ESPECTáCULOS › LAS GRANDES SEÑALES DEL CABLE ANTE EL EFECTO DE LA CRISIS ARGENTINA

“Hasta quieren pagar en patacones”

En Argentina hay aún cuatro millones de abonados a distintos sistemas de cable. Responsables de los canales Sony, Fox, Warner y HBO analizan la evolución del mercado, cuentan como hacen para operar luego de la devaluación y revelan que están estudiando producir aquí

Por Emanuel Respighi
y Roque Casciero

La Argentina es a la industria de televisión paga de América latina lo que Estados Unidos significa para el desarrollo de la economía capitalista. La comparación puede sonar exagerada, pero pinta cabalmente lo que el país representa para una industria que se estancó ostensiblemente en la Argentina de la crisis económica y la devaluación. Pero pese a que los 5 millones de abonados que existían hace un año se redujeron a poco más de 4 millones, los representantes de varias señales internacionales coinciden en que la Argentina continúa siendo el mercado de televisión paga más importante de la región. La merma de suscriptores no es el tema que más preocupa a los directivos de los canales. El problema central es que los dólares que fluían desde los operadores en tiempos del uno a uno se convirtieron, en muchos casos, en bonos provinciales imposibles de cambiar por divisas extranjeras.
Sky Argentina ya no existe y las dos principales compañías de cable (Multicanal y Cablevisión) no pudieron hacer frente durante este año a los intereses de sus deudas no pesificadas, que superan los mil millones de dólares. Por eso, desde la devaluación del peso, los abonos básicos de los sistemas de televisión paga aumentaron, en promedio, un 30 por ciento. Afrontar las pérdidas con lo recaudado por publicidad es imposible: durante el primer semestre de este año, la torta cayó un 60 por ciento respecto del mismo período de 2001. Y más de 700 mil hogares están “colgados”.
Las señales internacionales miran con preocupación el nuevo panorama de la tevé paga. Ricardo Green, gerente general de Canal Fox y National Geographic (Cono Sur), reconoce que la crisis argentina repercutió en la economía de esas compañías. “Teníamos contratos en dólares que fueron pesificados y debimos renegociar. Este efecto rebotó en otros países de la región y también se tuvieron que renegociar contratos ahí. Sin embargo, se asimiló la crisis sin bajar la calidad. El desafío que se le plantea a la industria es recuperar a los abonados clandestinos. Hay mucha gente que ve el producto y no lo está pagando, lo cual es ilegal”, explica.
Alejandra Solet, gerente general de Warner Channel Latinoamérica, también asegura haber sentido el cimbronazo que provocó la debacle económica argentina. “El televidente de este país es el que tiene mayor cultura de consumo de tevé paga, por eso para nuestro canal siempre ha sido el que marca la pauta en la programación”, afirma. “Pero muchos cableoperadores de la región –porque también sentimos la devaluación en Venezuela– se vieron afectados y eso nos complicó.”
Luis Sabal, director de Marketing de Sony, prefiere la moderación: “Este es un negocio que va a perdurar por muchos años. Como el canal está en todos los mercados latinoamericanos, desde México a la Argentina, la crisis no nos afectó demasiado porque la caída de un mercado se compensa con la subida de otro. De hecho, el mercado que ha estado compensando las devaluaciones en la Argentina, Brasil y Venezuela fue México, cuya economía está muy bien y ha desarrollado anunciantes. Para nosotros el argentino sigue siendo uno de los más importantes porque la cantidad de suscriptores que tiene es superior a cualquier otro país, a pesar de que en este momento no nos está dando los ingresos que solía darnos. Hemos tenido una baja de publicidad y un retraso de las sistemas en el pago por suscriptores. Hasta quieren pagarnos en patacones. Pero el hecho de que continuamos invirtiendo en el país asegura que en los buenos momentos vamos a recuperar el dinero”.
“La crisis obligó a modificar los planes de HBO, porque la gente debe pagar para disfrutar de nuestra programación”, admite Carlos Abascal, vicepresidente de programación de esa señal. “Pero son ciclos, a veces se está arriba y otra veces abajo. Nuestra idea es no bajar los brazos y continuar produciendo”. Para HBO, la crisis también ofrece oportunidades. Por eso, ya está negociando producir aquí una miniserie con una productora local (¿Pol-ka?). “Es un reto muy duro. Tiene que ser algo contundente y que se aprecie tanto en México como en Argentina", plantea el ejecutivo. Solet dice que Warner también está evaluando “de manera muy cercana” la idea de producir en el país: “La Argentina ofrece una combinación muy provechosa de buena calidad y bajos costos. Por eso, todas las compañía están mirando al país con buenos ojos”.

Compartir: 

Twitter
 

La merma de abonados al cable fue de veinte por ciento en un año.
La rentabilidad del mercado argentino cayó de manera estrepitosa.
SUBNOTAS
 
ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.