SOCIEDAD

Los encerrados de la línea 60

Ayer fueron recibidos por la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación dos delegados de la línea 60, dos de sus abogados, los delegados telefónicos Carlos Artacho y Mariela Pozzi, la nieta restituida Victoria Moyano y representantes de organismos de derechos humanos, entre ellos Adolfo Pérez Esquivel, Mirta Baravalle, Elia Espen, además de Carlos Propatto y Pedro Troiani, de ex detenidos desaparecidos de la Ford. Denunciaron la “grave situación que están pasando los 22 trabajadores privados de sus más elementales derechos humanos, como el acceso a medicamentos, ropa y comida”. Estos choferes reclaman desde hace 20 días contra el “lockout ofensivo de la patronal y por los 53 compañeros despedidos”. La delegación presentó una carta donde señaló “el grave avasallamiento a derechos elementales” y solicitó “restitución de derechos conculcados a trabajadores de la empresa Monsa línea 60”. Fueron recibidos por la secretaria del titular Martín Fresneda, que se comprometió a darles una respuesta favorable. Por otra parte, los delegados se habrían comunicado con la Secretaría de Seguridad y con el Juzgado Federal de María Servini de Cubría, desde donde les habrían anticipado que pueden recibir alimentos, agua y medicamentos. Los trabajadores quedaron encerrados en la cabecera de Constitución luego de que la jueza ordenara su desalojo, prohibiera la circulación de unidades y dispusiera un cerco policial.

Compartir: 

Twitter
 

 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.