SOCIEDAD › ES DE LA MARINA CHILENA Y ANUNCIO PUBLICAMENTE SU HOMOSEXUALIDAD

Un marinero salió del closet

Mauricio Ruiz es integrante de la Marina chilena. Dispuesto a hacer valer sus derechos, informó a sus superiores sobre su homosexualidad y luego lo hizo públicamente. Es la primera vez que se da un anuncio semejante desde las Fuerzas Armadas chilenas.

“Las personas que somos homosexuales no tenemos por qué estar escondidas, podemos pertenecer a cualquier rama de la Defensa y nos merecemos todo el respeto.” Con estas palabras, un miembro de las Fuerzas Armadas de Chile reveló públicamente su homosexualidad y desató asombro y conmoción en un país marcado por sus ideas conservadoras en lo referido a diversidad sexual. El oficial de la Marina realizó el anuncio luego de animarse a hablar con sus superiores “por respeto hacia mí mismo”. Es la primera vez que en Chile un integrante de la institución toma esta decisión, lo que motivó el apoyo de distintas organizaciones de defensa de derechos de homosexuales chilenas.

Mauricio Ruiz es oficial de la Marina chilena y se convirtió en la primera persona en Chile en “salir del armario” en una institución tradicional como las Fuerzas Armadas, espacio en el que se vivieron numerosos episodios de discriminación. El militar decidió hablar con sus superiores para no tener que llevar una doble vida ni ocultar quién es. Las mismas razones por las que con el visto bueno de la Marina habló ante la prensa en la sede del Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh) chileno.

“Por respeto a mí mismo decidí informar a mi institución de mi condición sexual. Me siento contento porque ya no voy a tener que estar fingiendo nada, como hacía antes”, dijo el oficial, de 24 años, tímido y avasallado por la presión de las cámaras de televisión.

Ruiz aseguró que “para mí es muy importante dar este paso, porque estar reprimido es no aceptar lo que soy y eso me hace infeliz. No hay nada mejor que ser uno mismo”. El anuncio fue destacado por las organizaciones de defensa de derechos de homosexuales de Chile, país en el que se sigue discutiendo una ley de uniones civiles para personas del mismo sexo y en el que todavía son habituales los episodios de discriminación.

La violenta muerte de un joven gay, Daniel Zamudio, a manos de un grupo de neonazis, empujó a la aprobación en 2012 de una Ley Antidiscriminación que sanciona los actos arbitrarios motivados por orientación sexual, raza o condición social.

Para Ruiz “no ha sido muy fácil en lo personal dar este paso”, pero se sorprendió de que no haya sido un hecho “tan criticado” como esperaba. “Fue súper grato hablar con mis personas cercanas, me di cuenta de que no sabía a qué tenía miedo”, afirmó el oficial, quien también contó con el apoyo de su pareja, un poco reacia al principio porque temía sobre su seguridad, pero que también se hizo presente en el anuncio.

“Me he dado cuenta de que muchos uniformados no apoyan la homosexualidad no porque estén en contra, sino porque el grupo social como conjunto decidió que la homosexualidad es un problema y se decidió alejarla”, señaló Ruiz.

El marino afirmó que tuvo complicaciones con personas en su ámbito profesional, pero rechazó especificar cuáles, e insistió en que reportó los problemas y sus superiores recibieron bien sus denuncias. Las Fuerzas Armadas se abrieron recientemente a trabajar con grupos de minorías sexuales para mejorar la inclusión en las distintas ramas.

“Espero que esto sea un aporte a la no discriminación en mi sociedad. Las personas que somos homosexuales no tenemos por qué estar escondidos, podemos ejercer cualquier profesión”, indicó.

Además, criticó a los parlamentarios que rechazan el ingreso de homosexuales a los cuerpos castrenses. “Estoy aquí para decirles a los diputados homofóbicos que el valor y la disposición en la guerra no tiene nada que ver con las opciones sexuales de las personas”, aseguró Ruiz.

Por su parte, Oscar Rementeria, portavoz del Movimiento de Integración y Liberación Homosexual, señaló que “tomó una decisión pionera, propia de aquellos valientes que dan el primer paso”.

“Quería dar su testimonio para enviar un mensaje a sus pares en las Fuerzas Armadas que son homosexuales, pero que debido a la profunda homofobia cultural que hay en la institución castrense no podían llevar una vida plena”, agregó. Una vida plena que para Mauricio Ruiz podría suponer acudir este año a la cena anual de la institución con su pareja, algo que afirma estar considerando.

Compartir: 

Twitter
 

El marinero Mauricio Ruiz estampa ante las cámaras todo su afecto hacia su pareja homosexual.
Imagen: AFP
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.