SOCIEDAD › EL AñO PRóXIMO SE PONE EN MARCHA LA REFORMA DE LA ESCUELA MEDIA BONAERENSE

Sale el polimodal, vuelve la secundaria

El frustrado experimento que creó la EGB de nueve años y un polimodal de tres termina este año. Para el nuevo esquema nombrarán a más de 3000 nuevos docentes y 500 psicopedagogos. Serán seis años obligatorios, tres comunes y tres de especialización.

Desde el año próximo, en la provincia de Buenos Aires la educación secundaria será obligatoria, tendrá seis años de duración y procurará, al menos desde la planificación, reconstruir la noción de comunidad educativa. Aunque ya ha habido algunas experiencias piloto, formal y legalmente “la transición termina” el 9 de octubre, con la firma de la resolución que significa el “fin de la Educación General Básica (EGB), el Polimodal y la Ley Federal de Educación en la provincia”, explicó el director general de Cultura y Educación bonaerense, Mario Oporto, durante un encuentro que, junto a funcionarios del área, mantuvo ayer con la prensa. La nueva escuela media tendrá directores con dedicación exclusiva e intentará evitar la figura del “docente taxi”, al alentar la concentración horaria de profesores en un mismo establecimiento. “Hay que reconstruir la escuela de los adolescentes”, explicó Oporto, al señalar que la reforma busca alentar la construcción de identidad de cada establecimiento tanto como la pertenencia institucional en docentes y alumnos. Los cambios, que comportan también la creación de cargos, requerirán un presupuesto aún indeterminado, pero para el cual “se está trabajando con la Nación”.

En las escuelas medias bonaerenses habrá, también, una mayor oferta de especializaciones (tanto en los distintos bachilleratos como en la modalidad de Arte y la Técnico-Profesional, que también permitirá acceder a una tecnicatura cursando un año extra) y regresarán las materias comunes a todos los años (Lengua, Matemática, Biología, Física, Química, Historia y Geografía), dictadas por docentes especializados. Las cursadas se aprobarán con 7 y al llegar el fin de cada ciclo lectivo se tomará una evaluación integradora. “Nos va mal con el secundario, que en los últimos años privilegió la formación por competencias y no lo epistemológico”, acotó la directora de Educación Secundaria, Claudia Brachi, al presentar los contenidos.

En el nuevo modelo, “serán claves las figuras del director y el equipo directivo” de cada establecimiento, explicó Brachi. De quien dirija la escuela se requerirá una dedicación de tiempo completo, y del equipo, que asegure la presencia de uno de sus miembros en cada turno, dos modificaciones que implicarán la extensión de nombramientos. La planta de cada institución, además, sumará un docente tutor para 1º y para 6º año (“en las articulaciones: el ingreso a la secundaria y su finalización”, explicó Brachi, quien estimó que implicará la creación de entre 3000 y 4500 cargos) y un asistente tecnológico. Se procurará, además, sostener una política de concentración horaria para los docentes (quienes además accederán a capacitación en la misma escuela), de modo de lograr la “incorporación de los profesores a la vida institucional” que, necesariamente, tendrá efectos sobre “las condiciones laborales y de enseñanza”, al desarticular la figura del “docente taxi”.

Las nuevas medidas también sumarán una figura propia de las escuelas primarias: el gabinete psicopedagógico, de los cuales, según señaló el subsecretario de Educación, Daniel Belinche, ya existen 500 y “se necesita crear 1000 más en los próximos dos años”. La importación de este departamento de un nivel escolar al otro indica un malestar: mientras que originalmente se dedicaban a asistir a chicos y chicas con problemas de aprendizaje, como excepciones, ahora trabajan con el 20 por ciento de la comunidad escolar.

En cuanto al diseño curricular, los seis años de secundario se organizarán en dos momentos, el básico (los primeros tres años), en el que todos los bachilleratos compartirán las mismas materias con idéntica carga horaria, y el de especialización (los siguientes tres años), que profundizará en contenidos que actualmente han quedado desplazados, como la matemática, e irá incorporando a la currícula otros asociados a la especialidad. Las orientaciones serán siete: Ciencias Naturales, Ciencias Sociales, Economía y Administración, Comunicación, Lenguas Extranjeras, Educación Física y Arte. La escuela secundaria de Arte (Música, Artes Visuales, Danza, Teatro o Literatura, que es la novedad) ofrecerá, igual que la Técnico- Profesional, la posibilidad de una tecnicatura, que se obtendrá con la cursada de un año más.

La ampliación de la oferta de contenidos y de formación se elaboró tras evaluar experiencias pasadas y consensuar observaciones generales y como necesidades de distritos específicos, que, por ejemplo, permitirán que las propias regiones del interior provincial señalen qué tipo de escuela media requieren. El proceso derivó, por ejemplo, en la creación de la Técnico- Profesional abocada a Construcciones Navales, y se concluyó por reformular las escuelas de Comunicación, Arte y Diseño.

Los alumnos, además, serán alentados a conformar centros de estudiantes, algo que, en realidad, viene impulsándose, con respuestas notables: de un año a esta parte, pasaron de 60 a 600 en toda la provincia.

Compartir: 

Twitter
 

Los alumnos, además, serán alentados a conformar centros de estudiantes.
Imagen: Rafael Yohai
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.