SOCIEDAD › GOLPES Y VEJAMENES DE TRES PENITENCIARIOS A OTRO QUE RECIEN INGRESABA

Bienvenida al estilo Abu Ghraib

Un agente que se incorporaba a un grupo especial en la unidad de Melchor Romero fue torturado y humillado como “bautismo de fuego”. La escena fue filmada con un celular. La víctima hizo la denuncia. Echaron a los penitenciarios y relevaron al director del penal.

El agente del Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB) Carlos Maidana, recientemente incorporado al Grupo de Intervención Especial (GIE) en la Unidad 45 del penal de Melchor Romero, fue recibido el pasado lunes por sus compañeros de trabajo con una más que cálida “bienvenida”. Dentro de una oficina, el oficial Alberto Nahuel Díaz y los guardias Cornelio Daniel Domínguez y Cristian Alfredo Navarro, primero ataron las manos del novato a las rejas de protección de una ventana y, luego, lo “bautizaron”: “Me pusieron en la cabeza un casco antimotines, me bajaron el pantalón, la ropa interior y Díaz me golpeó con un palo, mientras Navarro me rasuró en seco los genitales. Me tiraron alcohol, y con un aerosol me rociaron fuego en los genitales”. En el relato de Maidana y como consta en la denuncia policial, la peor parte del ataque ocurrió cuando los uniformados penitenciarios le pasaron una escopeta por los glúteos y “me los golpearon”. Al estilo de los militares estadounidenses en Abu Ghraib, mientras era vejado, Maidana fue filmado por sus victimarios con un teléfono celular. El video “es el motor de la investigación judicial y gracias a las imá- genes pudimos sacar de la fuerza a los tres acusados”, confirmó a Página/12 un vocero del Ministerio de Justicia. También, fueron relevados de sus cargos el director y subdirector de seguridad de la unidad.

Parece, pero no. Sucedió en la Unidad 45 de Melchor Romero y no en la famosa prisión iraquí. El último lunes, la “bienvenida” de Maidana comenzó cerca de las 10, en una oficina utilizada por los guardias del GIE: un grupo de “elite” antimotines, “encargados de controlar a los presos y de realizar las pesquisas de las celdas”, explicó a este medio el vocero ministerial. Desde hacía algunos años, Maidana trabajaba como guardia del SPB y, producto de un curso de preparación realizado meses atrás, lo ascendieron: el día de la golpiza empezó (y concluyó) el nuevo cargo de agente especial.

Según consta en la presentación radicada en la Fiscalía General de Quilmes, la agresión ocurrió cuando Maidana se incorporaba como GIE y sus nuevos compañeros resolvieron darle un “bautismo”. En la denuncia, Maidana acusó al adjutor Alberto Nahuel Díaz y a los guardias Cornelio Daniel Domínguez y Cristian Alfredo Navarro como las personas que lo atacaron en el interior del penal. Ayer a la tarde, el Ministerio de Justicia bonaerense anunció que por el caso los tres fueron echados del SPB, mientras fueron relevados de sus cargos el director y subdirector de seguridad de la unidad, el inspector mayor Eduardo Panitto y el prefecto mayor Saturnino Torancio. También, los legajos internos de los penitenciarios fueron puestos a disposición de la fiscalía que investiga el hecho y el ministro (de Seguridad) Ricardo Casal recibirá en las próximas horas a la víctima denunciante.

“El oficial a cargo (Alberto Nahuel) Díaz y los otros dos compañeros me dijeron que no había tenido la bienvenida al grupo”, dijo Maidana. Luego, el hombre recordó y relató una a una las vejaciones sufridas: “Díaz me hizo técnicas de reducimiento, me dobló la mano, el cuello, en presencia de los (otros) compañeros”. Maidana repitió por segunda vez que “(el oficial) dijo que había que hacerme la bienvenida y trajo esposas. Me las puso, me levantaron de la silla y me colgaron de unas rejas”. Después, “me pusieron en la cabeza un casco antimotines, me bajaron el pantalón, la ropa interior y Díaz me golpeó con un palo en la cabeza, mientras Navarro me rasuró en seco los genitales. Me tiraron alcohol, y con un aerosol me tiraron fuego en los genitales”, explicó. No obstante, la peor parte del ataque llegó cuando le pasaron una escopeta por los glúteos y “me los golpearon”, denunció Maidana.

Luego del ataque, cuarenta minutos después Maidana obtuvo su merecida recompensa: “Cuando terminó todo, Díaz me dijo ‘ahora sos GIE’, vas a tener veinte horas extras más”, denunció la víctima al explicar que, por haber soportado el castigo, ya era parte del grupo de elite y lo iban a beneficiar con el pago extra.

Mientras era torturado, Maidana fue filmado por sus compañeros uniformados con un teléfono celular. Después de “lavarme y acomodarme la ropa en el baño, volví al lugar –recordó el penitenciario agredido–. Uno de ellos dejó el teléfono y aproveché para copiar todo a mi celular”. En el video –ya publicado en Internet– sólo se escuchan risotadas, pero las imágenes representan a la perfección los dichos de Maidana. Por eso, en la denuncia, adjuntó el video y pidió resguardo. “Tengo miedo y quiero protección para mí y mi familia”, dijo el hombre. “Me sentí torturado, me sentí mal. Pensé que me violaban”, admitió el agente penitenciario.

Según un vocero ministerial, Maidana fue atendido ayer en un Centro de Atención a las Víctimas y hoy se reunirá con el ministro Casal para buscar una inmediata reubicación de su puesto de trabajo. Porque, “por protección no pude volver al SPB”.

Informe: Mariana Seghezzo.

Compartir: 

Twitter
 

Carlos Maidana contó que “me tiraron alcohol y con un aerosol me rociaron fuego en los genitales”.
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.