SOCIEDAD › IDENTIFICAN AL POSIBLE CAUSANTE DE LA NEUMONIA

El virus encontró una familia

 Por Pedro Lipcovich

“Todavía no sabemos el nombre del killer, pero ya sospechamos de qué famiglia viene”: así se expresaría, en términos de policial negro, el punto en el que ayer estaba la búsqueda del agente causante de la neumonía atípica. Sería un virus de la familia de los “paramixovirus”, a la que pertenecen los del sarampión y las paperas; en los últimos diez años se identificaron varias nuevas especies, que llegaron al ser humano a partir de caballos y cerdos. Existe un medicamento contra esta familia de virus, aunque su eficacia sólo está demostrada en laboratorio. Ayer el número de casos registrados en el mundo se elevó a 219, con nueve muertos.
Investigadores de la Universidad China de Hong Kong identificaron en muestras respiratorias de un paciente con neumonía atípica un virus de la familia “paramyxoviridae”: el hallazgo se obtuvo mediante microscopio electrónico y se confirmó por análisis de ADN. Un virus de la misma familia fue detectado en Frankfurt, en muestras del médico singapurense cuya enfermedad se manifestó cuando regresaba a su país en avión (235 tripulantes de la máquina siguen en cuarentena en esa ciudad); en este caso, todavía no se confirmó la secuencia genética.
“Es demasiado pronto para sacar conclusiones”, advirtió desde Ginebra Melinda Henry, portavoz de la OMS: el paramixovirus, aun estando presente en esos enfermos, podría no ser el causante de su enfermedad. Las próximas horas serán cruciales, ya que el registro del mismo virus en mayor cantidad de pacientes permitiría una razonable certeza sobre su función en esta neumonía.
Los paramixovirus se dividen en “históricos” y “emergentes”. Los históricos, bien conocidos, causan enfermedades como el sarampión, las paperas, otitis, bronquitis y otras diversas infecciones respiratorias en niños y adultos. Los emergentes se descubrieron en los últimos diez años: son virus propios de animales, que eventualmente se transmiten al hombre en regiones del Lejano Oriente, donde es común la convivencia estrecha con animales como el caballo o el cerdo. En varios casos, el reservorio original del virus es el murciélago, que no lo transmite directamente al hombre sino, por mordedura, a aquellas otras especies.
“Si se confirma que se trata de un paramixovirus, seguramente corresponderá a la categoría de los emergentes, y pronto sabremos si es uno de los ya identificados o uno nuevo”, comentó Horacio López, director de la carrera de especialista en infectología de la UBA.
Existe un antiviral contra esta familia, la ribavirina, aunque “hasta ahora sólo mostró sus efectos in vitro, todavía no fue probado en grandes grupos de seres humanos”, advirtió López. En todo caso, “en la Argentina, en este momento, la indicación terapéutica debe ser: para pacientes que hayan viajado recientemente al Lejano Oriente y tengan síntomas de neumonía, ribavirina endovenosa, más un corticoide (contra la inflamación) y, por las dudas, un antibiótico; a quienes no hayan viajado a esa región no hay por qué darles ribavirina”, precisó el especialista de la UBA.
En la Argentina, ayer se estrenó el operativo de prevención dispuesto por el Ministerio de Salud: los viajeros que llegaron en el vuelo de Malasyan Airlines procedente de Kuala Lumpur cumplieron un doble control, que incluyó comunicar dónde residirán en el país. No se registraron casos sospechosos. La OMS tiene registrados 219 casos de neumonía atípica de origen asiático, y al menos nueve personas fallecieron por la enfermedad.

Compartir: 

Twitter
 

 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.