SOCIEDAD

PAPA

Para el papa Benedicto XVI, “el comunismo destruyó el mundo tanto como el nazismo”. También dijo que en la actualidad “se habla demasiado poco del pecado” y “el que no trabaja para el paraíso no trabaja por el bien de los hombres en la Tierra”. Así lo sentenció en una carta conocida ayer. “Quien no conoce el juicio final, no conoce la posibilidad del fracaso y la necesidad de la redención. Quien no trabaja para el paraíso no trabaja ni siquiera por el bien de los hombres en la Tierra”, escribió el Papa. De la misma forma, revalidó su creencia en la existencia del “infierno” y “el juicio final” –pese a que su antecesor, Juan Pablo II, había asegurado que se trataba de figuras simbólicas– y criticó que no sean temas cotidianos de charla. Ya en la encíclica Spe Salvi, Ratzinger reafirmaba también la existencia del Purgatorio, donde los pecadores podrán limpiarse antes de ascender a los Cielos. Allí encontrarán la Vida Eterna, cuyo fundamento y argumento esencial son la justicia y la fe en la vida eterna, sostuvo el Sumo Pontífice. Benedicto XVI concluyó: “Es imposible que la injusticia de la historia sea la última palabra” en la vida de las personas.

Compartir: 

Twitter
 

 

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.