LA VENTANA › MEDIOS Y COMUNICACIóN

Comunicación y desarrollo

Con el avance tecnológico, pero también con la generación de nuevas tramas sociales, la comunicación se ha convertido en un espacio a la vez complejo y fluido. No basta con hablar de los medios. Ni se puede pensar el desarrollo integral al margen de la comunicación.

 Por Washington Uranga

La experiencia de las últimas décadas en América latina nos reafirma en la certeza de que comunicación y desarrollo no pueden pensarse como dos capítulos separados entre sí, sino que se trata de dos aspectos de una misma trama histórica. Es más: se podría afirmar que la comunicación implica una forma de comprender el desarrollo y, por lo tanto, una manera también de entender la intervención en los procesos histórico-sociales. Tomando en cuenta además que el desarrollo no puede ser pensado como una tarea exclusiva del Estado (menos del gobierno de turno) sino que, aun reconociendo la responsabilidad primigenia del sector estatal, el objetivo del desarrollo es también una responsabilidad conjunta de la sociedad, es decir, de los estados y de los gobiernos, pero también de toda la sociedad civil, del sector privado productivo, de las empresas y de las organizaciones sociales en general.

Hay que trabajar con el Estado, con las empresas y las organizaciones sociales y sobre la relación entre estos actores para poder recuperar el sentido de lo público como lugar, espacio y responsabilidad de todos y todas. También para asumir como dato ineludible que lo público es espacio de comunicación, que lo público se construye desde la comunicación. Es necesario abordar la reconstitución y resignificación de lo público, como lugar simbólico pero también como espacio material de participación, de construcción de alianzas y de elaboración de propuestas. Hay allí nuevos modos de participación y otra cultura ciudadana. En la trama social cultural es necesario comprender la comunicación como un dato material, construcción simbólica, pero al mismo tiempo como una herramienta facilitadora de procesos. Porque los actores hablan entre sí, y en ese diálogo ponen en relación sus realidades desde las particularidades y desde la identidad de los sujetos individuales y colectivos.

Esto supone también pensar los procesos de comunicación desde la cultura, asumiendo que los sujetos son hablados por la cultura de cada tiempo, y son expresados a través de la puesta en escena de la vida social. De esta manera, las prácticas políticas, económicas, sociales y culturales se convierten en objeto de estudio y preocupación para los comunicadores, porque allí se ponen en evidencia los juegos y estrategias del poder.

A lo anterior se suma la complejidad que agrega el acelerado desarrollo tecnológico, pero también las nuevas formas de producción de conocimiento y de participación que generan y promueven otros modos de “gestión en red” que resultan claramente asociados a la comunicación.

Por todo esto la comunicación resulta hoy indispensable para pensar los procesos de desarrollo, sobre todo porque pone de manifiesto formas y medios de establecer relaciones entre los sujetos y los actores sociales. De estas relaciones surgen también estrategias como manifestación de la voluntad político-cultural de los actores. Esto, en la perspectiva de construcción de imaginarios de futuro, es lo que llamamos comunicación prospectiva estratégica para el desarrollo: estrategias de comunicación puestas al servicio de actores múltiples, generando diálogo público en el espacio público para construir alternativas de desarrollo en nuestros países. Son también redes que ensamblan, desde la comunicación, procesos de construcción colectiva de la sociedad, en las que no puede permanecer ajeno ningún tipo de actores.

En la sociedad compleja en la que estamos insertos la suerte de todos y cada uno de los actores está íntimamente entrelazada y múltiplemente determinada. Nadie puede soñar su futuro desvinculado de sus compañeros de ruta. Nadie puede decir que su destino es autónomo de la suerte de aquellos otros que componen el mismo escenario. Y esta búsqueda colectiva del desarrollo tiene que traducirse en estrategias comunes de comunicación como herramienta indispensable para aspirar a otro futuro.

Compartir: 

Twitter
 

 
LA VENTANA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.