SOCIEDAD › DOS ADOLESCENTES TOMARON A UNA FAMILIA DE REHEN EN OLIVOS Y FINALMENTE SE ENTREGARON

Cinco horas con el barrio en vilo

Dos adolescentes asaltaron una casa de Olivos, donde viven una pareja y su hija. Fueron descubiertos y rodeados por un fuerte operativo de la policía. Cinco horas después se entregaron.

Tras cinco horas de tensión, dos adolescentes se entregaron a la Bonaerense después de mantener como rehenes a un matrimonio y su hija, en Olivos. Los dos jóvenes habían intentado asaltar la casa de la familia, alrededor de las cinco de la tarde, pero fueron descubiertos y alguien realizó un llamado al 911. En minutos, la casa estuvo rodeada por un ejército de policías. Alrededor de las diez de la noche, después de trabajosas negociaciones, los dos adolescentes se entregaron y fueron detenidos.

El asalto tuvo lugar ayer, alrededor de las 17, cuando los dos adolescentes ingresaron a una casa ubicada en la calle Madero al 1400, a unas cinco cuadras de la Quinta Presidencial de Olivos, en el partido bonaerense de Vicente López, al norte del Gran Buenos Aires.

Fuentes de la Bonaerense informaron que los delincuentes ingresaron por el fondo del inmueble y que un vecino llamó al número de emergencia telefónico 911 tras observar movimientos extraños.

Personal de la comisaría 5ª de Vicente López llegó al lugar a bordo de varios patrulleros y rodeó la casa, por lo que los asaltantes tomaron como rehén a la familia. Un vecino escuchó a uno de los asaltantes que le advertía a un uniformado: “Acá se pudre todo y empiezo a los tiros”.

Los bonaerenses cercaron la zona por medio de tres anillos concéntricos, que abarcaron unos 150 metros alrededor del domicilio, mientras que personal del Grupo Halcón se acercó al lugar para iniciar las negociaciones. A unos metros aguardaba una ambulancia. El primer anillo rodeaba la propia casa con móviles e integrantes del Grupo Halcón. El segundo anillo correspondía a la policía de investigaciones. Y el tercero, a los policías de las comisarías. Entre ocho y doce patrulleros se encontraban en el lugar.

Según la Bonaerense, uno de los dos asaltantes se encontraba muy nervioso y no estaba dispuesto a entregarse, mientras que el otro pidió por su abuela y una fiscal como paso previo a la entrega.

Rápidamente, la versión policial que trascendió apuntó a que los asaltantes vivían en la Villa La Cava de la localidad de Beccar.

La fiscal Beatriz Molinelli, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 1 del Departamento Judicial San Isidro, descentralizada en Vicente López Oeste, se hizo presente en el lugar.

Finalmente, tras casi cinco horas de tensión, los dos adolescentes se entregaron sin que se registrara que los rehenes hubieran sufrido más que el trauma de la situación. Según el jefe de la Bonaerense, Hugo Matzkin, fue “un procedimiento muy profesional”.

Compartir: 

Twitter
 

La negociación por momentos fue dramática.
Imagen: Imagen de TV
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.