SOCIEDAD › EN SU PASO POR FLORIDA PROVOCO UNA MUERTE Y 600 MIL HOGARES SIN LUZ

A EE.UU. entró con fuerza y se fue degradando

El paso de Matthew por Estados Unidos dejó una muerte en Florida, 600 mil hogares sin electricidad y más de 3 millones de evacuados. Aunque su potencia bajó a 3 en la escala Saffir-Simpson –hasta ahora se había mantenido en 4, a sólo un punto del nivel máximo– el presidente Barack Obama calificó como “realmente peligroso” al huracán que seguirá su avance hoy por los estados de Georgia y Carolina del Sur.

Las ráfagas violentas y la densidad creciente de las lluvias anunciaron en la madrugada del viernes la llegada a la península de Florida del huracán más poderoso de los últimos diez años en la zona del Caribe. Más de tres millones de personas fueron evacuadas en total en la costa litoral atlántica de Estados Unidos, bajo el decretado “estado de emergencia” en Florida, Georgia, Carolina del Norte y del Sur. El éxodo hacia zonas más seguras abarrotó rutas y autopistas, se cancelaron todos los vuelos hacia los aeropuertos de la región, cerraron escuelas, shoppings y hasta los parques de diversiones de Disney World. Obama anticipó la posibilidad de una catástrofe al activar un plan de ayuda federal de emergencia para estos estados, que permite desbloquear recursos con más rapidez.

Después de su ingreso al continente, el impacto de Matthew no tardó en sentirse. En el condado de St. Lucie, ubicado en el centro de la península, las condiciones climáticas extremas provocaron durante la mañana de ayer la muerte de una mujer que sufrió una emergencia cardiaca y no pudo ser atendida a tiempo por los servicios de emergencia. “No pudimos responder con garantías de seguridad y por desgracia murió”, aseguró el portavoz de los bomberos de ese condado, luego de hacer referencia a los fuertes vientos y lluvias que impidieron movilizar sus vehículos. Las ráfagas intensas, además, arrancaron árboles, ramas y carteles que provocaron que 600 mil hogares se quedaran sin electricidad

Si bien desde del Centro de Nacional de Huracanes (NHC) de Estados Unidos calcularon que la velocidad de los vientos había descendido en la noche del jueves, no dejaron de catalogar a Matthew como “extremadamente peligroso”. El propio Obama hizo hincapié en esto, cuando alertó ayer a los habitantes de la zona Jacksonville, al norte de Florida, y del estado de Georgia, al decir que “la mayor preocupación no es solamente la fuerza de los vientos del huracán, sino el crecimiento de las aguas costeras”.

Los desbordes, tanto en la costa marítima como en las riberas fluviales, fueron uno de los problemas más críticos que tuvieron que enfrentar las ciudades costeras de Florida.

Compartir: 

Twitter
 

Matthew provocó condiciones climáticas extremas en Florida.
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.