SOCIEDAD › EL GRUPO QUE INTEGRABA UN POLICíA METROPOLITANO

A la banda nazi le queda un prófugo

El Ministerio de Seguridad de la Nación confirmó ayer la participación de un efectivo de la Metropolitana, detenido junto a otro hombre, en el funcionamiento de una organización neonazi. Desde la Subsecretaría de Delitos Complejos de la Nación sostuvieron que hay un tercer integrante del grupo antisemita que permanece prófugo y no descartan que existan vínculos con asociaciones del exterior. Además, se investiga si el grupo delictivo tiene relación con un reciente atentado a un establecimiento de la Policía Federal.

Tal como dio a conocer Página/12 en su edición de ayer, el subsecretario de Delitos Complejos, Miguel Angel Robles, ratificó que una de las dos personas detenidas por integrar la organización Alba Thule pertenecía a la Policía Metropolitana. El funcionario precisó que fue el propio detenido, Gabriel Sobenko (22), quien “dijo ser oficial de la Metropolitana”, al momento de ser reducido en su domicilio de Villa Lugano. Las autoridades federales dieron rápido reporte de la situación a sus pares de la Ciudad, por lo cual el efectivo fue pasado a disponibilidad. Además, el ministro porteño de Seguridad, Guillermo Montenegro, aclaró que, de confirmarse las acusaciones, “será desplazado definitivamente”.

El otro detenido, Carlos Belveder, fue capturado en Córdoba y está sindicado como “cabecilla” de la banda, que se abocaba a divulgar “teorías neonazis”, así como también al “reclutamiento y adoctrinamiento de jóvenes”, informaron desde la Policía Federal. Tanto Sobenko como Belveder quedaron a disposición del juez en lo criminal y correccional Juan Pablo Salas, bajo la acusación de presunta infracción a la ley antidiscriminatoria. De ser encontrados culpables, los detenidos podrían purgar penas que van de un mes a tres años de prisión, por haber realizado “propaganda basada en ideas de superioridad de una raza”.

Sobre el tercer integrante, al que se intentó detener en un domicilio de la localidad bonaerense de Ituzaingo, Robles indicó que “permanece prófugo” y se lo busca “en el marco de la investigación del accionar de esa organización, que no se descarta que pueda tener una conexión internacional”.

El seguimiento de este grupo antisemita comenzó en octubre de 2010, luego de que un hombre denunciara que su hija, menor de edad, había sido invitada a participar de la organización mediante mensajes surgidos desde la página de internet www.atithero.com.

Entre el material secuestrado en los allanamientos hay “libros, material de propaganda de tinte discriminatorio, simbología de tipo nazi, banderas con cruces esvásticas, elementos punzocortantes y contundentes”. También fue incautado un artefacto casero con aparente fin explosivo. Al respecto, Robles señaló que se investiga un posible vínculo “con el atentado explosivo que tuvo lugar en la sede del Círculo de Suboficiales de la Policía Federal”, ocurrido en julio.

Compartir: 

Twitter
 

Parte del material incautado al grupo neonazi desbaratado.
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.