SOCIEDAD › LA ESCUELA QUE LLAMó A POLICíAS POR UN CASO DE DISCIPLINA

Una misión para la Metropolitana

Un directivo de la escuela primaria Nº 23, del barrio porteño de Villa Pueyrredón, llamó a la Policía Metropolitana luego de que un alumno de séptimo grado se negara a salir de la fila de formación e ir a dirección, tal como se lo había exigido la autoridad, relató a Página/12 el padre de una alumna de la escuela que prefirió reservar el nombre. “Como papás estamos muy preocupados, angustiados e indignados por esta situación, en la que por un problema de indisciplina común se llamó a la policía para retar a un chico que tan sólo tiene 12 años y no quiso salir de la fila”, manifestó la fuente. Así, ese padre realizó la denuncia en la Defensoría del Pueblo de la Ciudad de Buenos Aires. A partir de esa acusación y con la copia de la nota que los docentes enviaron a la supervisión escolar, para alertar sobre el episodio, el organismo solicitó dos pedidos de informes, uno para el Ministerio de Educación y otro para el de Justicia y Seguridad, informó a este diario Gustavo Lesbegueris, responsable del área de Derecho a la Educación de la Defensoría.

El viernes 3 de septiembre comenzaba una nueva jornada en la escuela primaria Nº 23, ubicada en la calle Franco al 2000, cuando la vicedirectora del colegio le pidió a un chico de séptimo grado que saliera de la fila de formación y fuera a dirección porque había empujado a otra chica, contó el padre de una alumna del colegio. Según el hombre, “el chico se negó a salir y la vicedirectora lo amenazó con que iba a llamar a la policía, y así lo hizo. Al parecer, la Metropolitana estaba en la esquina y la vicedirectora ingresa nuevamente a la escuela con dos agentes. Cuando el nene ve esto se asustó y se metió en el baño llorando y, como si fuera poco, los tres ingresaron a buscarlo. Después llegaron dos policías más”.

El padre se enteró de lo sucedido por su hija, aunque también el relato le llegó a través de otros padres que vieron lo que pasó porque fue en el horario de ingreso. “Hay un problema de incompetencia e irresponsabilidad por parte de las autoridades del colegio y de la policía, que accedió a esta barbaridad. Estamos hablando de chicos de primario y bajo ningún punto de vista puede ingresar esta fuerza de seguridad para solucionar lo que debe resolver el colegio”, explicó el papá. Además, manifestó su preocupación porque, según le dijeron otros padres, “la directora está haciendo correr la bolilla de que el chico se había querido escapar y que se había salido de control”.

La Defensoría del Pueblo recibió la denuncia el jueves último, con la copia de la nota que los docentes entregaron a la supervisión escolar, denunciando la situación y en repudio de que se haya llamado a la policía, poniendo de manifiesto, además, que era un episodio común, explicó Lesbegueris. Con esta información se enviaron pedidos de informe al Ministerio de Educación y al de Justicia y Seguridad para investigar el episodio. El hecho “generó una fuerte conmoción entre los padres y docentes”, expresó.

Informe: Rocío Ilama.

Compartir: 

Twitter
 

 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.