ESPECTáCULOS

“Lo importante no es volver a la tele, sino hacer lo que me gusta”

En su regreso a la TV, Cecilia Dopazo debe lidiar con el bajo rating de Los pensionados. Pero dice que el éxito es cuestión de tiempo.

 Por Emanuel Respighi

Aunque parezca inverosímil –dada la paliza que Los Roldán le está dando en términos de rating–, Cecilia Dopazo confiesa estar “encantada de la vida” con Los pensionados, la tira de Pol-ka que Canal 13 emite de lunes a viernes, a las 21. Y ese sentir tiene una explicación que trasciende las alicaídas mediciones que cosechó la comedia en sus primeras emisiones. “Lo que pasa es que no estoy enferma de rating”, se defiende la actriz en la entrevista con Página/12. “Me pasa que son las dos de la tarde en la grabación y todavía no pregunté los números. No porque me vaya a estresar, sino porque no me interesa tanto como realizar bien mi papel. En el medio, leer el rating es una obviedad: yo muchas veces me siento en falta. Pero me preocupo más por la próxima escena que por lo que mide un programa u otro”, admite quien en la ficción interpreta a Vera Duarte, la “novia fugitiva” que esconde en su pasado un oscuro y profundo secreto.
De regreso al protagónico en las “grandes ligas” de la TV nacional luego de interpretar papeles más o menos exitosos, en su mayoría olvidables (Mamitas, Lo tuyo es mío, Máximo corazón), finalmente Dopazo se dio el gusto de trabajar con Adrián Suar, que desde hacía algunos años tenía ganas de contratarla. “Lo que me atrajo fue que me llamaban para hacer una comedia. Porque lo más importante no es volver a la tele. Estar en la tele no significa, para mí, estar salvada. Lo importante es hacer lo que te gusta, ya sea en TV, teatro o cine. Por suerte, ya pasé la época de pagar las expensas”, admite, como excusándose, la actriz que escribió el guión de No sos vos, soy yo, el film interpretado por Soledad Villamil, Diego Peretti y ella misma y que espera su estreno en la cartelera porteña para mayo.
–¿Por qué aceptó volver al trajín de encabezar una tira diaria?
–En Los pensionados se conjugan oficio y vocación, por la simple razón de que es una comedia. A mí siempre me interesó hacer comedia. No es casualidad que lo que escribí en teatro y en cine son dos comedias. Pero rara vez se pensaba en mí para hacer comedia, por lo que terminé caminando en otro sendero. Pero lo único que quería era hacer comedia. Desde chica siento que la comedia es un traje que me sienta bien. Estoy muy cómoda.
–Como televidente, ¿le gusta Los pensionados?
–Yo no soy espectadora de televisión: soy de hacer mucho zapping. No veo nada. Y mucho menos ficción nacional, porque ya sé cómo se hace y no me entusiasma demasiado. Está mal que lo diga, pero es la verdad. Me gusta la TV para trabajar en ella y sólo en algunos proyectos. Los pensionados lo veo porque trabajo en el elenco. A mí me gusta mucho lo que veo. Tengo respeto por los trabajos de Pol-ka, creo que están muy bien realizados. Y esta tira es graciosa y los personajes están muy bien cuidados, aunque algunos más que otros. Habrá que equilibrarlos. Los libros son cada vez mejores y a medida que avancen las historias nosotros vamos a ir ganando en confianza.
–¿Por qué cree que no funciona del todo bien? El rating cada vez es más bajo...
–Me parece que lo que ocurre es que Pol-ka sigue siendo fiel a la búsqueda de calidad. En cuando a propuestas, creo que las diferencias son sutiles. A mí me gustan más las sutilezas que los trazos muy gruesos. La anterior tira de Pol-ka, Son amores, era una comedia disparatada, que rozaba lo absurdo. Los pensionados está más volcada a una comedia romántica. Suceden situaciones más posibles. Se trata de una comedia de situación, con muchos personajes. El público medio tal vez no nota estas diferencias. Esta comedia no es ni mejor ni peor, es más sutil.
–¿Cree que la clave de las abismales diferencias de rating es que Los Roldán es más popular y Los pensionados, más elitista?
–Los Roldán es una comedia de trazo grueso, en la que es más fácil entender lo que ocurre. En cambio, nuestro programa necesita que el público lo mire un tiempo más para atraparlo. En Los Roldán todo es blanco y negro. No lo digo para compararla, pero a mí me gustan más las comedias de situación tipo Friends, que es una comedia que acá tardó en prender en la gente. Y creo que con Los pensionados pasa lo mismo. Transcurrido un poco el tiempo, la gente se va a ir prendiendo.

Compartir: 

Twitter
 

La actriz nunca antes había trabajado en una tira de Pol-ka.
 
ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.