SOCIEDAD › CUATRO MUERTOS Y NUEVE MIL EVACUADOS POR LAS INUNDACIONES EN EL LITORAL

El temporal ya es tragedia

Las tormentas, que continuarán hoy y mañana, provocaron crecidas en los ríos Paraná y Uruguay. En Resistencia ya son más de tres mil los evacuados. Una cifra similar se registró en Concordia, Entre Ríos. También hay afectados en Santa Fe y Goya.

Las tormentas afectaron ayer a once provincias, pero las peores consecuencias del temporal se concentran sobre la zona del Litoral. Las tormentas que arreciaron en estos días y las crecidas de los ríos Paraná y Uruguay ya causaron cuatro muertos, obligaron a la evacuación de casi nueve mil personas y sumaban, al anochecer de ayer, alrededor de 23 mil afectados. Chaco, Entre Ríos y Corrientes, las provincias más afectadas, son también las que tienen por delante un pronóstico nada alentador, que prevé más lluvias para hoy y mañana. En algunas zonas, las tormentas han tenido consecuencias inéditas. “La ciudad vivió la peor calamidad de los últimos años”, afirmó, por ejemplo, el intendente de Goya, Ignacio Osella, quien de todas maneras confiaba en que la tregua que la lluvia dio ayer por la tarde permitiera respirar y reorganizar rápidamente la ayuda para los damnificados. Resistencia y Concordia eran, hasta anoche, las ciudades más perjudicadas por la contundente caída de agua.

En la capital chaqueña, casi tres mil personas fueron evacuadas y distribuidas en 23 escuelas, mientras que un chico de 12 años murió ahogado en un canal de riego. Otros dos adolescentes fueron arrastrados por una correntada, y una niña de 7 años murió aplastada por una pared que derribó el viento. En distintas zonas de Resistencia, el agua acumulada dentro de las viviendas superó los 60 centímetros, por lo que los pobladores reclamaron más ayuda al gobierno provincial. “Sólo llegaron 40 colchones para más de 300 personas”, explicaban durante un corte de la Ruta Nacional 11 algunos evacuados, mientras que en la ciudad de Barranqueras otros dos piquetes reclamaban comida y colchones. La ministra de Desarrollo Social provincial, Beatriz Bogado, admitió que “se prioriza la evacuación antes que la asistencia”, al tiempo que reconoció que la atención a los damnificados era problemática porque “se requiere una estructura mucho mayor a la desplegada” a partir de las evaluaciones y disposiciones del gobierno provincial.

En todo Chaco, de acuerdo con el gobernador Jorge Capitanich, se han dispuesto 28 centros para evacuación, que acogían hasta ayer a 3300 personas provenientes de la capital provincial y localidades del Gran Resistencia, mientras que otras 18 mil fueron afectadas por las lluvias. “Las áreas críticas son la zona sur de Resistencia y las localidades de Colonia Benítez y Margarita Belén”, informó Capitanich poco antes de asegurar que “vamos a proveer cuatro comidas a los evacuados junto con un control sanitario, mientras que habrá un sistema de fumigación”. En la provincia, el pronóstico anuncia fuertes lluvias y granizo para hoy, lo que alimenta las posibilidades de que continúe la crecida del río Paraná. “Esto causa que el río Negro no pueda desagotar y, si sigue lloviendo, hay riesgo de que se inunden campos situados a la vera del río”, explicó una fuente de la gobernación. Aun así, Capitanich aseguró que, en el marco de la emergencia hídrica, “están dando las obras estructurales de Barranqueras (cercana a Resistencia), el dique regulador del río Negro y la estación de bombeo de Puerto Vilelas”.

En Concordia, el río Uruguay, que en esta época del año suele promediar los dos metros, alcanzó los 14,72 metros (la marca más alta de los últimos años y también la quinta marca histórica), lo que se tradujo en una inundación del casco céntrico de la ciudad, en 3200 evacuados y otros 5000 afectados que, al menos de momento, no debieron ser trasladados. La situación “es de emergencia, pero no estamos desbordados ni en seguridad ni en alimentación ni en salud”, afirmaron voceros de la Dirección General de Información Pública, quienes estimaron en seis mil el total de evacuados en toda la provincia. Durante el día, el gobernador Urribarri recorrió los centros de evacuados de Concordia con el secretario nacional de Programas Sanitarios, Sergio Diosque. La provincia cuenta con “todos los recursos necesarios para que, ni bien baje el agua, la Comisión Administradora de Salto Grande restaure todas y cada una de las viviendas de todos los afectados”, prometió Urribarri. De acuerdo con los pronósticos, el lago Salto Grande continuará en crecimiento, y podría llegar a alcanzar los 37 metros por primera vez en tres décadas.

Otras 300 personas se encontraban ayer evacuadas en albergues y escuelas de Santa Fe, sobre la que también se abatió el temporal del lunes. En Corrientes cayeron más de 900 milímetros de agua a lo largo de los últimos 20 días sobre la ciudad de Goya, situada a la vera del Paraná. Hasta ayer, allí eran 120 los evacuados, mientras que 300 familias recibían asistencia tras haber sufrido distintas consecuencias de la inundación.

Compartir: 

Twitter
 

Concordia es una de las ciudades más afectadas por la crecida del río Uruguay.
Imagen: Télam
 
SOCIEDAD
 indice
  • FUERON INCAUTADAS EN TALLERES CLANDESTINOS Y LA JUSTICIA LAS DESTINA A COOPERATIVAS DE COSTUREROS
    Las máquinas para el que las trabaja
    Por Eduardo Videla
  • EL SENADO APROBó LOS ARTíCULOS DEL RéGIMEN PENAL JUVENIL PARA CHICOS DE 14 A 18 AñOS
    Los pibes tienen su propia ley penal
    Por Horacio Cecchi
  • CUATRO MUERTOS Y NUEVE MIL EVACUADOS POR LAS INUNDACIONES EN EL LITORAL
    El temporal ya es tragedia

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.