SOCIEDAD › UNA MUJER FUE HALLADA ASESINADA EN UN ARMARIO

Desagradable sorpresa en el placard

El cuerpo, cubierto con frazadas, estaba escondido en el placard de la casa en la que vivía la víctima, Rosa Santa Umeres, de 63 años. Su marido, con el que convivía, fue quien encontró el cadáver cuando volvió a su hogar “luego de realizar un viaje laboral de 48 horas”, según declaró ante la policía. Los peritos determinaron que la muerte se había producido 48 horas antes del hallazgo. El esposo aseguró que retornó a la vivienda el lunes, a las 15.30, y no encontró a su mujer. La ausencia no le preocupó al principio y no bien llegó fue a la cocina para prepararse la comida. Con posterioridad, como su mujer seguía sin aparecer, preguntó por ella a los vecinos y cuando regresó a la casa, abrió el placard para guardar algo y se llevó la sorpresa. Por ahora no hay detenidos, aunque se sospecha que el asesinato –a golpes– fue cometido por alguien cercano a la víctima.

“Faltaban algunos electrodomésticos, pero no parece que el robo haya sido el móvil”, sostuvo una fuente policial, consultada por el crimen ocurrido en el departamento 6 de un PH ubicado en Brasil 3057, en el barrio porteño de Parque de los Patricios. “Se sospecha de alguien del entorno familiar”, sostuvo el vocero policial, de manera que se analizan los pasos tanto del marido como de un hijo de la mujer, que no vivía con ella y con el cual, según los vecinos, mantenía una relación distante.

El marido dijo que estuvo ausente por dos noches seguidas. Los vecinos afirman que en ese tiempo la mujer fue visitada por su hijo de 22 años. El cuerpo fue hallado en el piso del placard que estaba en la habitación matrimonial. El hombre llamó a la comisaría 32 y al SAME. Policías y médicos corroboraron la muerte, ocurrida unas 48 horas antes.

La víctima presentaba golpes, sobre todo en la cara. El autor del crimen había limpiado las huellas de sangre que, se supone, tendrían que haber quedado en la habitación o en el resto de la casa, si fue allí donde se consumó el homicidio. Tampoco encontraron elementos que puedan haber sido usados para golpear a la mujer. La búsqueda de los investigadores se orienta hacia una persona del entorno íntimo de Rosa Santa Umeres.

En la casa no había huellas de que alguno de los accesos haya sido violentado. Los vecinos la vieron por última vez el sábado. Algunos testimonios precisaron que ese mismo día, por la mañana, el hijo de la mujer estuvo de visita en el departamento. Los peritos de la Unidad Criminalística Móvil de la Policía Federal regresaron ayer a la escena del crimen para tratar de hallar rastros que orienten la pesquisa. Interviene la fiscalía de Pompeya y Parque Patricios, a cargo de Adrián Giménez.

Compartir: 

Twitter
 

 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.