SOCIEDAD › UN GRUPO DE PADRES DENUNCIO A OTRO POR HABER HOSTIGADO A LOS ALUMNOS QUE PROTAGONIZARON LA TOMA DEL NORMAL 6

Con el grito de “subversivos” y “delincuentes”

Es la escuela donde padres opuestos a la toma fueron fogoneados por C5N. Varios de ellos atacaron verbalmente a los adolescentes. Ahora fueron denunciados en el Ministerio y la Legislatura, y habrá una presentación en el Inadi. Cuestionan a la dirección del colegio.

 Por Carlos Rodríguez

Un grupo de padres cuyos hijos participaron activamente en la toma de la Escuela Normal Superior 6 Vicente López y Planes, del barrio porteño de Palermo, hicieron una presentación ante la Comisión de Educación de la Legislatura porteña y ante el Ministerio de Educación de la Ciudad, para que “se ponga fin a las actitudes agresivas y discriminatorias que se han observado, durante el conflicto escolar en ese establecimiento, por parte de otro grupo de padres, que se oponían a la toma y que se movían dentro del colegio como si contaran con el aval de sus autoridades”. La información, a la que tuvo acceso Página/12 a través de tres de los padres que hicieron la presentación, fue confirmada por José Machaín, consejero del Consejo de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes, que tomó intervención en el tema. Dos de los padres, Hernando y Carlos (pidieron reserva de apellidos para no exponer a sus hijos), informaron que los adultos que presionaban a los chicos que estaban a favor de la toma “son los mismos que aparecían a diario en C5N, entrevistados por el periodista Eduardo Feinmann y que se declaran en contra de las tomas”.

Según los denunciantes, hubo algunos momentos de “mucha tensión”. El lunes pasado, cuando los chicos regresaron al colegio, finalizada la toma, “un grupo de unos 50 padres opuestos a las medidas agredieron verbalmente a los chicos que participaron y les dijeron cosas duras como ‘subversivos’ o incluso que por cosas similares hubo desaparecidos en la Argentina”. Fuentes del Ministerio de Educación porteño confirmaron que “hay problemas que solucionar no sólo en el Normal 6” y resaltaron, en ese sentido, que hubo “muchos padres que se opusieron a las tomas en todos los colegios y algunos de ellos llegaron a entrevistarse con el ministro (Esteban Bullrich) cuando recibió a la delegación de chicos que estaban al frente de las tomas. Ahora, representantes de la comunidad educativa van a tener que trabajar para restablecer la buena convivencia”.

Machaín, consultado por Página/12, confirmó que los padres se presentaron el martes pasado ante la Comisión de Educación de la Legislatura. El propio Machaín, como miembro del Consejo, concurrió al Normal 6 “porque tuvimos información de que la situación estaba muy complicada”. El consejero ratificó que “el problema comenzó porque algunos padres, los mismos que aparecieron en algunos medios de prensa, se organizaron para oponerse a la toma. Esto provocó situaciones de violencia verbal, aunque no se llegó a la violencia física”.

Agregó que “se dieron algunas situaciones que tuvieron cierta complicidad por parte de las autoridades del colegio, como cuando el lunes pasado se intentó hacer, dentro del colegio, una ‘asamblea’ mixta entre los padres que no querían la toma y los alumnos que habían participado, algo que finalmente no se hizo porque era incorrecto hacerlo”. En un momento dado, en el Salón de Actos del Normal 6, “llegaron a cruzarse los padres que apoyaban la toma y los que se oponían, y la situación se puso muy tensa. El problema, ahora, es que el enfrentamiento se trasladó a los chicos, que discuten en los recreos”.

Machaín dijo que ésa es una situación que requiere “la intervención del Ministerio de Educación porteño, que tiene que enviar a la supervisora del colegio, para que se llame a la reflexión y se empiecen a bajar los decibeles”. En el Normal 6, las tomas comenzaron en la semana del 16 de agosto y, según Machaín, “el detonante tal vez haya sido que la directora del colegio, quizá siguiendo lo que se dijo en el memorándum del Ministerio de Educación porteño (alude al que recomendaba hacer denuncias policiales), decidió irse de la escuela, luego de hacer una presentación ante la comisaría de la zona. Entonces, todo se desarrolló sin la presencia de personas adultas, con autoridad en el colegio, que pudieran intervenir para evitar los enfrentamientos verbales”.

“Los padres de los chicos que fueron presionados por otros padres también se presentaron ante la Defensoría del Pueblo de la Ciudad y el lunes lo harán ante el Ina-di”, el Instituto Nacional contra la Discriminación. “En principio, lo que me parece es que las autoridades del colegio no han favorecido para nada el logro de una relación armoniosa dentro de la comunidad educativa. Ahora la situación sigue tensa, hay amenazas cruzadas entre los chicos durante los recreos y es necesario que haya una intervención del ministerio para poner paños fríos para ver cómo se reconstruyen las relaciones.”

La directora del Normal 6, Cristina Saja, regresó a la escuela recién esta semana, luego de que se levantaron las tomas, que estuvieron a punto de ser reanudadas luego de la aparición del grupo de padres que agredió verbalmente a los alumnos que encabezaron la protesta. Los padres que hicieron la denuncia ante la Comisión de Educación y ante el ministerio cuestionaron también a la jefa de Preceptores, de nombre Marita, porque “ella fue la que permitió que los padres que se oponían a la toma se movieran libremente dentro del colegio”.

Los padres de los chicos que participaron en las tomas se reunieron ayer con “Alejandra Iluzzi, que es una de las personas que tiene intervención en este tipo de casos”. Lo que ellos solicitaron es que “finalizado el conflicto, se vuelva a la normalidad y que nuestros hijos dejen de ser hostigados por los padres que no estaban de acuerdo con los planteos realizados. Estamos en democracia y todos tenemos derecho a manifestarnos. A nuestros hijos los han llamado ‘subversivos’, ‘troscos’ o ‘delincuentes’, y hasta recibieron insultos, sólo por manifestarse”.

“Los grupos de padres se movían dentro del colegio como si fueran tropas de choque. Ni siquiera se daban cuenta de que los tiempos han cambiado mucho. Ya no estamos en los setenta. Los chicos tomaban el colegio, pero son pibes que andan en skates y juegan a la PlayStation. ¿De qué subversivos están hablando? Son chicos que quieren una enseñanza mejor y un colegio más limpio y más lindo. Me parece que hay que parar un poco la moto”, dijo Hernando, uno de los padres. Al mismo tiempo, confirmó que el lunes concurrirán al Inadi porque interpretan que “lo que hicieron las autoridades del colegio es discriminatorio”.

Compartir: 

Twitter
 

La toma en el Normal 6 terminó, pero el conflicto dentro de la comunidad educativa amenaza con extenderse.
Imagen: Arnaldo Pampillón
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.