SOCIEDAD

Aceptó la transfusión

Un joven de 19 años aceptó ser transfundido después de sufrir un grave accidente de tránsito, en cercanías de Neuquén, tras oponerse a la voluntad de su madre, que se negaba al procedimiento por ser testigo de Jehová. El subcomisario de la División Tránsito de la policía de Centenario, Daniel Asselborn, informó que “la madre del chico se negó a que le hicieran una transfusión de sangre por sus creencias religiosas, pero como su hijo estaba consciente autorizó que se la hicieran, al señalar que la vida era su prioridad”.

Compartir: 

Twitter
 

 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.