SOCIEDAD › NUEVE MUERTOS Y DOCE HERIDOS AL CHOCAR CATORCE VEHICULOS EN CORDOBA

Un trágico choque en cadena

Una tormenta de viento y tierra sorprendió a los conductores en la autopista Córdoba-Villa María. Algunos no bajaron la velocidad ni se detuvieron en la banquina. El choque en cadena involucró a cinco camiones y nueve autos.

Una tormenta de viento y tierra se convirtió en una trampa mortal para quienes circulaban ayer por la mañana por la autopista Córdoba-Villa María. Un choque en cadena entre catorce vehículos, cinco de ellos camiones de gran porte, causó la muerte de nueve personas y heridas a otras doce. El accidente se produjo minutos después de las 8, entre las localidades cordobesas de Laguna Larga y Pilar, cuando se de-sencadenó el vendaval, tan intenso y sorpresivo que no dio tiempo a muchos de los automovilistas y camioneros que circulaban por allí a bajar la velocidad y aguardar en la banquina.

Según fuentes de la policía cordobesa, el accidente ocurrió aproximadamente a las 8.15, cuando empezaron a soplar ráfagas de entre 75 y 90 kilómetros por hora que dejaron polvo en suspensión, a la altura del kilómetro 556, en la autopista, 50 kilómetros al sudeste de la capital provincial. Algunos automovilistas optaron por detenerse en la banquina, pero otros continuaron su trayecto, en una autopista de única mano pero con visibilidad nula.

No se sabe aún cómo se inició el accidente, pero se supone que se generó a partir de la detención o descenso de la velocidad de uno de ellos, que habría sido embestido por el que venía detrás. A partir de entonces, los vehículos chocados se convirtieron en una trampa para los que los seguían. La Policía Caminera informó que había ordenado la interrupción del tránsito, pero los vehículos involucrados en el choque múltiple ya habían superado los sitios de control, explicó el comisario mayor Ramón Frías, quien calificó el fenómeno como “sobrenatural”.

En principio, los fallecidos son cinco integrantes de una familia que iba en un auto, otras tres personas que habían sido despedidas de otros vehículos y una novena que se bajó a socorrer y fue aplastada por un camión, informó el secretario de Gobierno de Pilar, Pedro Bota.

“El accidente se produjo en medio del temporal de viento. El viento arrastra materiales que se convierten en proyectiles. Es un fenómeno especial, ya ocurrió con anterioridad”, relató el funcionario.

Tras el accidente, el jefe de la policía provincial, Alejo Paredes, pidió colaboración a la ciudadanía para “liberar la autopista”, ya que no era aconsejable circular por allí mientras se realizaban las tareas de rescate y traslado de los heridos.

Al lugar acudieron policías y cuatro dotaciones de bomberos para auxiliar a las víctimas, doce de ellas con lesiones de diversa consideración, que fueron trasladadas a clínicas de Río Segundo, Laguna Larga y Pilar, ciudades cercanas al lugar de la tragedia.

Las víctimas fatales son cuatro varones y cinco mujeres, una de ellas embarazada. Entre ellos hay una niña de dos años.

En la clínica Sarmiento, de Laguna Larga, fueron internados tres miembros de una familia, informó el médico Pablo Lescano, quien señaló que el padre de familia, Fernando Gutiérrez (46), es el más comprometido, pero no corre riesgo de perder la vida. Además, sufrieron lesiones su esposa, Sandra Guerrero (41), y la hija del matrimonio, de 12 años, quienes tienen escoraciones faciales.

Al comenzar el fuerte viento, muchos automovilistas optaron por detenerse a un costado de la ruta y, al producirse la primera colisión, algunos abandonaron sus habitáculos y corrieron hacia los campos cercanos, tras lo cual se sucedieron varios impactos, relataron los sobrevivientes.

A poco de ocurrir el múltiple accidente, Agustín, que iba en su vehículo y salvó su vida, dijo: “No veía nada, fue todo muy repentino, no se pudo prevenir. Fue de golpe que el viento empezó a soplar fuerte, era una nube de tierra”.

“Esto es un desastre, una masacre parece. Cuando choqué a un (Chevrolet) Corsa de atrás, lo primero que hice fue correr hacia el alambrado. Inmediatamente escuché gritos y frenadas, fue horrible”, afirmó.

A instantes del hecho, Carlos Pujal, que iba en un Renault 18, le dijo a Radio Córdoba: “No puedo ni hablar, estoy tirado en la ruta. Tengo golpes en el hombro y se me ha quebrado una costilla”.

Algunos de los vehículos más chicos que intervinieron en el choque quedaron totalmente destruidos al ser aplastados por los camiones o quedar debajo de ellos, lo cual hizo muy difícil la tarea de rescate de muertos y heridos. En muchos casos debieron emplearse sopletes para cortar carrocerías y acceder a las víctimas, mientras el viento no cesaba en el sector.

El 23 de octubre de 2009, un día de viento y tierra sobre la misma ruta, tres personas murieron en un choque múltiple a la altura de Toledo, a 18 kilómetros de la capital cordobesa.

Compartir: 

Twitter
 

Los investigadores desconocen cómo se inició el accidente, pero estiman que alguien se detuvo en la ruta.
Imagen: Télam
 
SOCIEDAD
 indice
  • NUEVE MUERTOS Y DOCE HERIDOS AL CHOCAR CATORCE VEHICULOS EN CORDOBA
    Un trágico choque en cadena
  • LA CONVENCION DE DIVERSIDAD BIOLOGICA LANZO UN PLAN PARA “FRENAR LA DESAPARICION DE ESPECIES”
    Acuerdo mundial para preservar especies
    Por Rocío Ilama
  • DATOS PARCIALES DEL CENSO EN EL INTERIOR
    Cada día somos más

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared