SOCIEDAD › OBAMA ORDENó NO PERSEGUIR EL USO DE MARIHUANA CON FINES MéDICOS

Si hay receta, no hay delito

El gobierno de EE.UU. instruyó a las fuerzas policiales y de investigación federales para dejar de perseguir a los usuarios en los estados donde ese uso está admitido. Una encuesta muestra que crece el apoyo en ese país a la legalización de la marihuana.

El gobierno de Estados Unidos decidió cesar toda persecución penal contra usuarios o proveedores de marihuana con fines medicinales en los estados donde este uso de la sustancia está permitido. Esto marca “un significativo viraje con respecto a las políticas de la administración Bush”, según celebró uno de los principales activistas del uso terapéutico de la cannabis, que está permitido en catorce estados norteamericanos. Al mismo tiempo, se dio a conocer una encuesta según la cual el 44 por ciento de los norteamericanos apoya la legalización de la marihuana. El porcentaje sube sostenidamente y, si la tendencia se mantiene, dentro de los próximos cuatro años la mayoría de los estadounidenses apoyará la legalización.

En 1996, California se convirtió en el primer estado en legalizar la venta al público de marihuana bajo prescripción médica. Hoy también se admite el uso medicinal de la cannabis en Alaska, Colorado, Hawaii, Maine, Maryland, Michigan, Montana, Nevada, Nuevo México, Oregon, Rhode Island, Vermont y Washington. Los principales usos terapéuticos procuran reducir las náuseas y la inapetencia en enfermedades graves como el cáncer.

Bajo la administración del ex presidente George W. Bush, el gobierno central había instruido a los fiscales federales, el FBI y la DEA para que, aun en aquellos estados, continuaran aplicando las leyes federales, que no autorizan el uso terapéutico de la cannabis. Algunos de estos procedimientos se efectuaron con posterioridad a la asunción de Barack Obama, en enero pasado, pese a que éste, durante la campaña electoral, se había comprometido a ponerles fin.

Ayer, el Departamento de Justicia emitió un memorándum dirigido a los fiscales federales de los catorce estados que admiten el uso medicinal: “Ya no será prioridad usar recursos federales para perseguir a pacientes con serias enfermedades, o a sus cuidadores, que cumplen leyes estaduales sobre marihuana medicinal”, estableció el procurador general Eric H. Holder Jr., quien aclaró que “la persecución de los traficantes de drogas ilegales, incluyendo la marihuana, sigue siendo prioridad central”.

Bruce Mirken, de la entidad Marijuana Policy Project, que apoya la legalización de la sustancia, afirmó que “este cambio de política es un viraje significativo respecto de la administración Bush y un avance dramático del gobierno federal en el respeto a la realidad científica y práctica”. En cambio, Lamar Smith, republicano, miembro del Comité de Justicia de la Cámara de Representantes, rechazó la medida al afirmar que “acepta tácitamente el uso de marihuana en Estados Unidos”.

Entretanto, la firma Gallup dio a conocer los resultados de una encuesta realizada entre el 1º y el 4 de este mes, según la cual el 44 por ciento de los estadounidenses contestan “Sí” a la pregunta sobre si el uso de marihuana debería ser legal; el 54 por ciento responde por la negativa y el dos por ciento no se pronuncia. En 2006, la proporción era del 36 por ciento a favor y el 60 en contra; en 1996, 25 por ciento a favor y 73 por ciento en contra. Según Gallup, “si el apoyo del público continúa creciendo a una tasa anual del uno al dos por ciento, la mayoría de los norteamericanos llegarían a apoyar la legalización de la marihuana dentro de los próximos cuatro años”.

Los avances más importantes en la opinión pública favorable a la legalización se han dado entre las mujeres, donde el apoyo creció desde el 32 por ciento en 2005 hasta el 44 por ciento en 2009; entre los votantes demócratas, donde subió del 41 al 54 por ciento en ese lapso, y en el oeste de Estados Unidos, donde pasó del 40 al 53 por ciento. Pero el sí a la legalización creció en todos los sectores, incluidos los votantes republicanos, donde pasó del 21 al 28 por ciento.

Para el año próximo se prevé un referéndum sobre la legalización del “porro” en California, donde, según Gallup, más de la mitad de la población ya está a favor.

Compartir: 

Twitter
 

El uso terapéutico de la cannabis está permitido en catorce estados.
Imagen: Leandro Teysseire
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.