SOCIEDAD › DENUNCIAN QUE LAS NUEVAS QUEMAS DE PASTIZALES SON INTENCIONALES

“Los apagamos y ellos prenden”

Los nuevos focos aparecieron el domingo junto a la Ruta 12, a la altura de Zárate. Se suman a otros que aparecieron hace unos días en Entre Ríos. Romina Picolotti denunció que son “intencionales” y que se hacen por “beneficio económico”.

 Por Pedro Lipcovich

A metros de la Ruta 12, frente a la ciudad de Zárate, se elevaba ayer el humo de los pastizales incendiados: se sumaban a los fuegos que, desde hace días, aparecen al norte de Ibicuy, en Entre Ríos, y a los focos aún remanentes de las grandes humaredas de abril. “Nosotros apagamos, ellos prenden... apagamos y ellos prenden: así nunca se puede terminar con los incendios en las islas”, denunció Romina Picolotti, secretaria de Ambiente, y condenó “la conducta peligrosa de los que encienden fuego junto a una ruta tan transitada como la 12”. Anoche, Gendarmería tenía dispuesto un operativo de control del tránsito en prevención de que la visibilidad se perdiera en la madrugada. Según Picolotti, las causas de los incendios son “el beneficio económico: lo hacen para que sus vacas engorden más rápido”. La funcionaria admitió que la ganadería, corrida por la soja, se desplazó a las islas, y requirió que las provincias de Buenos Aires y Entre Ríos tomen medidas “de control de uso del suelo y ordenamiento ambiental” para que no se críe ganado en zonas que no son aptas.

Los nuevos focos, iniciados el domingo a mediodía, se ubicaban en la isla Talavera, frente a Zárate, a la altura del kilómetro 110 de la Ruta Nacional 12. La humareda afectaba parcialmente la visibilidad. En la mañana de ayer, el olor a quemado volvió a sentirse en la ciudad de Buenos Aires, traído por vientos del nor-noroeste.

Poco antes del mediodía, Claudio García, jefe de Bomberos y Defensa Civil de Zárate, informó que los fuegos “están circunscriptos” y precisó que se trataba de “tres focos, de unos 500 metros de frente cada uno”, situados “entre el canal Irigoyen y la Ruta 12”. Unas 70 personas combatían el fuego, incluyendo dotaciones de bomberos de Zárate y Campana. Especialistas del Plan Nacional de Manejo de Fuego trazaron un cortafuegos.

Picolotti recorrió ayer la zona: “Cuando uno sobrevuela en helicóptero, puede ver cómo los pastizales han sido aplastados con una máquina: así es como se los prepara para la quema”. Según la funcionaria, “la actitud de quienes efectúan las quemas es doblemente negligente, al hacerla junto a una ruta tan transitada como la 12, a riesgo de generar accidentes de tránsito”.

Picolotti contó que “todo el fin de semana combatimos el fuego en Entre Ríos, al norte de Ibicuy, donde también hoy (por ayer) se produjeron nuevas quemas intencionales. Es imposible combatir un incendio cuando hay gente que prende fuego permanentemente, poniendo en riesgo las vidas de los brigadistas”. Además, “todavía combatimos focos remanentes de las grandes quemas de abril, en zonas a las que recién ahora pueden acceder los brigadistas”.

Una causa de esta situación “es la expansión sojera, debido a la cual la ganadería se ha desplazado hacia las islas del Delta”. La solución de fondo requeriría “controlar el uso del suelo y establecer el ordenamiento ambiental para toda la zona del Delta”, afirmó Picolotti. Ese ordenamiento “es una tarea a realizar por los Estados provinciales, en este caso Entre Ríos y Buenos Aires. Ya algunas provincias iniciaron un ordenamiento en cuanto a sus bosques nativos. El Delta es un ecosistema importantísimo, el segundo humedal de la Argentina, con especies muy importantes que deben ser protegidas”.

–Según una investigación académica (ver Página/12 del 22 de abril), la sobreexplotación ganadera en el Delta traerá graves problemas ambientales a causa de los residuos orgánicos de los animales...

–Cuando la ganadería se practica en lugares no aptos, tiene dos consecuencias: la sobreexplotación del suelo y la contaminación con sustancias orgánicas como el fósforo. Para establecer realmente el impacto de esa actividad en el Delta, es necesario hacer estudios de ordenamiento ambiental –contestó Picolotti.

“De todos modos –agregó la secretaria de Ambiente–, aun admitiendo que algunas de las islas puedan utilizarse para la ganadería, eso no justificaría las quemas. No hace falta incendiar los pastizales para criar ganado: es que, al quemarlos, el pasto nuevo lo hace engordar más rápido. Es sólo para maximizar los beneficios económicos.” La Secretaría de Ambiente anunció que “en las próximas horas proporcionará a la Justicia los dominios catastrales que identifican a los propietarios de los campos” donde se iniciaron las quemas. Además, observó Picolotti, “la quema junto a la Ruta 12 parecería destinada a llamar la atención de los medios...”.

En cambio, el intendente de Zárate, Osvaldo Cáfaro, estimó en la mañana de ayer que las últimas quemas “no han sido intencionales” y las vinculó con que “la temperatura sigue siendo alta” y “la falta de lluvia”. En la tarde, Página/12 intentó en vano ubicar al funcionario, y una fuente de la intendencia de Zárate sostuvo que los fuegos habían sido “intencionales”.

Compartir: 

Twitter
 

Los nuevos focos, iniciados el domingo a mediodía, se ubicaban en la isla Talavera, frente a Zárate.
Imagen: Télam
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.