EL PAíS › CRISTINA FERNANDEZ LLEGA HOY A NUEVA YORK PARA PARTICIPAR MAÑANA DE LA ASAMBLEA DE LAS NACIONES UNIDAS

Guerra, buitres y espías en la cumbre

“Será una cumbre entre los buitres de la deuda y los halcones de la guerra”, definió la Presidenta antes de viajar. Aunque su agenda no estaba confirmada, se mencionaba un posible encuentro con Dilma Rousseff, para apoyar su reclamo contra el espionaje de EE.UU.

 Por Fernando Cibeira

Desde Nueva York

Cuando se hace una reserva para esta semana, los hoteles de Nueva York advierten a los pasajeros que es probable que sufran más de un contratiempo por culpa de la Asamblea General de las Naciones Unidas. Pasado el mediodía de ayer ya comenzaron a hacerse oír las sirenas que preceden las comitivas de los jefes de Estado que van llegando y elevan al cubo la locura habitual del tránsito de la Gran Manzana. La presidenta Cristina Kirchner aterrizará hoy a las 7 y hasta anoche no estaban confirmadas las reuniones que mantendría hoy, ni si participaría de la tradicional recepción que el presidente Barack Obama y su esposa Michelle ofrecen a los mandatarios visitantes. En la entrevista para la Televisión Pública que se emitió anoche (ver aparte), la Presidenta anticipó su visión de lo que se verá en la Asamblea. “Será una cumbre entre los buitres de la deuda y los halcones de la guerra”, definió.

Al analizar lo que había sucedido durante la semana entre una entrevista y otra, la Presidenta recordó que se estuvo muy cerca de que Estados Unidos bombardeara Siria y que “al final hubo un principio de acuerdo para aplicar entre Rusia y Estados Unidos”. La Argentina estuvo desde el vamos en contra de una intervención militar que, sostuvo ayer Cristina Kirchner, “se sabía cuándo empezaba, pero no cómo y dónde terminaba”. El tema –lo anticipó ayer el vocero de Obama, Ben Rhodes– efectivamente ocupará el núcleo del discurso que dará el jefe de la Casa Blanca durante la Asamblea General.

Luego de los “halcones”, CFK se refirió a los “buitres”. Recordó que envió un proyecto que fue aprobado por el Congreso para una tercera reapertura del canje de la deuda, aprobado por amplia mayoría. “Y comuniqué al mundo las decisiones que el país va a adoptar, porque lo que no vamos a permitir es que no nos dejen pagar. Parece casi una paradoja: que el deudor pida que lo dejen pagar, pero así está el mundo”, añadió. Y concluyó: “Yo espero que haya cordura, como parece ser que la hay en Siria”.

La Corte Suprema de Estados Unidos comenzará a analizar el lunes próximo si acepta revisar el caso de la deuda argentina, que ya acumula dos fallos a favor de los fondos buitre. Entre sus nueve integrantes, la Presidenta y, especialmente, el canciller Héctor Timerman tienen a una conocida, la jueza Sonia Sotomayor. Hija de puertorriqueños, de ideas progresistas y casada en segundas nupcias con un argentino, Sotomayor siempre fue una personalidad destacada dentro de la comunidad hispana norteamericana y se ha mantenido en contacto con los argentinos. Pero, en esta delicada situación, en el gobierno argentino aseguran que no buscarán ninguna comunicación en Nueva York. “Podría ser absolutamente contraproducente si le habláramos, aunque sea en tono informal; podría dar lugar a que ella se excusara”, explicaba un integrante del equipo diplomático argentino.

Agenda en suspenso

Desde el aeropuerto, la Presidenta irá directamente a su alojamiento, el hotel Mandarin Oriental, en Columbus Circle. Entre quienes la acompañarán están el canciller Timerman, el secretario de Legal y Técnica, Carlos Zannini, y el secretario de Comunicación Pública, Alfredo Scoccimarro. No estaba confirmada la agenda que la Presidenta desarrollará hoy.

Algunas versiones mencionaban la posibilidad de que Cristina Kirchner se encontrara con su par brasileña, Dilma Rousseff, para amplificar su reclamo contra el espionaje revelado por el ex topo Edward Snowden. Rousseff ya suspendió por el escándalo la visita de Estado que tenía prevista a la Casa Blanca para el 23 de octubre –era el único presidente que había recibido esa invitación de parte del gobierno de Barack Obama en este año– y viene proponiendo que se regule internacionalmente la información que circula a través de Internet, algo que también proclama CFK. Ambas harán mención al asunto en sus mensajes (Dilma abrirá la Asamblea el martes). Pero la reunión no fue confirmada por la avanzada de la comitiva argentina que llegó durante el fin de semana a Nueva York.

Lo mismo sucedía con el presidente de Uruguay, José “Pepe” Mujica, quien (según los medios uruguayos) planea conversar aquí con Cristina Kirchner acerca del mentado incremento de la producción de la pastera UPM (ex Botnia), pero en la comitiva argentina no lo tenían en agenda. “Puede que conversen el martes en algún momento durante la sesión, pero no hay nada formal”, aseguraban en la Cancillería argentina.

A partir de las 19 está prevista la recepción de gala en la que Obama y Michelle harán de anfitriones en el Starlight Roof del Waldorf Astoria, salón considerado una acabada muestra del art déco neoyorquino. Al evento están invitados los cerca de 130 presidentes y 60 jefes de delegación que viajarán para la cumbre. Pero desde la muerte de Néstor Kirchner, la Presidenta por lo general evita estos encuentros meramente protocolares. “Lo más probable es que se quede en el hotel para preparar el mensaje al otro día”, explicaban en la comitiva.

Cristina Kirchner hablará en el lugar 15º en la primera jornada de la Asamblea, mañana, alrededor de las 18. Con lo de Siria, los fondos buitre y el espionaje informático de Estados Unidos, ya hay un buen panorama de la dirección de su discurso. A eso hay que agregarle el reclamo argentino para que el Reino Unido acepte sentarse a dialogar por la soberanía de las Islas Malvinas, un ítem que nunca faltó en los discursos de la Presidenta en este ámbito. Otro issue siempre presente es el del atentado a la AMIA, con el añadido de que en esta ocasión existe un memorándum de entendimiento firmado entre la Argentina e Irán que el Congreso argentino ya refrendó y el iraní todavía no.

El nuevo presidente de Irán, el reformista Hasan Rohani, viaja con intenciones de convertirse en atracción durante la cumbre, deseoso de restablecer los lazos de su país con Occidente. Incluso el vocero de Obama salió a desvirtuar la posibilidad de un encuentro bilateral entre ambos, consideró que antes que eso debían encontrarse funcionarios de ambos países de rango inferior. Pero muestra la expectativa generada en torno al sucesor de Mahmoud Ahmadinejad, quien sí se encontrará con el presidente de Francia, François Hollande, y también habría solicitado un encuentro con Dilma Rousseff. En la comitiva argentina no había información acerca de si también tenía intenciones de conversar con Cristina Kirchner, ni de expresar su posición con respecto al acuerdo por el ataque a la mutual judía.

En principio, la presidenta Cristina Kirchner volverá a la Argentina el mismo martes a la noche, luego de su mensaje en la Asamblea. En cambio, Timerman permanecerá hasta el viernes con reuniones bilaterales. Por ahora no tiene en agenda una reunión con el nuevo canciller de Irán, pero tampoco estaba descartada.

Compartir: 

Twitter
 

Desde ayer comenzaban a verse colas de quienes buscaban acreditarse para la Asamblea General de las Naciones Unidas.
Imagen: Télam
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.