SOCIEDAD › SE FLEXIBILIZAN LAS RESTRICCIONES POR LA GRIPE A, AUNQUE PIDEN MANTENER LOS CUIDADOS

“No debe relajarse en materia de prevención”

El jueves volverán las funciones de teatro. En Mar del Plata reabrieron el casino y los bingos. Quilmes también levantó la veda. Las autoridades sanitarias piden “no bajar la guardia”, porque se desconoce cómo puede seguir actuando el virus.

Desde el jueves reabrirán sus puertas las principales salas teatrales de la ciudad de Buenos Aires, cerradas como consecuencia del avance de la gripe A. La medida forma parte de una flexibilización general de las restricciones que se habían tomado desde comienzos de mes y que obedece a la disminución de las consultas e internaciones. De todos modos, el ministro de Salud de la Nación, Juan Manzur, advirtió que la sociedad “no debe relajarse en materia de prevención, porque al tratarse de un virus nuevo, aún no se conoce cómo puede evolucionar su comportamiento”. Manzur asistirá hoy, a las 13.30, a la Comisión de Salud de la Cámara de Diputados, donde informará sobre los problemas que se advierten en los hospitales del conurbano y acerca de la producción, venta y calidad del alcohol en gel utilizado para evitar el contagio. Al mismo tiempo, el gobierno nacional anunció que esta semana convocará a los ministros de Salud de Brasil, Chile, Uruguay, Paraguay y Bolivia a participar de una reunión a fin de unificar estrategias frente a la gripe A.

“Se trata de una reunión con los ministros de países limítrofes que se hará esta semana en Buenos Aires, pero aún no tenemos fecha definida”, anticipó un vocero del Ministerio de Salud. La idea del Gobierno es “compartir información, definir posiciones, unificar criterios con vistas a una futura vacuna y analizar los posibles escenarios de la pandemia”.

El ministro de Salud, Juan Manzur, confirmó que “disminuyeron las consultas y hay un número mayor de camas críticas” para asistir a pacientes con gripe A, pero advirtió que “el sector salud debe seguir en guardia para enfrentar cualquier escenario cambiante por la falta de información científica que nos permita anticipar el desarrollo del virus”. Por su parte, el director médico del Hospital de San Isidro, Roberto González, y el infectólogo del centro de salud, Horacio Zala, aseguraron que “aunque no se dispone de la confirmación virológica, el patrón clínico de la influenza A H1N1 podría ser diferente del comunicado en los Estados Unidos y México durante abril y mayo”. Agregaron, sobre ese punto, que “las consecuencias clínicas a corto y mediano plazo están siendo evaluadas en un protocolo de trabajo que incluye el diagnóstico y tratamiento precoz y el seguimiento clínico de los pacientes afectados”, precisó González.

En ese marco, los empresarios teatrales confirmaron que el jueves volverán a abrir sus puertas las salas porteñas. Carlos Rottemberg, en nombre de la Asociación Argentina de Empresarios Teatrales (Aadet), explicó que luego de una reunión de todos los grandes productores se resolvió que el jueves por la tarde se reanudará la actividad. “No hay ciudad sin teatros. Volvimos. Volvé”, proclama el comunicado emitido por la Asociación para que el público acompañe el regreso.

Una medida similar fue dispuesta por la Municipalidad de Quilmes, que levantó las restricciones de acceso a los lugares públicos, aunque mantuvo medidas con el fin de evitar las grandes aglomeraciones de personas. El mismo paso fue dado por el gobierno de Entre Ríos, a partir del pasado fin de semana, cuando permitió el ingreso a los centros termales. En Mar del Plata se reabrieron los casinos y bingos, aunque limitando el número de personas en las salas de juego. Se mantienen las medidas de higiene, que incluyen la sugerencia de lavarse las manos con alcohol en gel y la limpieza de los teclados de las máquinas y las mesas de juego.

El ministro de Salud porteño, Jorge Lemus, informó que en la ciudad de Buenos Aires “hay trece fallecidos por la gripe A y otros tres decesos que están siendo analizados” para saber si se deben a la misma causa. Lemus aseguró que “en el 80 por ciento de las muertes las personas tenían otras patologías asociadas”. El ministro aconsejó “el autoaislamiento” de los enfermos y desaconsejó la concurrencia a lugares públicos.

Domingo Macarone, director del hospital de la comuna bonaerense de Moreno, coincidió en que hubo una disminución de las consultas: “Entre el 10 y el 23 de junio asistíamos a unos 500 pacientes por día, mientras que en la última semana hubo cerca de 170 consultas diarias”. En Merlo funciona, desde ayer, uno de los ocho consultorios móviles que el gobierno provincial instaló en distintos partidos del conurbano.

Horacio López, titular de la cátedra de Infectología de la Universidad de Buenos Aires, aconsejó a embarazadas y ancianos que no concurran a lugares públicos cerrados “porque el concepto central es que el virus sigue circulando en el área metropolitana”. López reconoció que “han bajado los casos severos y las internaciones”, pero de todas maneras “persisten las consultas ambulatorias”. María Gentile, jefa de epidemiología del Hospital Gutiérrez, coincidió en que “hubo una drástica disminución de consultas, pero esto no implica no continuar con la vigilancia epidemiológica”. Las últimas cifras oficiales confirmaron que hubo 94 muertos a raíz de la pandemia.

Compartir: 

Twitter
 

Las salas teatrales de todo el país reabren el jueves, después de la veda autoimpuesta por la epidemia de influenza A.
Imagen: EFE
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.