar con Fander, el Gringo Tarabelli, que es casi un hermano, lo mismo que Juancho Perone. Con ellos en el año 87 grabamos algo que se llamó Primer Toque. Además hice tres años de cursos, con diez alumnos por año, subvencionados por la Secretaría de Cultura que estaba a cargo de Don Rafael Ielpi, y me acabo de parar para mencionarlo. O sea que me une ya no un pasado, sino un presente muy grande, porque tengo una historia muy viva desde Rosario mismo".

Conocedor de que las composiciones generadas con el cuarteto "no tuvieron la difusión que se merecían, pero el correr del tiempo las ha transformado en temas clásicos, en buenos ejemplos para aquellos que intentan hacer buena música", el virtuoso guitarrista no oculta el agrado de poder reunirse nuevamente con sus compañeros de aquel Primer Toque, casi veinte años después de la última tocada. Pero el recuerdo sigue vivo para el músico nacido en Perú: "Aquello fue el producto de muchas horas de ensayo. Yo pasaba buena parte de la semana en Rosario, y el dedicarle tiempo a eso fue maravilloso, porque usamos algunos temas que Fander ya tenía, como `Carcará`, e hicimos juntos `El vuelo del diablo`, `Puerto pirata`. Haciendo una analogía, fue lo mismo que cuando un equipo de fútbol está concentrado tres meses, entonces es seguro que después vas a sacar un equipo que se entienda. Eso era lo que pasaba, y era un gran placer hacerlo, pero nunca más lo volvimos a reeditar porque quedó como un gran recuerdo".

La vigencia de aquellas creaciones es notable, y así lo refuerza González mediante una anécdota reciente: "Cuando me avisaron de este reencuentro, tenía en claro que tenía que volver a escuchar las canciones. Que las recordaba muy bien, pero no así la cantidad de detalles y vericuetos en que nos metimos producto de aquel entrenamiento, así que me calcé el disco en el discman y lo llevaba a todos lados para ir reencontrándome con la música. Entonces estábamos en el aeropuerto de Ezeiza con todo el staff de Diego Torres, al que pertenezco porque dirijo las cuerdas que arreglé para él, yendo a un festival en Costa Rica y mientras esperábamos a que terminen de hacer el papelerío nos sentamos a tomar un café y pasó el tecladista Pablo Echeverri, un excelente músico, silbando la introducción de `Carcará`. Lo paré y le pregunté qué era, entonces me calzó su i-pod, y me dijo: `Escuche esto que se llama Aca Seca`. Ahí escuché una versión casi calcada, donde se respetaba el arreglo original de una manera increíble. Cuando me veía la cara él no se podía imaginar por qué estaba tan conmocionado, entonces yo le dí mis auriculares para que escuchara la versión original de `Carcará`. Imaginate cómo vuelve eso, como un boomerang, mediante un músico de una banda exitosa, de la generación entre 30 y 35 años".

-Lo que también significa una ratificación de la vigencia de un proyecto surgido hace 20 años, abordado además por un grupo como Aca Seca, que tiene una proyección definida.

-Sí, y que tiene una calidad bárbara. Siempre hay gente de vanguardia, y Aca Seca es un ejemplo de ello. Uno se va enterando de a poco de cosas, y ahora que lo conocí a Juan Quintero y lo estuve comentando con él me dijo que ya sacaron como seis temas de Primer Toque. Eso indica cosas a favor, porque podría significar que hacíamos cosas de avanzada en el 87, pero la música es atemporal. Imaginate, nosotros hicimos eso en el 87, pero Bach hizo lo suyo en el 1300.

Compartir: 

Twitter
 

Lucho González, un notable guitarrista. "Rosario para mí es muy especial y esto no es demagógico".
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.