SOCIEDAD › LA JUSTICIA RECHAZó EL PEDIDO DE DETENCIóN DE GRASSI, QUE VIVE FRENTE A LA FUNDACIóN

Una desGrassia para los chicos

La decisión la tomó la Cámara de Apelaciones. El fallo sostiene que los pedidos de la querella y el fiscal son improcedentes. La fiscalía analiza una nueva apelación. Grassi, condenado por abusar de un menor, vive frente a la Fundación Felices los Niños.

El cura católico Julio César Grassi, condenado a 15 años de cárcel por el abuso sexual de un chico que tenía entonces 13 años, seguirá en libertad, al menos por ahora. Esto es así porque los miembros de la Cámara en lo Penal de la Justicia de Morón resolvieron, en fallo dividido, que fue “mal concedido” a la fiscalía y a los querellantes un recurso presentado ante el Tribunal Oral 1 de Morón. En ese escrito, los fiscales y la querella solicitaron la inmediata detención de Grassi, luego de que el fallo condenatorio, del mismo Tribunal 1, fue confirmado por la Cámara de Casación Penal de la provincia de Buenos Aires. Ahora, la Cámara Penal de Morón, sin analizar el fondo de la cuestión, rechazó el planteo por considerarlo improcedente.

Grassi, que sigue hablando por los medios y viviendo enfrente de la Fundación Felices los Niños –escenario de los abusos por los cuales fue condenado–, dijo que la decisión judicial que le permite preservar su libertad es “un oasis en medio de este calvario”. Aseguró que de todos modos su libertad “no es total porque aunque no esté detenido la búsqueda de fondos para la Fundación Felices los Niños, con la que sigo trabajando, se hace muy difícil”.

La Sala I de la Cámara en lo Penal de Morón, con los votos de Mario Moldes y Elisabet Fernández, sostuvo que el Tribunal Oral Criminal 1 de ese distrito judicial no debió haber concedido el recurso de apelación a fiscales y querellantes, quienes reclamaron la inmediata detención de Grassi. Los camaristas coincidieron con la defensa de Grassi en que “los recursos de apelación han sido mal otorgados por resultar inadmisibles”.

Los jueces de la mayoría recordaron que el propio Tribunal 1 de Morón ya se había declarado “por la negativa” ante el recurso que, con anterioridad, habían presentado las partes acusadoras, con el mismo objetivo de lograr la inmediata detención del sacerdote. El voto minoritario fue el del tercer miembro de la Cámara, Fabián Cardoso, quien recordó que “ninguna de las partes cuestionó la competencia del Tribunal Oral para pronunciarse sobre los pedidos de detención, ni la intervención de esta sala para su oportuna revisión”. Por eso consideró que el tribunal debía expedirse sobre el planteo.

Por su parte, el fiscal general de Morón, Federico Nieva Woodgate, anticipó que estudiará la factibilidad de interponer otro recurso para pedir la detención de Grassi. “Vamos a estudiar el caso y si hay un recurso para interponer, lo haremos. Si no existe esa posibilidad, habrá que esperar que la sentencia condenatoria quede firme por fallo de la Suprema Corte bonaerense o la Corte Suprema nacional”. Grassi fue condenado a 15 años de cárcel por dos abusos en perjuicio de un chico conocido como “Gabriel”, a su cuidado en la Fundación Felices los Niños.

Compartir: 

Twitter
 

Grassi dijo que el fallo “es un oasis en medio de este calvario”.
Imagen: Guadalupe Lombardo
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.