SOCIEDAD › AMPLIA ADHESIóN A LA CONVOCATORIA NI UNA MENOS

Contra la cultura de los femicidios

La cita es a las 17, en la plaza Congreso, para detener la violencia machista. Dirigentes y organizaciones de un variado espectro social y político se sumaron a la convocatoria.

Será hoy. Desde las 17. No cabe duda de que la lucha de las mujeres para irrumpir en la mirada del Estado y ser tomadas en cuenta en sus políticas públicas no es nueva ni tampoco se puede encerrar en lo local. Hay un largo camino de sangre y gritos y cotidianidades, hasta llegar hasta el reclamo de hoy que, por otra parte, sigue siendo lamentablemente un reclamo. Pero tampoco se puede desconocer el formidable impulso que se espera pueda recibir desde hoy el movimiento feminista en su conjunto y todas las mujeres en general. A partir de las cinco de la tarde, en el Congreso, empezará a conocerse no quiénes apoyan la convocatoria a Ni una menos, sino quiénes reclaman codo a codo junto a las mujeres. La expectativa, además de una lista inagotable de adhesiones, solidaridades y participación de partidos políticos, agrupaciones sindicales, centros de estudiantes universitarios y secundarios, junto a las organizaciones del movimiento de mujeres, se centra en un sinnúmero de autoconvocadas y autoconvocados. Alrededor, no presentes en el Congreso pero sí en el reclamo, otras 140 convocatorias, sumarán voces y presiones en todo el país. La presidenta Cristina Fernández de Kirchner también sumó su adhesión (ver aparte).

El acto de la convocatoria, en sí mismo, está fijado a partir de las 17, frente al Congreso. En sí mismo, el funcionamiento de la convocatoria es sencillo. Habrá un escenario provisto con una pantalla (otra estará situada en otro sector de la plaza para facilitar la visión, sobre el que se proyectarán videos producidos para la ocasión. Locutoras irán dando voz a los espacios intermedios, recordarán los motivos de la convocatoria, e irán dando letra a las adhesiones y lo que se pueda saber de las reuniones simultáneas. Al finalizar los videos, la dibujante Maitena, el actor Juan Minujín y la actriz Erica Rivas leerán un documento que sigue el espíritu del reclamo de cinco puntos que es el nudo de la concentración.

Para recordarlos, los cinco puntos consisten en:

- Implementación, con recursos y monitoreo, del Plan Nación de Acción para la Prevención, la Asistencia y la Erradicación de la violencia contra las mujeres, que establece la Ley 26.485.

- Que se garantice el acceso de las víctimas a la Justicia, implementando la contratación de personal idóneo y capacitado para recibir las denuncias, además de mecanismos judiciales que impidan la revictimización, y que las víctimas cuenten con patrocinio jurídico gratuito durante todo el proceso judicial.

- La elaboración de un Registro Oficial Unico de víctimas de violencia contra las mujeres, porque sólo al tener noción clara y concreta sobre lo que sucede se podrán diseñar políticas públicas profundas, efectivas y de largo aliento.

- Garantizar y profundizar la Educación Sexual Integral en todos los niveles educativos en todo el país. Para ello, es imprescindible capacitar y sensibilizar a los docentes y directivos.

- Protección garantizada de las víctimas de violencia, con monitoreo electrónico de los victimarios “para asegurar que no violen las restricciones de acercamiento que les impone la Justicia”.

El documento de cinco puntos que será leído por los tres únicos invitados, será, al mismo tiempo, el momento de cierre de la concentración y la apertura pública del reclamo al Estado.

La convocatoria es amplia según lo indica el comunicado de la comisión organizadora de Ni una menos. Invita a “quienes quieran ir por su cuenta, con su familia, con amigos y amigas, con compañeras y compañeros”. También propone a “artistas, organizaciones sociales, el movimiento de mujeres, estudiantes, docentes, universidades, a los y las adolescentes, a trabajadores, a militantes de géneros, a figuras públicas, a gremios, a asociaciones civiles y a todos los partidos políticos”. De hecho, al menos cinco candidatos presidenciales adhirieron a la convocatoria: Florencio Randazzo y Daniel Scioli, Margarita Stolbizer, Mauricio Macri y Sergio Massa.

La convocatoria Ni una menos es tan amplia (“que cada quien concurra desde sus propias identidades, con sus propias consignas, con sus banderas o sin ellas, como más les guste”) como delimitada en sus fines (“pero siempre en un clima de respeto y de unidad en la diversidad”).

De las concentraciones que se realizarán en forma simultánea, en todas las provincias fue organizada al menos una cita pública con las mismas consignas. En las provincias de Buenos Aires, Santa Fe, Córdoba, Neuquén o Santa Cruz hay unos cuantos encuentros simultáneos,más de cinco y en muchas lugares se dan cita en pueblos pequeños. En la ciudad de Luján, por ejemplo, alumnos y docentes de la carrera de Educación, de la Universidad Nacional de Luján, coordinaron con docentes de escuelas locales y se reunirán en la Escuela Normal para acudir juntos a la concentración convocada en la plaza Colón. De todos modos, también organizaron la salida de micros para trasladar a quienes quieran a participar en la concentración del Congreso. Ya en la CABA, en Callao y Rivadavia, el gremio de los docentes UTE instalará una carpa en la que repartirá un cuadernillo dirigido a los docentes. Entre otras cuestiones avanza sobre los distintos tipos de violencia, que van más allá de la física, y propone a la escuela como un lugar de prevención.

También fuera del país habrá convocatorias. En Uruguay distintas organizaciones llamaron a concentrar hoy en Montevideo y en Maldonado. A su vez, en Chile, la convocatoria se realizará en la capital, Santiago.

La concentración, está claro, no mide su éxito en el poder de convocatoria sino en el impulso que le da a sus reclamos y en la posibilidad de alcanzarlos.

Compartir: 

Twitter
 

Imagen: Sandra Cartasso
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.