ESPECTáCULOS › LA EUROPEAN FILM PROMOTION HIZO SU APORTE AL BAFICI

Debates y ayudas económicas

 Por Mariano Blejman

Por segundo año consecutivo, la organización que nuclea a los productores y a los directores europeos llamada European Film Promotion (EFP) apoya al Bafici no sólo con presencia institucional y películas sino también con directores y productores que vienen tanto a vender sus propios productos como a buscar películas argentinas. Durante el festival, la EFP organizó varias actividades, entre ellas, una conferencia sobre el nuevo cine europeo, cuyo título fue “Cómo sobrevivir a la crítica”. En la mesa estuvo Emilie Deleuze, directora de Mister V (Francia); Luis Fonseca, quien llegó al país con Antes que o tempo mude (Portugal); Michelangelo Frammartino, de Il dono (Italia); Edgard Honetschlager, de Il mare e la Torta (Austria); Massimo Iannetta, de The Decomposition of the Soul (Bélgica); Romuald Karmakar, de Nightsongs (Alemania), y Jan Krüger, de Unterwegs (Alemania). En la mesa, coordinada por Quintín, los directores aprovecharon para despacharse contra la crítica internacional, a quien aún consideran muy poderosa. Además, contaron diversos estados de los mercados en Europa, aunque con matices tiene algunas coincidencias.
Quintín abrió el panel diciendo que no podía haber una “pelea” entre la crítica y los directores de cine de autor o independiente (vaya uno a saber exactamente qué significa esto realmente). Karmakar explicó en tanto que en Alemania la crítica está cada vez más separada del público, Deleuze contó que en Francia hay una “crisis de críticos”, mientras que Frammartino puntualizó sobre el daño que, según dijeron, la crítica puede hacerles a los directores: “Lo único que espero es que la crítica me permita hacer mi próxima película”. Iannetta salió a pedir por “un espacio para los documentalistas, ya que los críticos sólo se dedican a la ficción”. Sobre el final de una extensa charla, Página/12 preguntó a los realizadores cómo era que esos mismos directores pretendían generar relatos por fuera del sistema industrial, pero al mismo tiempo pretendían reseñas críticas dentro de ese sistema. Nadie en la mesa tuvo una respuesta.
Pero ese debate no fue lo único que la EFP hizo durante el Bafici. También presentó la Film Sales Support, una iniciativa para promocionar ventas de películas europeas en este país (su primer fruto fue la adquisición, por parte de un distribuidor local, del film catalán Las horas del día). Los distribuidores que adquieran films europeos recibirán 10.000 euros para promoción, afiches, contrataciones de prensa, gastos de agentes de venta, de parte de la EFP. Mientras todo eso sucedía, una veintena de productores extranjeros se dedicaron a ver el cine argentino: parecían en una especie de carrera para descubrir nuevos “pichones” a bajo costo, que luego puedan triunfar en el panorama internacional.

Compartir: 

Twitter
 

 
ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.