SOCIEDAD

La hipótesis del loco suma puntos en el caso del ataque en Belgrano

Habría coincidencia en las balas de al menos dos hechos ocurridos en ese barrio.

 Por Raúl Kollmann

Desde el lunes a la tarde, el Departamento de Balística de la Policía Federal trata de establecer si los proyectiles disparados en cuatro episodios ocurridos en la zona de Belgrano salieron de la misma pistola. Si se encuentran coincidencias, se afirmaría mucho más la teoría del psicópata que no actuó una sino varias veces. Algunos trascendidos indican que efectivamente se habrían encontrado coincidencias en al menos dos de los hechos, pero la cuestión se mantiene en absoluta reserva. Los mismos investigadores que durante el fin de semana le asignaban un 80 por ciento de posibilidades a la hipótesis del psicópata y un 20 por ciento a que el sujeto le disparó a Diego Claros, el herido que estaba más cerca, ayer habían cambiado los porcentajes y consideraban que la hipótesis del psicópata trepó al 95 por ciento de las posibilidades.

Tal como adelantó en exclusiva Página/12, son cuatro los episodios semejantes ocurridos en 30 cuadras a la redonda:

- El más grave sucedió el jueves pasado en Cabildo y José Hernández, con una víctima mortal y seis heridos. Se usó una pistola calibre 380.

- En junio de 2005, en Olazábal y Moldes, un sujeto le disparó diez tiros a un colectivo de la línea 67. No hubo heridos. No está claro todavía si el calibre fue 380 o 9 milímetros: la diferencia es mínima.

- El 2 de marzo se dispararon diez tiros contra una confitería de Crámer y Juramento. Dos de los balazos impactaron en una joven que resultó herida. El calibro utilizado fue 380.

- El 16 de junio fueron disparados nueve tiros contra una formación del ferrocarril Mitre, en las proximidades de la estación Belgrano R. Los proyectiles impactaron en tres vagones. Se usó un calibre 380.

Las pericias que empezó a hacer balística resultan fundamentales, porque si hay coincidencias entre dos de los hechos se descartaría la hipótesis de que el francotirador disparó contra uno de los heridos. Como también adelantó este diario, Claros tiene un antecedente de tenencia de arma de guerra, algo que lo emparienta con el agresor, ya que todos los criminalistas coinciden en que tiene una marcada afición por las armas, cierto entrenamiento en tiro y un perfil más bien militarista, skinhead o de fuerza de seguridad, algo que quedó evidenciado por su actuación del jueves, el pelo rapado, la campera negra y la bandera argentina cocida en esa campera. El antecedente que tiene Claros no es leve sino muy grave y resulta llamativo que sea el herido ubicado más cerca del agresor.

De todas maneras, las posibilidades de esa hipótesis fueron disminuyendo en el día de ayer. Todo se mantiene en absoluta reserva y las miradas están puestas en el trabajo de balística. No se trata de un peritaje sencillo, ya que se comparan proyectiles aplastados que dieron en el cuerpo de las víctimas o en marquesinas de la avenida Cabildo, con proyectiles también aplastados contra un tren, un colectivo y una confitería. Encontrar estrías coincidentes constituye una paciente labor de microscopio y sólo eso puede confirmar que se haya usado la misma arma. Según los rumores, en Balística afirman que se perciben algunas coincidencias al menos en dos casos, pero eso no está todavía refrendado en un informe. Es más, la policía científica todavía no tiene los proyectiles de los cuatro incidentes, porque al menos en un caso el juzgado que intervino no los entregó. Si un informe escrito ratifica que hay coincidencias, habrá pocas dudas sobre la actuación de un psicópata. Y tampoco quedarán dudas de otro elemento: vive en Belgrano.

Compartir: 

Twitter
 

 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.