EL PAíS › INSOLITOS OPERATIVOS NOCTURNOS EN LOS DOMICILIOS DE DOS EX DIRECTIVOS DE TELAM

Allanamientos express por las dudas

El juez Lijo dispuso el miércoles a la noche allanar con la Gendarmería las viviendas de dos ex gerentes de Télam, quienes además fueron amenazados con ser detenidos. El FpV y organismos de derechos humanos repudiaron el hecho.

 Por Nicolás Lantos

Imágenes del operativo nocturno y de la cerradura rota por los efectivos de Gendarmería.

Efectivos de Gendarmería allanaron el miércoles en horas de la noche el domicilio particular de dos ex directivos de Télam y amenazaron con llevarlos detenidos a pesar de no contar con órdenes de arresto. El operativo fue realizado por orden del juez federal Ariel Lijo a pedido de las nuevas autoridades de la agencia estatal de noticias, en el marco de una denuncia por el presunto retiro de material sensible de la sede de Télam antes del recambio del 10 de diciembre. En los urgentes allanamientos se secuestraron materiales tales como dos agendas vacías con el logo de la agencia y siete hojas de borradores con anotaciones particulares además de merchandising, material de La Cámpora (organización en la que militan los acusados) y pertenencias particulares que se llevaron de sus oficinas al dejar sus trabajos. Desde ese espacio político manifestaron ayer su repudio por lo sucedido, que enmarcan en una campaña de persecución política por parte del gobierno nacional. Organizaciones de derechos humanos también se mostraron alerta por el caso (ver recuadro).

Sólo por casos de “extrema gravedad” o por “peligros de orden público” pueden realizarse allanamientos judiciales nocturnos, establece el Código Procesal Penal en su artículo 225. Eso no evitó que Gendarmería ingresara ayer pasadas las 22 en los hogares del ex gerente general de Télam Juan Dasso Freysz y la ex gerenta del área de Legales Maria Inés Lopisi. En el caso de Dasso Freysz permanecieron allí más de seis horas buscando evidencia. En el de Lopisi, que no se encontraba al momento del operativo, los efectivos ingresaron por la fuerza rompiendo la puerta de entrada. A los dos intentaron llevarlos detenidos por averiguación de antecedentes a pesar de no contar con órdenes judiciales en ese sentido.

Dasso Freysz y Lopisi aparecen cargando cajas en unos videos tomados por cámaras de seguridad de la agencia y difundidos por sitios de Internet desde el martes pasado. Las actuales autoridades los acusan de haber sustraído material sensible, algo que hasta ahora no pudo ser comprobado. Los acusados aseguran que sólo se llevaron las pertenencias personales que habían acumulado en sus oficinas durante su paso por la agencia. Un tercer ex directivo, Pablo Taricco, que también aparece en los videos y figura en la causa, no fue allanado el miércoles, aunque la Gendarmería sí ingresó por la fuerza en una casa donde él vivía hasta hace dos años y cuyos ocupantes ya iniciaron una demanda contra el Estado por reparaciones de los daños causados.

El hecho causó una fuerte repercusión. Ayer La Cámpora difundió un comunicado en el que repudian el “brutal acto de intimidación cometido por el gobierno de Mauricio Macri con la complicidad de un sector del Partido Judicial” y aseguran que la intención fue “intimidar” a Dasso Freysz, Taricco y Lopisi, “con el objetivo de que renuncien a sus puestos de trabajo sin reclamar lo que le corresponde de acuerdo a la ley”. Además, agrega: “En esa propia ley se amparó el actual presidente de la agencia Télam y denunciante de nuestros compañeros, Ricardo Pousá, cuando en 2002 no renunció a su cargo de director pese al cambio de gobierno, comenzó un juicio a la empresa al ser despedido y cobró una suma cercana al millón de pesos”, luego del abrupto final del gobierno de la Alianza.

“La falta absoluta de pruebas sobre un delito que jamás se cometió, sumada a la extraña celeridad del Partido Judicial para iniciar una medida de semejante gravedad y a la extorsión de las fuerzas de seguridad asignadas al operativo, que amenazaron permanentemente a nuestros compañeros con llevárselos detenidos, no dejan margen a la duda respecto al carácter persecutorio de lo sucedido durante la jornada del miércoles por la noche”, agrega el texto de la organización.

Sus principales referentes también se manifestaron al respecto. Para el diputado Eduardo “Wado” de Pedro, los allanamientos son una estrategia del gobierno nacional para “no discutir lo que la gente ya empezó a sentir que es que ese cambio que votó y en el que había confiado de bajar la inflación, unir a los argentinos y llegar a la pobreza cero”. Su compañero Andrés Larroque dijo que el gobierno está “trasponiendo todos los límites” y que quien “está atrás de esta medida es Hernán Lombardi”, el titular del Sistema Federal de Medios y Contenidos Públicos.

El bloque de diputados del Frente para la Victoria de la Ciudad de Buenos Aires emitió un comunicado expresando su repudio. “La falta absoluta de pruebas sobre un supuesto delito, más la celeridad y la oportunidad de la medida demuestran el carácter persecutorio e lo sucedido durante la jornada del miércoles por la noche. Consideramos que este allanamiento es un acto de intimidación. Su objetivo particular es intimidar a los trabajadores”, afirmaron.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.