SOCIEDAD › LA ONUDD MODIFICO UN INFORME SOBRE DROGAS EN EL QUE ARGENTINA APARECIA EN TERCER LUGAR

Una corrección para no distorsionar

El informe de la Onudd indicaba que Argentina era el tercer país de remisión de la cocaína. En realidad, los principales países productores no habían enviado sus datos, con lo que Argentina estaba más arriba que México o Colombia.

 Por Raúl Kollmann

La Argentina pidió y obtuvo una modificación en el informe mundial de la Organización de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (Onudd), en el que se consignaba que el país era el tercer remisor mundial de cocaína, detrás de Brasil y Colombia. La Sedronar, a través de la Cancillería, pidió una explicación sobre la metodología con la que se hizo ese informe y quedó en claro que el dato fue producto de informes de sólo el 20 por ciento de los países que integran las Naciones Unidas. Aportó datos España, pero no Estados Unidos ni la mayoría de los países asiáticos (que aportan otras estadísticas, pero no ésa), lo que distorsiona las proporciones mundiales. Finalmente, la Onudd decidió aclarar su estadística, poniendo al pie que “los datos no proveen una cobertura universal (de la provisión de cocaína), por lo que debe tenerse precaución en la interpretación de las cantidades y los cuadros estadísticos”. En otras palabras, el organismo de las Naciones Unidas admite que los datos –que provocaron revuelo mediático en febrero pasado– no reflejan la situación a nivel internacional en referencia a la provisión de cocaína. En cuanto a índices de consumo (prevalencia), la Argentina figura lejos de los primeros lugares, pero también debe tenerse precaución con las comparaciones.

La gestión fue hecha por la Secretaría de Programación para la Prevención de la Drogadicción y la Lucha contra el Narcotráfico (Sedronar) que, tras la renuncia de Rafael Bielsa, está a cargo del subsecretario de Control de Sustancias Psicoactivas, Julio Postiglioni. La Sedronar le pidió al embajador en Viena, donde funciona la Onudd, que presente pedidos de aclaración sobre la metodología y la forma en la que se hizo esa estadística. El embajador Rafael Grossi se reunió con el titular de la Onudd, el ruso Yuri Fedotov, y quedó en claro que de los 192 países miembro, informaron sobre secuestros de cocaína menos de 40. Ya a primera vista era un disparate que Brasil figurara como principal remisor de cocaína y Argentina como tercero. La única explicación era que el peso principal de la información provenía de España, lo que luego fue verificado analizando los países que aportaron datos y, sobre todo, los que no los aportaron. La lógica indica que México o Colombia ocupen los primeros lugares y a continuación los países más cercanos a Japón, China principales centros de consumo en Asia, así como los países africanos que son proveedores de Europa y Oceanía. Lo significativo es que la Argentina pidió una revisión del Informe Mundial y la Onudd aceptó poner una rectificación-aclaración que en los hechos corrige lo informado.

Los objetivos de la Sedronar son:

- Reducir el consumo de estupefacientes.

- Que el que consuma no se convierta en adicto.

- Que el adicto no se haga violento.

- Y que el violento no ingrese al sistema penal y penitenciario.

La medición del consumo de drogas se hace a través de encuestas standard formuladas por las Naciones Unidas, con metodología dictada internacionalmente. El problema es que para que las comparaciones tengan algún sentido, es imprescindible que el análisis sea exactamente sobre jóvenes de la misma edad o población entre edades idénticas. No sirve –como suele suceder– que se comparen la prevalencia (consumo) de marihuana de chicos de 15 y 16 años, con toda la tira que va de los 10 a los 17 años, ya que los chicos de 10 prácticamente no consumen. Los datos oficiales de la Onudd señalan que el 14 por ciento de los norteamericanos entre 15 y 64 años consumieron marihuana al menos una vez en el último año; el 9,6 de los españoles, el 8,4 de los franceses y el 8,3 de los uruguayos. Argentina figura lejos: 3,7 por ciento consumió marihuana alguna vez en el último año, por arriba de Brasil y por debajo de Chile. En cocaína, los resultados son parecidos. Pero, por ejemplo, las estadísticas de Brasil son de 2005, las de Estados Unidos y Uruguay, de 2011, las de Argentina (que figuran en los informes de la Onudd), de 2010.

En esa óptica, la Sedronar está formalizando convenios con todas las provincias y el jueves firmará un convenio con la Federación Argentina de Municipios. Es que las problemáticas cambian de provincia a provincia e incluso son muy diferentes entre los distintos municipios. No es lo mismo el consumo entre trabajadores de la construcción en la Patagonia que en el Impenetrable chaqueño o en Tucumán o en los grandes centros urbanos como la Capital Federal, Rosario o Córdoba.

La Sedronar tiene especialistas que no sólo dictan seminarios sobre adicciones sino que están preparados para formar a quienes se van a ocupar de la lucha contra las adicciones en cada una de las provincias o municipios. La otra vertiente es que la secretaría se ocupa del control de los precursores químicos, los que se utilizan para tratar la pasta base. Sin precursores, no hay cocaína en polvo. Como esos precursos son muy fáciles de comprar, porque tienen muchos usos legales, el punto es detectar cómo se desvían hacia los narcotraficantes. En el reciente secuestro de 300 kilos de cocaína en la casa de un country en Rosario, donde había una sofisticada cocina de la droga, se está realizando un informe sobre el origen de los precursores. Ese informe se entregará este lunes al juez.

[email protected]

Compartir: 

Twitter
 

Secuestro de 300 kilos de cocaína en un country de Rosario.
Imagen: Alberto Carlos Gentilcore
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.