SOCIEDAD

Pedido de justicia en La Plata

Familiares, amigos y compañeros de la estudiante de periodismo Yésica Emilia Uscamaytá Curi realizaron ayer una concentración frente a la quinta San Cayetano, propiedad del ingeniero Carlos Federico Belloso, donde el 1º de enero se hizo la fiesta ilegal durante la cual la joven murió ahogada en la piscina. “Justicia X Emilia Uscamaytá. Basta de corrupción y complicidad”, decía una bandera que fue colocada por los manifestantes en el portón de entrada al predio ubicado en 520, entre 159 y 160, de la localidad de Melchor Romero, cerca de La Plata. Juan, el padre de la joven; sus hermanos Cristian y Edgar, y el abogado de la familia, Adrián Rodríguez, reclamaron la inmediata detención de los cuatro imputados, el ingeniero Belloso, Raúl Ismael García, el empresario Santiago Piedrabuena y Gastón Haramboure. El abogado Rodríguez dijo que, por ahora, el único que está preso es Haramboure, pero por una causa anterior en la que fue condenado a diez años y ocho meses de prisión como coautor de un homicidio. Lo detuvieron porque estaba cumpliendo prisión domiciliaria y la incumplió, ya que estuvo en la fiesta ilegal. Las banderas y pancartas apuntaban a señalar la responsabilidad de la Municipalidad de La Plata por no haber impedido la realización del evento, que había sido prohibido, pero se hizo igual. En el lugar se instaló un santuario, con flores y velas, en memoria de Yésica y para pedir justicia.

Compartir: 

Twitter
 

Imagen: Sandra Cartasso
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared