SOCIEDAD › OPINION

Un científico con Duende

 Por Los Maldonado *

Quienes firmamos esta carta comprobamos la existencia de los duendes, acerca de quienes Federico García Lorca escribió en Teoría y Juego del Duende, en 1933. Héctor nos enseñó la existencia de ese personaje misterioso que podía habitarnos y a quien debíamos buscar y cuidar. Lorca pensaba en el duende del artista, ese que “quema la sangre como un tópico de vidrios, que agota, que rechaza toda la dulce geometría aprendida, que rompe los estilos”. Héctor pensaba y nos enseñaba que ese duende es imprescindible en la vida de un científico. Según Lorca, “la llegada del duende presupone siempre un cambio radical en todas las formas sobre planos viejos, da sensaciones de frescura totalmente inéditas, con una calidad de rosa recién creada, de milagro, que llega a producir un entusiasmo casi religioso”. Héctor fue abogado (un pecado de juventud, solía ironizar) y luego biólogo. A lo largo de 50 años, sus estudios sobre la neurobiología de la memoria utilizando animales invertebrados como modelos experimentales le confirieron un reconocimiento internacional que lo califica como uno de los científicos más importantes que ha tenido nuestro país. Como discípulos, el reconocimiento más trascendente que podemos hacerle a Héctor es dar testimonio de la escuela que nos legó, su empeño permanente como generador de políticas institucionales, su actividad docente, y su actividad científica y académica.

Conocimos a Héctor en 1983, con su retorno al país luego de un prolongado exilio, que comenzó en La Noche de los Bastones Largos, en 1966. Poco después de recuperar su cargo de profesor, fue nombrado jefe del Departamento de Ciencias Biológicas. Desde allí, Héctor entabló una dura lucha, más política que académica, por modernizar los contenidos de la carrera e introdujo un mecanismo de evaluación de los docentes por parte de los estudiantes dirigido al mejoramiento de las clases. El conjunto de medidas adoptadas resultó demasiado revolucionario para la mayoría de los profesores de ese momento, cuyos duendes quizá los habían abandonado allá por 1976, y el entonces rector interventor de la Universidad de Buenos Aires, el radical Francisco Delich, procedió a “renunciar” a Maldonado como director de la carrera de Biología. Sin embargo, tanto la reforma del plan de estudios como las encuestas de evaluación docentes instauradas por Héctor siguen vigentes.

En 1985, Maldonado junto con Josue Núñez organizaron y dictaron el primer curso de Fisiología del Comportamiento Animal en la carrera de Biología, que ha ejercido un efecto multiplicador en la elección del tema de investigación de innumerables estudiantes, varios de los cuales hoy son reconocidos investigadores en el país y el extranjero. Héctor continuó dictando parte de ese curso hasta hace apenas un año.

Cualquiera que haya trabajado con Héctor reconoce su originalidad, su sabiduría, su pasión, y también lo difícil que era seguir su infatigable resistencia. Sus becarios o colaboradores solían terminar extenuados luego de discutir sus experimentos, pero Héctor no necesitaba recreos para acometer una nueva discusión inmediatamente. Las discusiones con él eran naturalmente pasionales. Le agradaban especialmente los estudiantes que combinaban inteligencia con cierto grado de vehemencia en sus opiniones. Para él las discusiones siempre eran entre pares, y divertidas. Nunca lo escuchamos recurrir al principio de autoridad para sostener un argumento. Quienes fuimos sus primeros discípulos tuvimos la enorme fortuna de conocer el duende de Héctor hace más de 25 años. Todos los integrantes del Laboratorio de Neurobiología de la Memoria, el laboratorio de Maldonado como se lo conoce en la facultad, nos sentimos orgullosos de que nuestros colegas nos llamen Los Maldonado. Ser un Maldonado es llevar adentro uno de esos pequeños duendes de Lorca.

* Discípulos de Héctor Maldonado, quien el 27 de febrero hubiera cumplido 84 años. Laboratorio de Neurobiología de la Memoria. FCEN-UBA.

Compartir: 

Twitter
 

 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.