SOCIEDAD › EL MUSEO HISTóRICO NACIONAL ABRE MAñANA DESPUéS DE DIEZ MESES DE CIERRE

Otra historia tras el robo del reloj

El museo reabre con nueva tecnología de seguridad y tomando en cuenta “la diversidad de identidades étnicas y sociales”.

Mañana, después de diez meses de permanecer cerrado, reabrirá sus puertas el Museo Histórico Nacional. Además de la incorporación de tecnología en materia de seguridad, para alejar los fantasmas que dejó el robo del reloj de oro de Manuel Belgrano (ver aparte) que produjo su cierre temporario, ayer se anunció “una profunda transformación del guión museográfico”. El director del museo, José Antonio Pérez Gollán, explicó que la nueva propuesta es “incluir los distintos discursos y la diversidad de identidades étnicas, regionales y sociales” que tuvo el país a lo largo de su agitada historia. “Vamos a hacer justicia con las poblaciones originarias, que ahora también tendrán el lugar que les corresponde”, sostuvo Pérez Gollán. A su lado, el secretario de Cultura de la Nación, José Nun, hizo saber que de aquí al 2010, año del Bicentenario, se invertirán más de 50 millones de pesos en la restauración de otros ocho museos o casas históricas de todo el país.

Hoy se hará la reinauguración oficial del museo, pero recién mañana estará habilitado para el público en general, en el horario de 11 a 18, de martes a domingo. El recorrido de los visitantes comenzará con una vitrina dedicada a los pueblos originarios. “Estudios de ADN han asegurado que el 56 por ciento del gen de los argentinos tiene ascendencia indígena”, comentó Pérez Gollán. Cada sector está señalizado por fotos ampliadas que fueron copiadas sobre una tela blanca, con una trama similar a la de la media sombra. Las imágenes van desde la Cueva de las Manos, pinturas rupestres realizadas en Santa Cruz por pobladores originarios hace más de nueve mil años, hasta la multitud que llenó la Plaza de Mayo el 17 de octubre de 1945 para exigir la libertad del general Juan Domingo Perón o escenas del Cordobazo, en la ciudad de Córdoba.

También están los festejos del 10 de diciembre de 1983, cuando Raúl Alfonsín asumió como presidente constitucional y las etapas más oscuras del país. A éstas las representa el grito de gol del dictador Jorge Videla, en la cancha de River, durante el Campeonato Mundial de 1978, o el uniforme y el gorro prusiano del general Agustín Pedro Justo, que apoyó el golpe militar de 1930 encabezado por el general José Félix Uriburu.

Una de las principales atracciones del museo es la reconstrucción, con los muebles originales, de la habitación de Boulogne-Sur-Mer donde murió el general José de San Martín. También puede verse un tintero que perteneció a Mariano Moreno y la llamada “máquina infernal” fabricada presuntamente por los unitarios (una caja cerrada de madera que adentro tenía pistones y balas a punto de disparar) que iba a poner fin a la vida de Juan Manuel de Rosas. En el mismo sector hay objetos de la Mazorca con duras leyendas contra sus rivales políticos: “Mueran los salvages (sic) asquerosos unitarios” o “Muera el loco traidor salvage (sic) unitario (Justo José) de Urquiza”.

Los 50 millones de pesos que se destinarán a la restauración de los museos o edificios históricos, incluyen, entre otros, al Museo Mitre, la Manzana de las Luces, el Cabildo, la Estancia Jesuítica de Alta Gracia, en Córdoba; la casa donde vivió el virrey Santiago de Liniers y la de Domingo Faustino Sarmiento, en San Juan. De ese monto total, el Museo Histórico Nacional, ubicado en el parque Lezama, recibirá 16,6 millones para restaurar las 30 salas que tiene el edificio. Al mismo tiempo, se hará una nueva construcción que servirá como depósito y para la instalación de los talleres que hoy funcionan en la construcción central.

Pérez Gollán explicó que cuando se termine de construir el anexo habrá más lugar para exhibir otros objetos históricos. Entre ellos se destaca una de las primeras banderas que hizo flamear el general Manuel Belgrano, similar a la que quedó guardada para no ser entregada a los españoles en la iglesia de Macha, en territorio de Bolivia, en el año 1812. En otros lugares hay pianos que tienen su historia, como el de Margarita Sánchez de Thompson, en el cual se tocó por primera vez el Himno Nacional, y de otros personajes del pasado. Los que visiten desde mañana el museo podrán ver documentos tan diversos como el cuaderno donde se firmó el Acuerdo de San Nicolás, una edición en francés de La razón de mi vida, el libro escrito por Eva Perón, o ejemplares de las revistas Cristianismo y Revolución, Evita Montonera y Estrella Roja, de las organizaciones guerrilleras de los años setenta.

Compartir: 

Twitter
 

“Vamos a hacer justicia con las poblaciones originarias”, dijo José Pérez Gollán, director del museo.
Imagen: Guadalupe Lombardo
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.