SOCIEDAD › EL PAPA HABLó DE LOS INMIGRANTES

“Una emergencia social”

El papa Francisco invitó ayer a las autoridades de las ciudades europeas a afrontar urgentemente el problema entre los residentes y los migrantes que llegan para radicarse. Lo hizo al recordar las tensiones en un barrio de Roma entre los habitantes y los inmigrantes que viven en un centro de acogida. “Hay que dialogar, escuchar y proyectar juntos para superar la sospecha y el prejuicio, y construir una convivencia cada vez más segura y pacífica”, sostuvo.

“Son hechos que ocurren en varias ciudades europeas, especialmente en barrios de la periferia donde existen otros problemas”, dijo el Papa luego del rezo del Angelus. Así se refirió a los enfrentamientos durante la semana pasada entre residentes e inmigrantes en el barrio romano de Tor Sapienza.

Los residentes culpan a egipcios, bengalíes, afganos y malienses del tráfico de drogas y de la inseguridad. Sus protestas ante el centro de acogida del barrio, que aloja también a decenas de menores, acabaron el jueves último en una violenta manifestación en la que los vecinos lanzaron piedras y botellas a la fachada del edificio.

Francisco instó a las “instituciones, a todos los niveles, a asumir como prioridad lo que constituye una emergencia social”. Además explicó que la comunidad cristiana se debe esforzar “para que no exista enfrentamiento sino encuentro entre ciudadanos e inmigrantes”.

Compartir: 

Twitter
 

 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.