SOCIEDAD › CON 3 BAJO CERO DE TERMICA, EL FRIO GOLPEO DURO A LOS PORTEÑOS

Y esto no es más que el comienzo

Las bajas temperaturas seguirán hasta el jueves. En julio habrá otra etapa muy fría y prolongada. La nieve en el sur.

Esa temperatura rara para lo avanzado del otoño a la que ya se habían acostumbrado los porteños se terminó ayer con el avance súbito del invierno. Con 3 grados bajo cero de sensación térmica fue el día más frío del año. Los dos grados de las 8.30 de la mañana –la mínima había sido a la cuatro– hicieron que los vendedores ambulantes tuvieran un mínimo resarcimiento en medio de tanta recesión. No hay moda que se imponga durante este otoño-invierno más que la provisión de cuellos polares y guantes, ayer saliendo como pan caliente de los mostradores callejeros con colores mundialistas incluidos. La helada que escarchó hasta las veredas más coquetas se repetirá según los pronósticos: hasta el jueves las temperaturas estarán entre los 2 y los 11 grados. “Por ahora habrá una etapa de variabilidad, hasta que en julio se dé un núcleo muy frío, más frío que otros años”, adelantó a Página/12 Hugo Hordij, jefe del Departamento de Análisis Climático del Servicio Meteorológico Nacional.
El frío en este caso vino desde la Patagonia hacia la zona central y norte del país. “Es la primera del año y originó temperaturas de entre cero y siete grados”, señaló Marta Fernández, pronosticadora del turno del Servicio Meteorológico. El ingreso de la masa de aire polar fue consecuencia del pasaje de un frente frío, por la presencia de un centro de alta presión ubicado en el océano Pacífico, al sudoeste de Tierra del Fuego. “Este año lo que tenemos es aguas muy frías rodeando el sur del continente, Tierra del Fuego, la Patagonia y el sur de Chile –señaló Hordij–. Eso poco a poco fue trasladándose hacia el continente, desde el sur hacia el norte. Gradualmente tenemos masas de aire cada vez más frío.”
Con el vapor a flor de boca los porteños ayer se enfrentaron a una especie de frío inaugural del invierno que se viene. La semana casi entera mantendrá los niveles de temperatura que se dieron ayer. Hoy y hasta el viernes se soportarán mínimas de entre uno y dos grados y máximas que no superarán los entre 10 y 11. Claro que más frío aún se vivirá en las ciudades patagónicas y en algunos pueblos cordobeses como Laboulage, donde el termómetro bajó a 5,4 grados bajo cero, o en la puntana Villa Reynols, donde la marca fue de 6,6 grados bajo cero. Ni siquiera Calafate fue más fría, con 6,4 grados bajo cero, o Gobernador Gregores, con 5,4 debajo de esa marca que indica el paso a un frío de esos que cuartean la piel.
La ciudad más helada del país fue Bariloche, donde el mercurio descendió hasta marcar los 6,6 grados que significaron diez bajo cero de sensación térmica. Así el frío coronó una semana de nevadas en casi todos los centros de esquí de la cordillera: desde Catedral hasta Chapelco, pasando por Cerro Bayo en Villa La Angostura.
Lo frío de la jornada de ayer se explica, para el jefe del Departamento de Análisis Climático, en esas regiones de aguas frías que rodean el extremo sur del continente, que “son como anomalías que se presentan en el océano”. Así, esta anomalía que se conoce como la corriente circunspolar antártica contrasta con la masa de aguas cálidas que provienen del Ecuador. “Eso hizo que las perturbaciones atmosféricas de este año fueran más intensas. Por este motivo se explican las lluvias demasiado intensas en Chile y ahora esta diferencia súbita de temperatura que se registra casi en todo el país”, explicó el especialista del Servicio Meteorológico. Según este análisis climático los porteños vivirán el mayor frío en el núcleo del invierno –en pleno julio– y “como en la zona subtropical se forma una corriente de aguas más calientes que lo normal luego de esa intensidad helada podría haber un final anticipado del invierno, algo más húmedo que lo normal por este contraste poco habitual. Lo extraño es que con estas anomalías habrá algunas diferencias entre las regiones del país: el invierno presentará contrariamente temperaturas superiores a las normales en el centro y norte y en Cuyo”. Para la costa bonaerense se prevén temporales de viento como el que ayer ya se hizo notar con tragedias incluidas (ver aparte), lluvias que superarán las medidas normales en la zona del Litoral y más nevadas intensas en la cordillera central y en la meseta patagónica.

Compartir: 

Twitter
 

En medio de la crisis, ayer hicieron su agosto los vendedores de gorros y bufandas.
Serán los beneficiados de estos días, ya que el frío intenso sigue varios días más.
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.