SOCIEDAD › UN HOMBRE FUE DETENIDO POR MANTENER CAUTIVA A SU ESPOSA DURANTE SIETE AÑOS

La mujer que estaba presa en su casa

El hombre, de 33 años, está acusado de haber mantenido privada de la libertad a su esposa, de 24 años, desde 2005. Ella salía de la casa sólo con él y no se atrevía a denunciarlo. La familia de la mujer conocía la situación.

Un hombre de 33 años fue detenido ayer acusado de haber mantenido cautiva a su mujer durante siete años en una precaria vivienda de la localidad bonaerense de Guernica. El hombre, identificado como Oscar Roberto Enríquez, está imputado de “privación ilegítima de la libertad” de su pareja Sofía Encisa, de 24 años, quien estaba allí junto a sus hijos, contra su voluntad, desde abril de 2005.

El juez de Garantías platense, Néstor De Aspro, ordenó la detención de Enríquez, solicitada por el fiscal Leandro Heredia, titular de la Fiscalía Descentralizada de Presidente Perón. Según informaron fuentes de la investigación, la investigación se inició a partir de una denuncia reciente realizada por la hermana de la víctima.

En este sentido, el instructor judicial, Germán Di Pascual, explicó: “Teníamos tres domicilios donde la mujer podía estar, ya que había tenido algunos contactos con su hermana a través de la red social Facebook”. Además, comentó que “gracias a las indicaciones que la víctima pudo darles a vecinos linderos mediante señas o gestos, que indicaban que estaba secuestrada, es que pudieron llegar hasta ella”.

Di Pascual informó que “Sofía (Encisa) no salía casi nunca y, cuando lo hacía, era acompañada por su captor. Por eso no podía pedir ayuda”. Y agregó: “Uno de los testigos relató que cuando ocasionalmente la veían, ella lograba expresarles con frases cortas la situación en que se encontraba y solicitarles auxilio mediante señas”.

Por otro lado, el funcionario judicial aseguró que la joven “nunca estuvo desaparecida” ya que su familia “siempre fue consciente de que la joven se encontraba con el imputado contra su voluntad”.

“Por ello –dijo el letrado–, la figura no es secuestro, sino privación ilegal de la libertad doblemente agravada por darse en situación de violencia o amenazas y porque duró más de un mes.” Este tipo de delitos acarrea penas de entre dos y seis años de prisión.

También Di Pascual detalló que los familiares de la mujer “jamás se habían atrevido a irrumpir en las casas en las que sospechaban que ella estaría, por la peligrosidad de su pareja”. “Muchas de las declaraciones testimoniales recabadas durante la investigación fueron realizadas bajo reserva de la identidad”, expresó Di Pascual, y añadió que “todos le tienen temor al imputado porque dicen que es una persona agresiva, que porta armas de fuego”.

“El último jueves se hizo un allanamiento en Guernica, se ingresó con personal de la Comisaría 1ª de Presidente Perón, a cargo del comisario Rubén Taborda, y se constató que la mujer estaba adentro de la vivienda con el imputado y los cuatro hijos que tuvo con él durante el cautiverio”, señaló Di Pascual.

“Cuando el personal policial ingresó a la vivienda, la mujer no se encontraba atada ni esposada.” “Ella tenía libertad de movimiento dentro de la casa, pero no se le permitía salir al exterior ni tener contacto con terceros”, relató el letrado. “Estaba encerrada bajo amenazas de muerte hacia ella y sus hijos, fue víctima de violencia física y fue amenazada con armas de fuego varias veces”, destacó Di Pascual. Además manifestó que, al ver al personal policial, la mujer “rompió en llanto”.

El instructor afirmó que aún “no se pudo tomar declaración a la víctima ni realizar el reconocimiento médico para constatar su estado físico y psicológico”. Detalló también que la vivienda donde fue encontrada la víctima junto a sus hijos “es algo precaria, bastante pequeña y sencilla”, pero aclaró que “para el ojo de un vecino desprevenido, nada indicaba que en su interior hubiera una persona retenida contra su voluntad”.

Asimismo, fuentes judiciales informaron que sobre Enríquez también pesaba una orden de captura ordenada por la Justicia de Lomas de Zamora por el presunto “delito de narcotráfico”.

Compartir: 

Twitter
 

El hecho ocurrió en Guernica y la mujer aún no pudo declarar por su estado emocional.
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared