SOCIEDAD › EN UN INTENTO DE ROBO, EN LANúS

Docente asesinada

La docente intentó defender su portafolio, donde llevaba su material de trabajo, a golpes de paraguas. Dos hombres habían intentado robarle cuando entraba en su casa, con su esposo, en Villa Industriales, Lanús Oeste. Los ladrones no se llevaron nada pero le dispararon a quemarropa un balazo en el pecho, que le provocó la muerte. El hecho ocurrió cerca de la medianoche del miércoles. La policía ya habría encontrado, en el barrio porteño de Nueva Pompeya, el auto en el que huyeron los delincuentes. A los vecinos les llama la atención que, en ese barrio tranquilo, se sucedieron cuatro robos en las últimas dos semanas.

Alrededor de la medianoche del miércoles, Elizabeth Cano (31), llegó con su esposo, Julián Gregorio, a la casa ubicada en República Argentina 1449, entre Enrique Fernández y Catamarca. La pareja acababa de cerrar la pizzería que el hombre tiene a unas cuadras de allí y se disponía a ingresar en la vivienda cuando fueron abordados por dos hombres armados.

Según fuentes policiales, los ladrones intentaron quitarle a la mujer el maletín que llevaba, que tenía sus elementos de trabajo, ya que antes de ir al local de su esposo había trabajado dos turnos en la escuela. La maestra se resistió al arrebato, mediante golpes del paraguas que llevaba a mano porque ese día había llovido. En ese momento, uno de los delincuentes extrajo una pistola calibre 9 milímetros y disparó contra la docente, que cayó al suelo con una herida en el sector derecho del tórax.

Los asaltantes escaparon en un Volkswagen Bora sin robar nada. Los testigos no pudieron determinar cuántas personas son las que huían. Mientras, Gregorio asistió a su mujer, de forma inmediata la subió a su auto, un Fiat Marea, y la trasladó al Hospital Evita de Lanús, donde falleció cerca de las 1.30 del jueves.

Una vecina que ya declaró ante la policía relató a Página/12 que se enteró del hecho al escuchar “un tiro y un portazo: cuando miré por la ventana vi a dos pibes que se subían a un auto y salieron rápido”. La testigo salió a la calle y se acercó al marido de la docente para ver qué había pasado cuando vio a la mujer tirada y con una herida debajo del brazo. “Ayudé a subirla al auto. Le decían que hable, pero ya le costaba respirar”, contó.

Tanto esta vecina como otros coincidieron en señalar que el barrio es tranquilo. “Nos sentamos todas las tardes en la puerta. Nunca tuvimos miedo”, dijo a este diario Osvaldo Cerruti, quien vive a tres casas de donde ocurrió el asesinato. Es más, “para fin de año el marido de la maestra me dijo que quería juntar plata para comprarse algo por acá por lo tranquila que es la zona”, compartió. La pareja alquilaba desde hace siete años la casa donde vivían.

Un dato que añadieron los vecinos es que “en las últimas dos semanas hubo cuatro robos en la zona”. “Tres fueron de autos –agregó Pedro Altamiranda–, e incluso el miércoles robaron una camioneta cuatro por cuatro acá a dos cuadras.”

Ayer la policía realizó rastrillajes en la zona de la Villa Zavaleta, cerca de donde encontró el auto que habrían tripulado los delincuentes, que permanecían prófugos. En la puerta de la casa de Cano se secuestró una vaina calibre 9 milímetros, proveniente de la pistola con la que la asesinaron. La investigación quedó a cargo de personal de la comisaría séptima de Lanús y de la DDI de Lomas de Zamora, con intervención de la fiscal 11 de ese distrito, María Costal.

Informe: Leonardo Rossi.

Compartir: 

Twitter
 

Imagen: Guadalupe Lombardo
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.