SOCIEDAD › PRESA EN BELGICA. TIENE 11 AÑOS Y LA QUIEREN DEPORTAR

Reclamo mundial por Angie

Angélica es ecuatoriana. Tiene 11 años y desde hace 4 vive en Bélgica con sus padres. Fue detenida con su madre y hoy las deportarán. El presidente de Ecuador y su mujer belga las visitaron.

Además de ecuatoriana y tener 11 años, Angélica Loja Cajamarca convoca las miradas de todo el mundo porque está detenida en un centro de inmigrantes indocumentados en Bélgica y hoy, según lo anunciaron las autoridades belgas, será deportada junto a su madre a Ecuador. La niña vive con sus padres en Bélgica desde hace cuatro años, país al que ingresaron en forma ilegal. Angélica y su madre fueron detenidas cuando esperaban el colectivo hace un mes. El caso provocó una fuerte protesta pero, además, concitó el interés del presidente ecuatoriano, Rafael Correa, cuya esposa, Anne Malherbe, es belga. Ayer, el mandatario y su mujer fueron al centro de detención. Al salir, Malherbe se mostró horrorizada por la presencia de más chicos allí dentro. “Siento vergüenza de ser belga”, dijo.

Unas doscientas personas, entre pobladores e integrantes de organizaciones de defensa de los inmigrantes, miraban ayer bajo la lluvia las ventanas con barrotes cuando la carita de Angélica se asomó por una de ellas; “No voy a montarme en el avión, papá, te lo prometo”, gritó la nena hacia la manifestación congregada a las puertas del Centro de Repatriación 127 bis, ubicado al lado del aeropuerto Zavantem de Bruselas.

“Te quiero, Angélica. Estamos contigo, mucha fuerza”, la animó, megáfono en mano, su padre, Javier Loja, que se arriesgó a concurrir a la concentración. Angélica y su mamá, Ana Elizabeth Cajamarca, fueron detenidas porque un ciudadano alertó sobre la presencia en la calle de “dos gitanas sospechosas de ser ladronas” por el color de su piel.

La primera dama de Ecuador, Anne Malherbe, de origen belga, manifestó ayer que siente “una vergüenza terrible de ser belga, no puedo creer que se encierre a niños en mi país”, luego de visitar a Angélica y su madre, junto al presidente ecuatoriano, Rafael Correa. En el mismo sentido, remarcó que en el 127 bis “hay más niños, más chiquitos que Angélica”, algo que ella y su marido “no creíamos que fuera posible en Bélgica, y nos quedamos bien sorprendidos de ver que esas cosas pasan”.

Malherbe subrayó que Angélica “es una niña que creció aquí, que va a la escuela acá y habla el francés más que el español”, y sostuvo que la vio “traumatizada y con miedo”.

En cuanto a la situación de la niña, queda una alternativa para que no sea deportada: que el ministro del Interior belga, Patrick Dewael, ordene lo contrario, algo que no parece probable. Si no lo hace, ambas serán trasladadas hoy al aeropuerto para tomar un avión de la línea holandesa KLM, que sale a las 13.50 –hora de Argentina– con destino a Quito.

El mensaje que Angélica le gritó a su padre no fue sólo producto de una falsa expectativa, ya que las autoridades belgas no pueden obligar por la fuerza a que ella y su madre se suban al avión. Por eso, la Unión de Defensa de los Sin Papeles (UDEP) y la Coordinadora contra las Expulsiones y por la Regularización anunciaron su presencia hoy en el aeropuerto, con el fin de pedir ayuda de los pasajeros para impedir el despegue de la aeronave que debe llevar a la niña y su madre a Ecuador.

Compartir: 

Twitter
 

Javier Loja, padre de Angélica, manifestando frente al centro de detención en Bélgica.
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.