ESPECTACULOS

Paul McCartney intentó, en vano, casarse en secreto en Irlanda

El ex beatle contraerá enlace hoy con Heather Mills, en el pueblo de Glaslough. Pidieron
una celebración “sencilla, pero con alma”.

Por Anna Tomforde*
Desde Dublín
Los ciudadanos del pueblito de Glaslough fueron los primeros en descubrir el secreto, cuando unos 200 se acercaron el domingo más por curiosidad que por fe religiosa a la Iglesia del Salvador del castillo de Leslie, en el condado irlandés de Monaghan. Allí encontraron signos inequívocos de que se acercaba un gran acontecimiento. El altar, los pasillos y bancos de la pequeña capilla donde Paul McCartney desposará a su novia Heather Mills hoy martes estaban decorados con lirios, rosas y tulipanes. “Se veía fantástico”, le dijo ayer el jubilado George Woods al Daily Mail. Los fieles –en un domingo habitual son unos 25– fueron instados por el pastor a guardar el secreto. Pero de nada valió: poco después, la propia pareja confirmaba en Dublín que se casaba.
El ex beatle de 59 años y su futura segunda esposa, de 34, anunciaron además que rechazaron una oferta de 1,5 millón de libras (unos 2,2 millones de dólares) por vender de forma exclusiva las fotos a la revista Hola. Al respecto, indicaron que sólo habrá una instantánea y que las ganancias de su venta internacional se destinarán a ayudar a niños víctimas de mutilaciones por minas antipersonales. La pareja llegó el domingo en helicóptero a una gran residencia ubicada al noroeste de Dublín, donde luego saludó brevemente a la población, según anunció su portavoz Geoff Baker. Sin embargo, no pasaron juntos la noche antes de la ceremonia porque según sus creencias trae “mala suerte”.
McCartney, que en pocos días cumple 60 años, quiere unir en la fiesta “lo informal y el sentimentalismo”. “Idearon una celebración sencilla, pero con alma”, declaró un portavoz al Daily Telegraph. Entre los 300 invitados hay por eso más amigos y parientes que estrellas de rock. No se permitirá traer cámaras de fotos ni de video. Se ignora aún si el deseo de privacidad de McCartney está relacionado con la posterior venta de imágenes exclusivas de la boda. Ringo Starr, que llegará desde Mónaco con su mujer, la ex “chica Bond” Barbara Bach, leerá un poema al finalizar la ceremonia. Se estima que podría tratarse de una variación del tema “All you Need is Love”.
Otros de los invitados serán Eric Clapton, Sting, Lulu, la ex modelo Twiggy y Dave Gilmour, de Pink Floyd. Las estrellas pasarán la noche bailando en una carpa junto a un romántico lago, antes de que Paul y Heather suban a un yate de lujo para asistir a un espectáculo de fuegos artificiales. La novia dio sus toques personales a la celebración, que costará un millón de libras (1,5 millón de dólares). La torta de boda –de chocolate, realizada por su pastelero favorito– será servida en platos de oro y a pedido suyo todas las flores fueron traídas de Holanda. La novia, que se hizo famosa como modelo y deportista pese a que tiene una pierna artificial, diseñó ella misma su vestido de novia color crema. En una ceremonia que al igual que ésta pretendió transcurrir en secreto, el domingo se casó en Cerdeña, Italia, otro gran músico inglés, el ex líder de Genesis, Peter Gabriel. “Los rockeros veteranos entraron en zona de casamiento”, bromeó ayer un conocido cómico televisivo inglés.
La decisión de idear su propio vestido de novia fue considerada una prueba más de que Heather tiene una relación tensa con Stella, la hija de McCartney, una famosa diseñadora. Según la prensa sensacionalista británica, Mills considera las creaciones de Stella como “muy frívolas”. Aunque los hijos de McCartney “no están para nada tan entusiasmados con Heather como su padre”, según el Daily Telegraph, todos estarán hoy en la boda. Además de Stella asistirán James, que mostrará sus virtudes como guitarrista, y Mary, que hizo carrera como fotógrafa. También estará presente Heather, hija de Linda Eastman, la fallecida ex esposa de Paul.

* De la agencia DPA.

Compartir: 

Twitter
 

La pareja, posando para los fotógrafos en una residencia de Berlín.
Paul está a punto de cumplir 60 años, en tanto Heather tiene 34.
 
ESPECTACULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.