SOCIEDAD › PRIMERA REUNION DE LA COMISION INVESTIGADORA CREADA POR EL GOBIERNO

Una tarea para los expertos

El Poder Ejecutivo puso en marcha una comisión de académicos y técnicos que investigará lo ocurrido en Castelar y colaborará con la Justicia. Ayer se reunió con el ministro Randazzo en la Casa de Gobierno. Los profesionales recorrieron el lugar del hecho.

El ministro Florencio Randazzo con los técnicos de la comisión.

El ministro de Interior y Transporte, Florencio Randazzo, se reunió ayer con académicos y técnicos que forman parte de la comisión investigadora creada por el Gobierno para “esclarecer los hechos y determinar responsabilidades” en el accidente ferroviario del jueves, según informó el funcionario. El ministro, durante el encuentro, destacó ante los especialistas la importancia que el Poder Ejecutivo les da a los resultados del trabajo que ellos realizarán. Randazzo aseguró que para llevar adelante la tarea “cuentan con toda la información y el apoyo necesario para avanzar rápidamente en la investigación administrativa; esperamos, incluso, que sus resultados puedan ser utilizados también por la Justicia”. Los profesionales designados comenzaron ayer mismo su labor con una recorrida por el lugar donde ocurrieron los hechos, en la calle Zapiola y las vías del Ferrocarril Sarmiento, antes del ingreso a la estación Castelar, en el oeste del conurbano.

Entre otros, forman parte de la comisión los ingenieros José Antonio Di Siervi, de la Universidad Tecnológica Nacional; Carlos Alfredo Godfrid, de la Facultad de Ingeniería de la Universidad de Buenos Aires, y José Antonio Barbero, de la Universidad Nacional de General San Martín. También estuvieron presentes el secretario del Interior, Marcio Barboza, y los delegados de la Comisión Nacional de Regulación del Transporte, Manuel Cáceres, y de la Universidad de Lanús, Fernando Frediani, quienes formarán parte del cuerpo junto con Alejandro Amaro, del Ministerio de Transporte.

El encuentro inicial entre Randazzo y los miembros de la comisión se hizo ayer por la tarde en la Casa de Gobierno, donde se informó que el ministro se mantuvo, desde el jueves, “en contacto permanente” con la presidenta Cristina Fernández.

La comisión fue creada por la resolución 540, publicada ayer en el Boletín Oficial, que señaló que la comisión “es independiente de cualquier investigación judicial que se inicie a los efectos de determinar eventuales responsabilidades, sin perjuicio de la colaboración con el Poder Judicial”. Precisó que se consideró conveniente convocar a esos especialistas “por su reconocida capacidad técnica y su carácter institucional” para que “coadyuven al esclarecimiento de los hechos en forma inmediata, determinando si se trató de un accidente o de un siniestro”.

La comisión está facultada para “adoptar las medidas necesarias que le permitan poner en conocimiento de la población su funcionamiento, a los efectos de que los usuarios del servicio ferroviario en cuestión puedan aportar todos los elementos que permitan esclarecer los hechos que se investigan”. El Gobierno designó expertos al formar la comisión debido a que el 22 de abril la cartera que conduce el ministro Randazzo firmó convenios de colaboración con las distintas universidades “con la finalidad de contar con una cooperación técnico-científica para el mejoramiento integral del servicio” ferroviario, según se señala en el texto de la resolución publicado en el Boletín Oficial.

La colisión entre los dos trenes ocurrió a las 7.07 de la mañana del jueves, cuando el tren Chapa 1 iba a 62 kilómetros por hora. Pasó tres señales de peligro y una de precaución, con velocidad ascendente, de acuerdo con el estudio de su GPS. El gerente de Material Rodante de la Unidad de Gestión Operativa Mitre-Sarmiento (Ugoms), Mario Caminotti, ratificó ayer que la formación implicada en la colisión “había salido hace poco de una reparación general y estaba en perfectas condiciones”.

Precisó que “entre otras mejoras se le instalaron unos frenos alemanes de fabricación brasileña y además lleva un sistema de ‘hombre vivo’, por el cual cada seis segundos el maquinista tiene que presionar un botón o la formación se frena automáticamente”.

Carlos Cosentino, gerente de Seguridad de la Ugoms, explicó, por su parte, que “el sistema de señalamiento (de la Línea Sarmiento) funciona” en forma correcta. Agregó que “es de origen francés y data de los años ochenta”. Señaló que están “esperando incorporar uno nuevo que incluye un sistema llamado ATP o ATS, que frena la formación sin intervención del maquinista en caso de que se salte una señal de alto”.

Compartir: 

Twitter
 

 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.