SOCIEDAD › CASI DOS DE CADA DIEZ PERSONAS CONOCEN PERSONALMENTE A UNA VICTIMA DE MALTRATO FAMILIAR

Los números de la violencia doméstica

En la mayoría de los casos, la víctima es una mujer y el agresor es su pareja. Más de la mitad de quienes sufren esas situaciones no las denuncian por temor a una venganza del agresor. Son datos de una encuesta en el área metropolitana encargada por el ELA.

 Por Mariana Carbajal

Casi dos de cada diez personas en el área metropolitana conocen personalmente a alguien que sufrió algún tipo de maltrato –físico, verbal, psicológico o sexual– de otra persona de su entorno familiar, laboral o social. En la amplísima mayoría de los casos se trata de situaciones de violencia doméstica, donde la víctima es una mujer y el agresor su pareja. Pero más de la mitad de quienes sufren este tipo de formas de violencia no realizan la denuncia por temor a una venganza del agresor, al desamparo económico o a quedarse sola. Y en cuatro de cada diez casos el problema no se solucionó luego de haber planteado la denuncia por violencia. Los datos surgen de una encuesta encargada por el Equipo Latinoamericano de Justicia y Género (ELA) y dan cuenta de la magnitud del problema de la violencia de género, en una semana en la que se conmemora con distintas actividades el Día de la No Violencia contra las Mujeres (ver aparte).

El 45 por ciento de las personas entrevistadas manifestó estar de acuerdo con que un subsidio otorgado a las víctimas de violencia doméstica impactaría positivamente sobre la barrera que existe actualmente para efectuar la denuncia.

Desde el ELA, su directora ejecutiva, la abogada Natalia Gherardi, destacó la importancia de ofrecer patrocinio jurídico a las mujeres para favorecer que las denuncias prosperen y la protección sobre sus vidas llegue a tiempo. La necesidad de ese tipo de instancias quedó de manifiesto con la gran demanda que tuvo el Proyecto Piloto de Asistencia y Patrocinio Jurídico Gratuito a Víctimas de Violencia de Género que abrió la Defensoría General de la Nación. En el primer mes de funcionamiento, recibió 244 consultas, el 97 por ciento por situaciones de violencia familiar y un 3 por ciento en el ámbito laboral. Prácticamente la totalidad de las asistidas son mujeres (98 por ciento), y un 60 por ciento de ellas tienen entre 20 y 40 años, y el 86 por ciento, hijos. En la mitad de los casos, esos niños son también víctimas directas de la violencia (ver aparte).

“El patrocinio jurídico gratuito es importante porque el Poder Judicial, sus procesos, las distintas jurisdicciones –ciudad, nación– y competencias –civil, penal, contravencional– son vividas en gran medida como un laberinto. Particularmente en un momento de vulnerabilidad, es importante contar con la ayuda de una abogada o abogado que pueda ayudar a transitar esos procesos, que pueda impulsar los mecanismos legales para que éstos brinden toda la ayuda posible”, explicó Gherardi.

Los datos de la encuesta sobre violencia –que no se refieren a situaciones de delincuencia o de violencia en la calle, entre personas desconocidas– están contenidos en la publicación Más allá de la denuncia. Los desafíos del acceso a la justicia, donde se incluyen distintas investigaciones sobre la temática, llevadas adelante por el ELA. Puntualmente ese relevamiento fue realizado por la consultora MBC Mori, en la ciudad de Buenos Aires y el conurbano, para lo cual fueron entrevistadas 804 personas –varones y mujeres de 18 a 65 años–, entre julio y agosto de 2011, con el objetivo de dimensionar el problema de la violencia.

Entre los hallazgos del relevamiento surge que el 87 por ciento de las personas entrevistadas considera que la violencia en la pareja es un problema “muy o bastante importante para la sociedad”, porcentaje que asciende al 99 por ciento entre quienes conocen a alguna víctima de ese tipo de violencia. Son las mujeres y la población más adulta quienes asignan mayor importancia a esa problemática.

De los diferentes tipos de violencia sobre los que se indagó, las personas entrevistadas manifestaron conocer mayor cantidad de situaciones de violencia familiar: el 71 por ciento de los casos hacen referencia a esa forma de violencia. Por otra parte, declararon conocer situaciones de violencia social o laboral en porcentajes considerablemente menores: 19 por ciento y 11 por ciento, respectivamente.

Según respondieron las personas entrevistadas, el 75 por ciento de los hechos de violencia referidos involucran situaciones en las que las mujeres son víctimas y los hombres perpetradores, porcentaje aún mayor en situaciones de violencia familiar que en aquellas de violencia social o laboral. La mitad de las personas entrevistadas sabe que la víctima efectuó la denuncia, mientras que el 42 por ciento declaró que la víctima no lo hizo. El estudio plantea que en la percepción de las personas consultadas, entre las razones más importantes para no efectuar la denuncia se destacan “el miedo/temor a la venganza” (20 por ciento) y “el miedo al desamparo económico” (12 por ciento) y el “temor a quedar sola” (8 por ciento). Sin embargo, el 23 por ciento de los entrevistados desconoce el motivo por el que la víctima decidió no efectuar la denuncia.

Compartir: 

Twitter
 

El 87 por ciento de los entrevistados dice que la violencia en la pareja es un problema “muy o bastante importante para la sociedad”.
Imagen: Sandra Cartasso
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared