SOCIEDAD › VERSIONES CONTRADICTORIAS SOBRE LA GOLPIZA AL HIJO DEL CACIQUE FéLIX DíAZ

Los qom siempre ponen las víctimas

El líder de La Primavera responsabilizó al gobierno de Formosa por intentar dividir a la comunidad. Funcionarios provinciales aseguraron que el hijo de Díaz no fue atacado por una patota, sino que resultó herido “en una pelea”.

El líder de la comunidad qom La Primavera, Félix Díaz, pidió que la Justicia formoseña actúe y no deje sin efecto la denuncia realizada en nombre de su hijo, Abelardo Díaz, y un amigo de él, Carlos Sosa, por la brutal golpiza que recibieron el viernes a la noche dentro de la comunidad. Según él, la razón del ataque fue que funcionarios provinciales están interviniendo para generar conflictos internos y separarlos. En tanto, el ministro de Gobierno de Formosa, Jorge González, aseguró que los hechos se produjeron en el marco de “una pelea entre muchachos que estaban bebiendo”.

Díaz, en diálogo con Página/12, dijo que aún no pudo hablar con su hijo, que permanece internado en el Hospital de Alta Complejidad Presidente Juan Domingo Perón. El dirigente habló sobre el estado del joven de 21 años, la acción legal que emprendieron y las supuestas causas del ataque. “El domingo se hizo una denuncia en una fiscalía de Clorinda con el nombre de las personas que atacaron a mi hijo y a Sosa. La verdad es que es muy complicado, porque hacemos denuncias judiciales y quedan en la nada. Las causas en que denunciamos muertes terminan como si se tratara de una muerte normal y no una causada por otras personas”, aseguró.

Consultado sobre los autores del hecho, dijo: “No puedo dar detalles porque no estuve ahí cuando ocurrió y no hablé con mi hijo. El no está bien anímicamente, tiene todo el rostro inflamado, no puede decir algo que después le juegue en contra. Está durmiendo todo el día, el otro (por Sosa) por lo menos se puede levantar para ir al baño”.

Por su parte, el ministro de Gobierno de Formosa, Jorge González, dio su versión y dijo que para él no hay indicios de que se haya tratado de un ataque por parte de un patota, sino que fue una pelea entre integrantes de la comunidad. “No hay nada que permita interpretar que fue una patota, sólo eran dos grupos de muchachos, de gente que entre ellos se conocen, incluso hay hasta parientes entre ellos”, sostuvo.

En ese sentido, González mostró la copia del sumario policial en el que el año pasado se acusaba al joven Díaz de haber golpeado a otras personas. “Quien lo denunció el año pasado sería quien le pegó ahora, fue todo en un contexto de una pelea entre muchachos mientras tomaban en la madrugada. Estaban bebiendo en una cantina de La Primavera cuando, por motivos que se desconocen, comenzó una pelea donde se encontraba involucrado el hijo de Díaz, quien recibió, junto a otros, golpes diversos”, insistió González.

Sobre este punto, Díaz reconoció que el alcohol constituye un problema grave en la comunidad, pero que no justifica la violencia. “El alcohol es un problema grave en la comunidad. Uno no puede decir que no está latente. Ahora por esto no se puede justificar el borrar un hecho grave. Lo mismo que si alguien conduce alcoholizado y mata a alguien. Además se genera la imagen de que los indios son vagos, borrachos. Una figura injusta porque somos la mejor mano de obra esclavizada.”

El referente de la comunidad La Primavera reconoció que existen conflictos internos en la comunidad, y al respecto cuestionó el acuerdo que firmaron pastores evangelistas de La Primavera con el gobierno de la provincia, que sería parte de “una estrategia para generar conflictos”. “Labraron un acta el 22 de abril con un pronunciamiento de los pastores para demostrar que el gobierno hace algo, pero esto puede generar una confrontación interna. El otro día le pegaron al hijo de una pastora por no consultar con la comunidad la adhesión al gobierno. Yo estoy muy en contra de resolver los problemas con la violencia.”

Otro de los funcionarios que habló fue Hugo Arrua, administrador del Instituto de Pensiones Provinciales, señalado por Díaz por generar los supuestos conflictos internos. “Félix Díaz tiene objetivos personalizados y la comunidad ya se dio cuenta. Es una falacia que generemos problemas, sucede que este señor quiere impedir que realicemos nuestras actividades junto a la Unión de Pastores de la comunidad La Primavera”, argumentó.

En tanto, se espera un informe oficial de la Gendarmería, que tiene a su cargo la seguridad interna de la comunidad La Primavera.

Compartir: 

Twitter
 

El joven Abelardo Díaz, de 21 años, con los signos de la golpiza en su rostro.
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.