LA VENTANA › MEDIOS Y COMUNICACION

Septiembre: el mes de la radio

Ricardo Haye reflexiona sobre la radio y su vigencia permanente a pesar de los muchos vaticinios sobre su “muerte” y anuncia un septiembre cargado de actividades para los interesados en la radio.

 Por Ricardo Haye *

Desde Roca, Río Negro

Las permanentes profecías que se vienen formulando desde hace cincuenta años respecto de la muerte de la radio nunca han tenido cumplimiento efectivo. Sin embargo, ahora los vaticinios se han refinado y ya se habla de la desaparición de las transmisiones en la señal de modulación de amplitud o en la banda de modulación de frecuencia.

Pese a ello, el medio que pronto va a cumplir cien años se mantiene vigente en la consideración de amplios sectores de la sociedad, que continúan asignándole amplia credibilidad.

Poco importa, entonces, si mutan los soportes, dado que el modo de producción radiofónico va encontrando alternativas para conservarse activo.

Internet ha servido para alojar en sus portales realizaciones de radio originadas tanto en estructuras organizacionales complejas como en el trabajo individual de profesionales o de podcasters o radiofonistas amateurs.

El oyente histórico que hace algo más de medio siglo accedía a unas pocas señales de AM y que en los últimos treinta años de la centuria anterior vio crecer sus opciones con la emergencia y popularización de la FM, asiste en este momento a un crecimiento exponencial de las propuestas. Contribuyen para ello los procesos de digitalización, las emisiones satelitales y la propia web, así como las instancias de convergencia mediática y transmediática.

Pero si hasta la fecha los augurios mortuorios no alcanzaron confirmación, sí es posible verificar que la radio se fue transformando en virtud de una ductilidad asombrosa que le permitió ajustarse a diferentes escenarios. Aunque no siempre lo hiciera del modo deseado.

La emisión en directo cedió espacios a textos sonoros grabados; la música ejecutada en vivo por orquestas propias o intérpretes invitados hocicó ante la poderosa (y manipuladora) industria discográfica; los ciclos humorísticos que, de la mano de artistas tan extraordinarios como Niní Marshall, contribuyeron al brillo de los años dorados de la radio quedaron reducidos a brevísimos sketches a cargo de imitadores que rinden excesivo tributo a la realidad y a la actualidad noticiosas; aquella voluntad expresada por Brecht de hacer del medio un circuito de ida y vuelta fue malversado a través de los mensajes y llamadas telefónicas mediante los cuales los oyentes mendigan algún regalo berreta a cambio de un “muy bueno el programa”. Tal vez la modificación más rotunda haya sido el abandono de la práctica del relato en sus diversas formas para recluirse en modos de decir exclusivamente consagrados a la información y la argumentación.

Sin embargo, todo esto no obsta para que septiembre venga cargado de actividades relacionadas con la radio, en las que estos y otros temas podrán ser puestos bajo análisis.

Del 7 al 9, los docentes universitarios de cátedras y talleres radiofónicos de todo el país volverán a reunirse como ocurre desde hace veintidós años. Esta vez la cita de las Jornadas Universitarias La Radio del Nuevo Siglo tendrá como anfitriona a la Universidad Nacional de La Matanza, donde estarán en debate la producción de contenidos y la gestión de medios universitarios.

En la tarde del mismo miércoles 9 el Centro Cultural Kirchner será escenario de la apertura del Tercer Congreso de la Red de Radios Universitarias de Latinoamérica y el Caribe (Rrulac), en la que ofrecerá una conferencia magistral el legendario guionista José Ignacio López Vigil, autor de éxitos radiofónicos como Un paisano me contó, con el que a comienzos de 1980 levantó verdaderas polvaredas por todo el continente. Basta un repaso por los títulos de cada entrega para comprender las razones: “la publicidad”, “el latifundio”, “patronos y obreros”, “el hambre”, “el armamentismo”, “el machismo”, etc. La agenda de Rrulac continuará desarrollándose los días 8 y 9 de septiembre en el Espacio de la Memoria y los Derechos Humanos con talleres y disertaciones convocadas bajo la invocación “La comunicación: Un derecho humano irrenunciable”.

Y, finalmente, el viernes 25 y sábado 26 de septiembre desembarcará en la calle Mariano Moreno 431 de la ciudad de Buenos Aires el III Congreso Internacional de Radioteatro y Ficción Sonora que, desde hace un par de años viene desplegando actividades simultáneas en España y Colombia y ahora está integrando a México y a nuestro país. La iniciativa fue generada por el colectivo zaragozano Radio TEA FM y encontró rápido eco en grupos locales como Narrativa Radial y la Escuela ETER, que están abocados a la producción, análisis y enseñanza de la radio y convencidos de que el invento de Marconi todavía tiene mucho de sí para dar.

* Docente e investigador de la Universidad Nacional del Comahue.

Compartir: 

Twitter
 

 
LA VENTANA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.