SOCIEDAD › CANCELARON EL POLEMICO CONCURSO DE LA “MEJOR” COLA EN PUERTO MADRYN

A punto de transformarlo en Bikini Out

El concurso Bikini Open, que se organiza anualmente en Puerto Madryn, fue cancelado luego de ser denunciado por discriminatorio y sexista. Las organizaciones denunciantes sostuvieron que en la Carta Orgánica Municipal se sostiene la igualdad de género.

 Por Mariana Carbajal

El Bikini Open lo organiza una FM local y promueve un premio en dinero para la “mejor” cola.

En Puerto Madryn, organizaciones de mujeres, sindicales y políticas le ganaron este año la pulseada a la novena edición del Bikini Open, el polémico concurso de colas femeninas, que tradicionalmente organiza una FM local: lograron que se suspenda, tras denunciarlo por discriminatorio y sexista. El evento se iba a realizar el lunes último en un predio municipal frente a la playa. La preselección de las participantes se hizo en los días previos en un boliche nocturno, y las elegidas –chicas a partir de 16 años– tenían que subir fotos de su trasero en Facebook para promover el evento. “El Estado no puede auspiciar este tipo de espectáculos públicos que cosifican a las mujeres. Al contrario, tiene que tener una intervención activa en contra de aquellas manifestaciones en las cuales se ejerza violencia simbólica contra la mujer. Queremos que quede claro que festejamos que firmas privadas quieran realizar una fiesta pública en la ciudad, pero no a costa de la cosificación del cuerpo de la mujer ni de perpetuar formas de entender a la mujer como un objeto a consumir”, expresó a Página/12 el concejal Franco Albanesi, del bloque Unidos y Organizados, de Madryn. Ahora reclaman que se cancele el habitual concurso de belleza que acompaña la Fiesta Nacional del Cordero, que se lleva a cabo a mediados de marzo en la misma ciudad.

Uno de los principales argumentos que esgrimieron para pedir que la intendencia, encabezada por el justicialista Ricardo Sastre, no apoye el certamen y finalmente se suspenda, fue la propia Carta Orgánica Municipal, reformada en 2010 y de las más progresistas del país, que establece entre los compromisos asumidos por el gobierno local, promover y defender “la igualdad de género” y “la igualdad de trato” entre varones y mujeres.

Albanesi dejó asentada su posición contra el Bikini Open la semana pasada en Facebook y abrió una fuerte discusión en la ciudad que trascendió las redes sociales. “En los últimos años se ha discutido públicamente el lugar que los concursos de belleza tienen en una sociedad que está combatiendo la violencia de género en todas sus formas. En este contexto, diversos municipios del país han dejado de realizar elecciones de reinas, o “reinitas”, en sus tradicionales festejos como muestra ejemplar de que se debe premiar valores como la solidaridad o el talento y no la belleza según el canon impuesto por el consumo masivo o los medios masivos de comunicación”, escribió el concejal. Dueños de radios dijeron que necesitaban de ese tipo de evento para promover el turismo. Referentes de organizaciones de mujeres locales, que históricamente han repudiado el Bikini Open, recibieron comentarios misóginos y descalificantes. “En la marcha de Ni una menos, el 3 de junio, marchó todo Madryn, pero este tema dividió a la población. No creemos que deban prohibirse estos concursos, pero tenemos que trabajar para concientizar que no podemos seguir cosificando a las mujeres”, señaló a este diario Bettina Parada, secretaria de Género de la CTA-Chubut, quien también promovió la suspensión del 9 Bikini Open.

El organizador del cuestionado certamen, donde se elige “la mejor cola”, es el propietario de FM Total, Marcelo Pérez Medel, quien conduce uno de los programas de la emisora. La ganadora, según anunció, se llevaría un premio en efectivo de 10 mil pesos. Desfilarían por la pasarela del escenario montado frente a la costa de Madryn una docena de jóvenes, exhibiendo sus traseros, con diminutas bikinis, oriundas de Las Grutas, Playa Unión, Puerto Pirámides y Rada Tilli, además de las representantes de Puerto Madryn. Se promocionó que entre las invitadas especiales estarían Laurita Fernández –ganadora de la última edición de Show Match– y la vedette Andrea Rincón. “Estas prácticas que reducen la identidad de las mujeres a sus atributos físicos fomentan una sexualidad masculina basada en la dominación que contribuyen al incremento real de la violencia sexual contra éstas, obstaculizando la igualdad de derechos y oportunidades para mujeres y varones”, advirtió Mirta Iglesias, integrante del Comité de América Latina y el Caribe para la Defensa de los Derechos de la Mujer (Cladem). Junto a otras entidades comprometidas con los derechos de las mujeres, Cladem emitió un pronunciamiento contra el Bikini Open, donde destacaron que “para erradicar las distintas violencias hacia las mujeres, es fundamental un compromiso de toda la sociedad”. Sin embargo, apuntaron, en el municipio de Puerto Madryn, “se continúan realizando estos eventos contrarios a la Ley 26.485, de Protección Integral a las Mujeres, y a todo el movimiento de concientización que el Ni una menos produjo en la sociedad”. Firmaron el comunicado la Cátedra de Sexualidad, Género y DDHH de la Universidad Nacional de la Patagonia San Juan Bosco, sede Puerto Madryn, la Agrupación Unidas y Organizadas para la Victoria, Casa de la Mujer, Cátedra Abierta de Género de le UNPSJB, de Trelew, Secretaría de Género de la CTA Chubut, Magdalenas, y Encuentros de Lectura y Debate sobre Feminismos del Sur. La de este año era la novena edición del Bikini Open. Históricamente se hizo en Madryn pero hace un par de años, a partir de los cuestionamientos que recibió, el organizador decidió mudarlo a otras localidades cercanas. El año pasado lo hizo en Playa Unión, el principal balneario de la ciudad de Rawson, donde contó con el aval de la intendencia local. Las organizaciones de mujeres vienen batallando contra el concurso de colas femeninas desde hace varios años. En 2012 consiguieron que el Inadi y el Observatorio contra la Discriminación en Radio y Televisión se pronunciaran contra la convocatoria por incurrir en violencia mediática y simbólica hacia las mujeres. Pero se siguió haciendo. “Nuestra ciudad tiene mucho talento para festejar, pero también mucha violencia de género por la cual combatir. Ni Una Menos movilizó, como pocas veces antes en Puerto Madryn, a miles de personas, familias enteras, en contra de la violencia de género. Si no entendemos el vínculo entre nuestras construcciones de género y cómo se expresan en nuestra vida cotidiana, cómo miramos a la mujer y al hombre y qué rol le damos a cada uno, difícilmente podamos cambiar la violencia por los valores que queremos sostener como comunidad”, sostuvo el concejal Albanesi.

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.